X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/6C3

OTAN investigará los bombardeos de la Coalición en Libia

Publicado: 1 abr 2011 03:38 GMT

Unas horas después de asumir oficialmente el control de las operaciones, la OTAN enfrentó una denuncia de que al menos 40 civiles han muerto tras bombardeos de la coalición en Libia. El representante del Vaticano en Jamahiriya, Giovanni Innocenzo Martinelli, afirmó que decenas de personas han per

Síguenos en Facebook

Unas horas después de asumir oficialmente el control de las operaciones, la OTAN enfrentó una denuncia de que al menos 40 civiles han muerto tras bombardeos de la coalición en Libia. El representante del Vaticano en Jamahiriya, Giovanni Innocenzo Martinelli, afirmó que decenas de personas han perdido la vida tras el colapso de un edificio a causa de los bombardeos. "Los llamados bombardeos humanitarios han dejado docenas de muertos", dijo Martinelli.  

La respuesta de la OTAN no se hizo esperar. La denuncia fue calificada como “información de prensa”, que será “investigada”, según prometió durante una rueda de prensa el general canadiense responsable de las operaciones, Charles Bouchard. El militar aseguró que la alianza respeta las reglas internacionales dentro del marco legal determinado por la resolución de la ONU, y reiteró que lo único que buscan es “proteger a los civiles”.

El secretario general de la ONU, Anders Fogh Rasmussen, se hizo eco de sus palabras, descartando la posibilidad de abastecer de armamento a la insurgencia libia que busca derrocar a Gaddafi. Dejó claro que la Alianza Atlántica se toma la responsabilidad de todas las operaciones con un único objetivo de defender a la población civil y garantizar el cumplimiento de la zona de exclusión aérea. “Estamos ahí para proteger al pueblo libio, no para armar a la gente”, afirmó.

La discusión sobre la posibilidad de ayuda armamentística al Consejo Nacional Libio, que aglutina al grueso de la oposición al régimen de Muammar Gaddafi, fue iniciada por el presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro británico David Cameron. Ambos mandatarios consideraron que la medida no requería la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU.

El Congreso estadounidense no dio la bienvenida a la iniciativa de proporcionar armas a los rebeldes. El legislador Mike Rogers, un republicano de Michigan que lidera el Comité de inteligencia, se opuso a la medida: “Tenemos que entender más acerca de la oposición antes de que apoye pasarle armas y armas avanzadas para ellos”. Previamente, la prensa estadounidense citó los últimos informes de los servicios de inteligencia, según los cuales, a las filas revolucionarias podrían haberse integrado extremistas del grupo chií libanés Hezbolá o de Al Qaeda.

Musa Kusa será interrogado en el Reino Unido

Mientras tanto, la inesperada llegada a Londres del ministro libio de relaciones exteriores, Musa Kusa, y su dimisión voluntaria, han sido calificadas por los miembros de la coalición como éxitos de la operación internacional. El miércoles por la noche el canciller británico William Hague aprovechó la oportunidad para llamar a los hombres que conforman el círculo de confianza de Gaddafi a seguir el ejemplo de Kusa y abandonar al coronel. El régimen libio, por su parte, sostuvo que la renuncia de Kusa se debió a razones personales y problemas de salud.

Musa Kusa, a su vez, ya está enfrentando una primera consecuencia judicial. Apenas pisó el suelo londinense, la policía escocesa anunció que desea interrogarle por el atentado de Lockerbie en 1988 que se cobró la vida de 270 personas. En aquel momento Kusa formaba parte del Servicio de Inteligencia libio y algunos expertos lo han vinculado con la tragedia. El Gobierno de Cameron manifestó su total disposición a ayudar a la investigación y esclarecer las circunstancias de la masacre.

En diciembre de 1988 un avión de la compañía Pan-Am estalló en pleno vuelo cuando sobrevolaba la localidad escocesa de Lockerbie. Murieron 270 personas y durante más de una década la autoría del atentado fue una incógnita. Finalmente en 2001, la Justicia de Escocia sentenció al agente libio Abdul Baset Ali al Megrahi que, sin embargo, fue liberado en 2009 “por motivos humanitarios” con el pretexto de que se estaba muriendo de cáncer de próstata. Kusa, por entonces, participó en las conversaciones que permitieron su excarcelación.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias