Actualidad

EE.UU. 'ataca' la costosa modernización de su arsenal nuclear pese a la crisis

Publicado:
EE.UU. gastará cientos de miles de millones de dólares durante la próxima década para modernizar su arsenal nuclear más obsoleto precisamente cuando el país se ve sumergido en una grave crisis económica.
Tras casi dos décadas eludiendo una modernización, tan costosa como políticamente impopular, de las armas nucleares 'The Washington Post' informa que los planes para reformar a gran escala el arsenal del país ya están en marcha.

EE.UU. no escatima recursos

El costo de la modernización del complejo de armas nucleares de EE.UU., que incluye un inventario de unas 5.113 ojivas nucleares y sus sistemas vectores estratégicos e instalaciones de producción, se estima en 352.000 millones de dólares. Sin embargo, esa cifra podría aumentar, sobre todo si esta tarea, de vital importancia para Washington e impopular entre los ciudadanos, se pospone por más tiempo.

En un periodo de guerra asimétrica, donde el Pentágono se enfrenta a recortes masivos para su fuerza convencional, el gasto de cientos de miles de millones de dólares para renovar el arsenal nuclear del país parece inoportuno, ya que EE.UU. sigue inmerso en la peor crisis económica desde la Gran Depresión.

La situación se ve agravada por el hecho de que el Congreso se enfrenta a enormes recortes automáticos de 1,2 billones de dólares en el presupuesto federal en los próximos diez años bajo la polémica Ley de Control de Presupuesto 2011 (BCA).

Modernización en tiempos de crisis

Mientras tanto, para el año fiscal 2013 el gobierno de Obama ya ha solicitado cerca de 7.600 millones  de dólares -lo que supone un 5% de aumento respecto al año pasado- para actividades armamentísticas en el Departamento Nacional para la Seguridad Nuclear de EE.UU. (NNSA), que supervisa el arsenal nuclear del país y sus complejos de producción, informó la Asociación de Control de Armas. En su día los exorbitantes costos proyectados para la modernización fueron achacados a la mala gestión y la mala planificación de la NNSA.

Los miles de millones solicitados por Obama para la NNSA son sólo la punta del iceberg de la modernización nuclear, mientras decenas de miles de millones serán necesarios para renovar las bombas nucleares y misiles, además de las nuevas tecnologías en desarrollo que sustituirán a los sistemas de entrega y mejora de las instalaciones.

Por ejemplo, la actualización de sólo uno de los siete tipos de armas en el arsenal, la bomba nuclear B61, probablemente cueste unos 10.000 millones de dólares en el transcurso de cinco años, según las estimaciones del Pentágono. Otros 5.000 millones se necesitarán para la bomba W78, mientras que 4.000 millones para la W76.

El nivel de déficit de EE.UU. acumulado hasta agosto en 2012 alcanzó los 1,16 billones de dólares, debido a unos gastos que el mes pasado fueron de 369.000 millones de dólares, frente a unos ingresos estatales de 179.000 millones.