X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4OD

Greenpeace: Rusia está al borde de una catástrofe ecológica

Publicado: 19 oct 2010 20:10 GMT

Greenpeace Rusia hizo pública la información de que el país está al borde de una catástrofe ecológica semejante a la de Hungría. El jefe de la organización , Iván Blókov, aclaró los detalles a la página web RT (leer la primera parte: “Greenpeace: Tenemos varias 'minas de acción retardada'”):

Greenpeace: Rusia está al borde de una catástrofe ecológica
Greenpeace: Rusia está al borde de una catástrofe ecológicaGreenpeace Rusia
Síguenos en Facebook

Greenpeace Rusia hizo pública la información de que el país está al borde de una catástrofe ecológica semejante a la de Hungría. El jefe de la organización , Iván Blókov, aclaró los detalles a la página web RT (leer la primera parte: “Greenpeace: Tenemos varias 'minas de acción retardada'”):

RT: ¿Qué medidas ofrece actualmente Greenpeace Rusia para cambiar esa situación? ¿Están promoviendo alguna iniciativa legislativa?

IB: Es que el problema no es nuevo. Lo hemos planteado ya en 1998, pero desde entonces desgraciadamente no se produjeron cambios, sino, al revés: por la falta de atención hacia la situación, la cosa se agravó aún más. Me refiero, en primer lugar, al 10% de las obras hidráulicas que resultaron ser bienes mostrencos.

RT: ¿Pero cómo es posible que instalaciones de este tipo, como las balsas, por ejemplo, no tengan un propietario?

IB: Pues es muy simple. Tras el colapso de la URSS en 1991, cuando en el país empezó el proceso de privatización 'global' y la mayor parte de las industrias pasó del Estado a manos privadas, los empresarios buscaban todas las posibilidades para aliviar 'la carga adicional'. Así privatizaron las fábricas, pero no sus escoriales.

Con lo cual, hoy en día tenemos una situación bastante peculiar: no hay nadie que tenga la responsabilidad por estas 'minas de acción retrasada' que envejecen cada día más. Muy a menudo están a cuenta de los municipios regionales, pero aquellos no tienen recursos ni monetarios, ni tecnológicos, ni de personal, ni de experiencia para modificarlos o liquidarlos. Desgraciadamente, en caso de accidente, aunque formalmente la responsabilidad sea suya, tampoco serían capaces de combatir las consecuencias.

"La catástrofe ecológica en Rusia es inevitable"

Y el Gobierno pretende que el problema simplemente no existe. En los documentos de 1998 se mencionan unos 60 escoriales en un estado 'preocupante'. Pero en todos los años transcurridos no hicieron nada con ellos. Sólo dejaron de inspeccionarlos. En los documentos posteriores desapareció cualquier referencia a ellos. Cuando hicimos una petición oficial a las autoridades para ver el registro renovado, recibimos como respuesta que ya nadie se dedica a recoger estos datos.

Así que podemos constatar que una catástrofe ecológica en Rusia es inevitable. Es cuestión de tiempo. Si ocurre un poco más tarde o un poco más temprano, esto es cuestión de probabilidad.

Y la probabilidad es algo demasiado impredecible. Por ejemplo, la probabilidad de la explosión en la central de Chernóbyl en 1986 era '0' y la probabilidad de 'simplemente' un accidente serio era del 1/10-6 anual por reactor. Pero ese 1 millón de años que deberían haber pasado llegaron, desgraciadamente, a unos 10 años de haber lanzado el reactor.

En estos días vemos cómo crece la probabilidad de eventos extremos tanto en el país como en el mundo. 

RT: Pero el factor humano también contribuye a ese crecimiento, ¿no? Por ejemplo, el vertido del petróleo en el Golfo de México...

IB: En cuanto al Golfo de México, se sabe perfectamente que ni siquiera en teoría existen métodos 100% seguros para extraer petróleo por sondeo en plataformas continentales. BP estaba seguro de que todo era ideal. Y aquí vemos el resultado.

RT: ¿Qué cree usted: se puede decir que BP logró vencer las consecuencias?

IB: Quisiera mucho creerlo, pero todavía hay un problema muy grave: el de los pantanos. Una vez penetrado el petroleo allí, es muy complicado limpiarlo: el tipo de suelo no lo permite.  

Si recordamos, por ejemplo, el accidente de Exxon Valdez, uno de los más graves del siglo XX, el único 'plus' de lo sucedido fue que allí la costa era semi rocosa, es decir, que se trataba de unos dos metros de tierra y luego empezaba el ascenso. Por eso el petróleo no pudo cubrir tanta área de superficie firme.

"Es casi imposible remover el petróleo cuando cubre los pantanos"

Pero en los pantanos, el petróleo puede 'enterrarse' en territorios muy grandes, y es muy difícil limpiarlo allí. Cuando se trata de la mezcla de arena y grava, se puede sacar un trozo del suelo y luego quitar el crudo con vapor u otras tecnologías. Mas en un pantano es imposible hacerlo. Hay métodos biológicos, desde luego, pero tardan años en limpiar, y la cuestión es cuántas especies e individuos fallecerán allí durante este período.

Un ejemplo muy evidente lo tenemos aquí, en Rusia. En 1994 en la ciudad de Usinsk, República rusa de Komi,  un oleoducto virtió unas 100.000 toneladas de petróleo crudo, cubriendo centenares de hectáreas.

Usinsk es un territorio de pantanos: la zona tuvo el estatus de 'desastre ecológico' durante los siguientes 10 años, hasta 2004. Hoy en día, un 4% de los peces siguen oliendo a petróleo. Hemos estado allí por última vez en 2008: cuando das un paso, en tus huellas aparece el petróleo.

Las tecnologías modernas no permitieron limpiar el crudo de los pantanos en todos estos años.

"El Ártico: territorio en riesgo"

En un futuro muy próximo vamos a tener ese tipo de problemas en el Ártico. Si empiezan allí las labores de extracción, nuestros pronósticos serán mucho más que pesimistas. Vuelvo a repetir que no existen métodos que garanticen un 100% de seguridad en los sondeos marítimos y que puedan advertir las amenazas de fuga de crudo. Y menos bajo condiciones de hielo, que son extremadamente complicadas.

Allí todo va a ser mucho más grave y mucho más difícil que en el Golfo de México. Para que se restauren los bosques del Sur se necesitan entre unos 50 y 70 años. Mientras que los bosques boreales naturales del Norte, no todavía la tundra ártica, tardan no menos de entre 600 y 800 años en 'rehabilitarse'.

RT: ¿En una situación tan complicada, cuando el país cuenta con tantas 'minas de acción retrasada', qué es lo que ustedes ofrecen?

IB: En el caso de Rusia, en primer lugar que intervenga el Estado. Hace falta volver a inspeccionar todas las instalaciones y tenerlas controladas todo el rato a nivel nacional. Las organizaciones públicas por su propia cuenta no serán capaces de realizar ningún remedio eficaz, es físicamente imposible.

Las obras potencialmente más peligrosas  -con las mayores cantidades de resíduos tóxicos- no son más que 2.000 o 3.000 en todo el país, así que es posible que en examinarlas participen también expertos independientes. Todo eso no requiere muchas inversiones.

Una vez realizadas las inspecciones, hará falta tomar la decisión acerca de cada instalación por separado.

"En Rusia la tasa de crecimiento de 'producción' de residuos supera la del PIB"

Una variante ideal sería no permitir nuevas tecnologías que causen más residuos. Esto es posible casi en todos los sectores de la industria. Otra medida más que necesaria es liquidar los escoriales ya existentes. Y eso también es posible.

En la situación ecónomica que tenemos en el momento, no está tan clara la realidad de las actividades industriales. Pero antes de la crisis de 2008 el volumen de residuos tóxicos en el país crecía cada año y su crecimiento superaba las tasas del crecimiento del PIB.

RT: ¿Por el momento se toman algunas medidas reales?

Puedo decir que algo sí, se hace. Algunas plantas intentan utilizar los antiguos escoriales, pero siempre bajo su propia iniciativa.

Hay fábricas que asumieron la responsabilidad por los escoriales que, en su época, hace unos hace 20-25 años, habían rechazado privatizar y tratan de liquidarlos. Pero, desgraciadamente, no se puede decir que sean la mayoría. Hay varias regiones, cuyas autoridades sí prestan atención a los problemas ecológicos. Pero a escala nacional no, nada. Mientras, el problema puede resolverse sólo a nivel del sistema, de la legislación y el Estado. 

Por el momento en Rusia no hay situación de catástrofe ecológica. Por ahora la situación medioambiental es simplemente mala. Pero sí, un desastre puede suceder en cualquier momento.

"El mayor problema es la catástrofe ecológica en las cabezas".

Una catástrofe real y de plena escala, además, está en las cabezas -tanto de la población como de las autoridades.

Para mí, un ejemplo muy claro de la postura de las autoridades hacia la situación ecológica en el país es el programa que desarrollamos ahora. Se llama 'La oficina verde'. Lo que hacemos es ofrecer a las empresas emprender unos pasos muy simples -que además son económicamente beneficiosos-, para 'ecologizar' un poco las oficinas: imprimir las dos caras de las hojas, separar basura y algo más, igual de simple. Todas estas medidas en Europa son cosas muy naturales desde hace mucho tiempo ya.

Ni uno sólo de estos pasos desemboca en pérdidas financieras. La mayoría de ellos son incluso beneficiosos. Lo único que hace falta hacer es un esfuerzo mínimo. Hay muchísimas empresas que empezaron a aplicar estas políticas: algunas más, algunas menos, pero casi todas. Hoy en día esta tendencia es una 'moda', casi.

Y hemos mandando la oferta de aplicar el programa al Ministerio de Recursos Naturales y de Ecología de Rusia. Resultó ser la única de nuestras cartas a la que no dieron una respuesta oficial por escrito, sino oralmente. Dijeron que sus empleados no aceptarán perder el tiempo en separar la basura.

Marina Mash, RT

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias