X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3fK

Impresiones literarias desde el Ferrocarril Transiberiano

Publicado: 5 jun 2010 15:30 GMT

Rusia sin adornos, fabulaciones, ni mitos. Así puede presentarse el país en las obras de los escritores franceses tras su viaje por el ferrocarril más largo del mundo, el transiberiano. Su tren de dos vagones acaba de superar la mitad de la ruta, tras haber recorrido 3.700 kilómetros de su viaje

Impresiones literarias desde el Ferrocarril Transiberiano
Impresiones literarias desde el Ferrocarril TransiberianoRT
Síguenos en Facebook

Rusia sin adornos, fabulaciones, ni mitos. Así puede presentarse el país en las obras de los escritores franceses tras su viaje por el ferrocarril más largo del mundo, el transiberiano. Su tren de dos vagones acaba de superar la mitad de la ruta, tras haber recorrido 3.700 kilómetros de su viaje desde Moscú hasta Vladivostok.

Este es uno de los eventos principales del año cruzado Rusia-Francia y también rinde homenaje al poeta francés Blaise Cendrars, que hizo un viaje imaginario en su poema 'Prosa del Transiberiano y de la Pequeña Juana de Francia'. En 1913 la ruta todavía estaba en construcción y Cendrars, que soñaba con llegar a ver Rusia, no logró hacerlo jamás.

Leer de cabo a rabo un viaje en papel puede ser simple, pero leer a Rusia de cabo a rabo durante el mismo viaje real, en este caso, es una tarea fascinante para ellos. Así que el 'tren literario' en el que viajan 17 franceses, lleva ahora el nombre de Cendrars. Entre ellos hay actores famosos, periodistas, poetas y escritores, que colaboran con medios de comunicación franceses. Todos comparan el mundo de la poesía de Cendrars con la realidad.

Además, algunos tienen ya contratos firmados con editoriales para escribir libros y otros planean realizar una serie de ensayos. Como, por ejemplo, Mathias Enard, que alcanzó la fama tras la publicación de su novela ‘Zona’, una singular enciclopedia de la tragedia de la historia de la humanidad, considerada una de las obras más ambiciosas y complejas de los últimos años. El tercer día del viaje , el autor ya empezó a preparar un ciclo de programas de radio.

Se espera que el programa cultural satisfaga a los viajeros. Así, desde el 28 de mayo hasta el 13 de junio se detendrán en siete grandes ciudades de Rusia y emprenderán además una serie de viajes en éstas, en los que asistirán a museos, sesiones de fotos y conferencias con profesores, estudiantes, escritores y periodistas locales.

Muchos de los escritores conocen Rusia muy de cerca y pueden citar fácilmente a escritores como Maxim Gorki o León Tolstoi. Pero nunca vivieron aquí (excepto la escritora Geraldine Dunbar) y conocen Rusia en su mayoría a través de los libros y artículos o parcialmente gracias a sus escasas visitas al país.

Como opina la escritora Minh Tran Huy, para muchos de los escritores de este 'tren literario' un viaje tan largo por Rusia es el primero de su vida y podría ayudar a descubrir Rusia desde otro punto de vista.

“No esperaba que Rusia fuera tan grande”, compartió Christophe Goret, guionista y cineasta, autor de cómics y fundador del nuevo genero 'fantástico político' de este arte.

La escritora Geraldine Dunbar, que aprendió ruso a los 12 años, es una viajera experimentada. Su primera visita a Rusia tuvo lugar a principios de los noventa. Aunque es la autora de la novela-guía ‘Sola en un Express Transiberiano’, nunca vió este ferrocarril y ahora compara sus fantasías con la realidad rusa. Confiesa que está enamorada de este país y hasta bautizó a su hijo con el nombre de Tolstoi.

Uno de los participantes más premiados de este viaje, Dominique Fernandez, tampoco oculta su pasión por el país. En una de sus obras escribió que al volver de un viaje a Rusia, todo en Europa parece “muy pequeño”.

“Al principio decía que Rusia es un país grande geográficamente. Cuando viajas por Europa, el paisaje siempre cambia. Aquí pueden pasar 1.000 kilómetros sin que alrededor de ti haya nada más que bosque. Los rusos ruedan películas muy largas y lo mismo pasa con las obras musicales. Por ejemplo, una sinfonía de Dmitri Shostakóvich dura una hora y media; una sinfonía de Wolfgang Amadeus Mozart, sólo 25 minutos”. La “amplitud del alma rusa” para él no sólo es una metáfora del espacio. “Es una amplitud espiritual no religiosa”, destaca.

Los escritores que sólo conocían Moscú (y para muchos en el mundo Rusia se asocia sólo con Moscú) ahora tienen la posibilidad de comparar con otras ciudades. Por ejemplo, Sviiazsk entusiasmó a muchos. Esta localidad está en una isla en el río Volga en la República de Tatarstán. Es el poblado fundado por el zar Iván  el Terrible en el año 1551 y se consideraba uno de los principales centros de la cristianización de los tártaros.

“La vida allí es otra, no es como en las ciudades grandes. El silencio divino, las catedrales increíbles… Allí entiendes con claridad que a parte del dinero, hay más valores en el mundo. El río Volga es muy bello, lleno de agua y da fuerza y esperanza a todos los que viven aquí y piensan sobre su futuro”, destaca Geraldine.

El Volga dejó en pleno éxtasis a otro escritor, laureado con el premio más prestigioso de Francia, el Premio Goncourt: Dominique Fernandez. Durante los últimos años, Rusia se convirtió en su principal pasión y dedicó al país varios libros. Entre ellos, las biografías del escritor ruso Nikolai Gogol, del compositor Piotr Chaikovski, del cineasta Sergéi Eisenstein, además de una novela sobre San Petersburgo y el ensayo ‘El Alma Rusa’.

Lo primero que salta a la vista durante el viaje por Rusia, según otro pasajero del 'tren literario', son los pueblos rusos. El poeta y ensayista Guy Goffette, cuyo nombre sitúan los críticos al lado de los destacados poetas franceses Paul Marie Verlaine y Jean Rimbaud, afirma que los pueblos rusos le resultan muy cercanos, ya que se considera a sí mismo un habitante de pueblo. “Y Rusia para mí, la que se está abriendo para mí ahora, es fundamentalmente el bosque, árboles, grandes espacios, campos, casas de madera, caminos pequeños que van lejos, ríos y montículos. ¡Veo los paisajes que pasan al otro lado de la ventana y me siento muy bien! Mejor que en París. Es un viaje poético. Y es muy importante para mí sentir los olores, ver las sonrisas de la gente y atesorar impresiones”.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias