X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3U1

Las peleas de toros ganan popularidad en Japón

Publicado: 4 ago 2010 17:42 GMT

Mientras Cataluña prohíbe las corridas de toros, el arte taurino de "tsuno-tsuki" (como se llama a los pelos de toro en Japón), está ganando popularidad en Japón. A diferencia de España, donde las peleas de toros están bajo el escrutinio de los grupos de defensa de los derechos de los animales y

Las peleas de toros ganan popularidad en Japón
Las peleas de toros ganan popularidad en JapónEFE
Síguenos en Facebook

Mientras Cataluña prohíbe las corridas de toros, el arte taurino de "tsuno-tsuki" (como se llama a los pelos de toro en Japón), está ganando popularidad en Japón. A diferencia de España, donde las peleas de toros están bajo el escrutinio de los grupos de defensa de los derechos de los animales y los políticos por la matanza de los animales, el combate en Japón transcurre entre dos torres y termina pocos minutos antes de que se derrame sangre.

La contienda empieza cuando 20 separadores de toros —seko— guían a los animales mientras se enfrentan en un cuadrilátero, muestran sus habilidades mientras lacean a las enérgicas bestias por sus patas traseras con una cuerda y las separan, a menudo arriesgando sus vidas. Gracias a los seko el combate se hace dinámico y dramático. Es una profesión muy artística: ellos tienen que saber los hábitos de los animales, tener una voz muy potente y ser muy hábiles para evitar el embiste del furioso animal. Los 20 que ejercen de seko se rotan cada dos o tres minutos para tomarse un respiro.

En Japón los dos toros se enfrentan el uno contra el otro empapados en sudor, con los ojos inyectados en sangre y espuma saliendo de sus bocas. Después de cada combate a los animales, que se eligen entre animales de una raza especial, les otorgan títulos que sirven de distintivos cuando los eligen para otra contienda.

En la contienda gana el toro que pone en fuga su adversario. Cada combate dura aproximadamente media hora. En estas luchas casi no hay empates; eso ocurre solo cuando lo desean los espectadores y cuando en la lucha no se distingue a un claro ganador; en ese momento ofrecen compartir el triunfo entre los dos “participantes”. Cuando el árbitro grita "¡empate!" llega el momento de la verdad para los “separadores de toros”, o seko.

Cada toro tiene sus propios métodos favoritos de defensa, los dos más populares son la cornada al frente y tumbar al aniversario. El proceso parece ser muy cruel, pero es mucho más humano que la corrida española; los animales salen sanos y salvos del combate. El ganador recibe una copa, diez toallas de color y el dueño del animal recibe un galardón.

Los Tsuno-tsuki se celebran en todo Japón y los más famosos son los de la isla de Okinawa, en el sur. Los agricultores más viejos del norte de Japón hablan con afecto de los toros, recordando los tiempos en los que los animales eran necesarios para mover las provisiones y para ayudar en el campo; hasta ahora los tratan como a sus hijos, le otorgan los mismos nombres que a ellos y cuentan que un toro "ama como un humano, se comporta como un perro grande e incluso reconoce el sonido de un motor cuando vuelve del campo".

El norte del país es una zona especial por ser el único lugar en el mundo en donde los combates terminan en tablas. Además, a diferencia de otras partes de Japón, la gente no hace apuestas.

El mayor desafío al que se enfrenta el tsuno-tsuki es mantener el creciente interés en el deporte que fue nombrado “característica cultural importante” por el Gobierno japonés en 1978.

El primer torero oriental en el mundo es Taira Nono. Hace diez años dejó Tokio para cumplir su sueño y convertirse en un matador. Trabajó en un mercado vendiendo pescado durante cuatro años para después dejar su novia y familia y viajar en Madrid. Recorrió varias ciudades españolas en busca de una oportunidad hasta que recaló en Huelva. En la plaza de toros de la localidad conoció a varios novilleros que le ayudaron a abrirse su camino, desde entonces comenzó a entrenar con ellos en distintos pueblos de la provincia onubense. Dos años después consiguió la documentación legal que le permitía quedarse en España y así empezó su carrera profesional en que ostenta el título de "el torero japonés de Huelva". Como muchos, es un gran aficionado al flamenco.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias