X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4Ph

Estajanovistas del arte en los Urales

Publicado: 20 oct 2010 20:56 GMT

Ekaterimburgo está buscando convertirse en la capital cultural de Europa y ya planea su II Bienal Industrial en 2012. Así lo confirmaron los poderes de la región de Sverdlovsk, sacando los resultados totales de la Primer Bienal Industrial Internacional de esta ciudad de los Urales, cuyo programa pa

Estajanovistas del arte en los Urales
Estajanovistas del arte en los UralesFacebook de www.uralbiennale.ru
Síguenos en Facebook

Ekaterimburgo está buscando convertirse en la capital cultural de Europa y ya planea su II Bienal Industrial en 2012. Así lo confirmaron los poderes de la región de Sverdlovsk, sacando los resultados totales de la Primer Bienal Industrial Internacional de esta ciudad de los Urales, cuyo programa paralelo todavía se realiza.

La Bienal de este año intentó comparar el 'capitalismo creativo' con el 'capitalismo industrial' y mostró 59 proyectos de artistas de todo el mundo. La participación de los diferentes países en los eventos culturales de la ciudad es una de las condiciones para pretender el título de 'Capital cultural de Europa', atribuido en el marco de la iniciativa de la UE por su Consejo de Ministros.

El director general del Centro Estatal de Arte Moderno, Mijaíl Mindlin, destacó que en comparación con la ciudad siberiana de Perm, que se destaca por sus múltiples eventos culturales y pretende hacerse capital cultural de Europa en 2016, Ekaterimburgo posee un mayor potencial para convertirse en centro de la vida cultural del continente, gracias al nivel internacional de eventos tales como la Bienal.

Las autoridades de la región ya reservaron una suma de dinero del presupuesto para su segundo turno en 2012. A los iniciadores de la petición de Perm no les confunde el hecho de que Rusia pertenezca a la UE, y recuerdan que la urbe turca Estambul, capital cultural de Europa en 2010, tampoco pertenece a la Unión Europea.

La Primera Bienal Industrial Internacional de Ekaterimburgo se celebró desde el 8 de septiembre hasta el 10 de octubre y ahora los organizadores confirmaron que la muestra atrajo a unos 60.000 espectadores y críticos, que publicaron sus reflexiones en Berlín, Londres y París, según el comisario del evento, Alisa Prúdnikova.

Ekaterimburgo es una región súper industrializada, un centro de producción metalúrgica y de maquinaria. Es un producto de la modernización soviética en los años 1920-1930. Ahora está en un periodo de transición, buscando nuevas vías de desarrollo, nuevos sistemas de valores. Así, los artistas creen que el arte puede jugar un papel importante allí.



A fin de cuentas, es el lugar donde los 'udárniki, o estajanovistas' mostraron sus hazañas de trabajo. Para los curadores del evento actual, los udárniks de las fábricas de los Urales, que simbolizaron el 'capitalismo industrial soviético', trabajaron por su tiempo libre. En su tiempo libre se hicieron artistas con pensamiento crítico, y participaron en el escenario artístico libre de 1970-1990. Ahora, la producción en una parte está detenida y, en general, el capitalismo industrial cambió por el capitalismo creativo. Los 'udárniks' son productores de publicidad, periodistas con días de trabajo sin norma.

Sus productos son un montón de imágenes. Y como lo que pasó en la URSS, este producto también amenaza con la sobreproducción. Es la industria de las imágenes, donde los artistas no son artistas críticos, sino solo 'copypasters', reproductores y nada más. ¿Puede ser que en su tiempo libre estos artistas, productores, managers sean más reflexivos, como los udárniks de los Urales? En esta pregunta se basó la Primera Bienal Industrial Internacional de Ekaterimburgo.

La ciudad hace muy buen contexto, con sus fábricas semi paradas convertidas en salas de exposición. El tema de la sobreproducción moderna se mantiene en la tipografía ‘Urálski Rabóchi, que prestó su territorio para el proyecto general de la bienal: ‘Udárniks de las imágenes móviles’.

Los organizadores decidieron no arreglar el lugar y colocar los objetos de la muestra en las paredes que ya llevaban 'un conceptualismo de pueblo', es decir, los collages de los calendarios soviéticos con las estrellas de cine y el escenario musical.

“Quisiéramos que en Ekaterimburgo el arte moderno se encarne no por un surtido de objetos, sino por un estilo de pensamiento”, destacó una de las curadores de la bienal, Ekaterina Diógot.


Además de la reflexión sobre los obreros modernos que copian emociones y relaciones sociales usando internet como una cadena de montaje de Henry Ford, la Bienal muestra el destino del obrero soviético en general.

Así, por ejemplo, de la vieja cabina de radio de la fábrica se transmiten canciones de las placas de gramófono de hace 60 años. A la vez, en el proyecto ‘La Liberación del trabajo’ los artistas recuerdan que en 1990, con la llegada de la 'perestroika', muchos obreros perdieron su trabajo, y así su destino dio un giro impredecible. A través de fotos y artículos cuentan la historia de un físico nuclear que por el paro tuvo que hacerse cargador de muebles, luego realizó subtítulos rusos de películas estadounidenses y finalmente obtuvo una invitación de la universidad Harvard, donde se hizo profesor.

Otra historia presenta a un maestro de natación que tuvo que cambiar su profesión de deportista por guardaespaldas de un 'nuevo rico', y que luego se hizo empresario de una cadena de tiendas de té,  y empezó a armar su propia colección de arte moderno. Cuando este hombre partió a visitar la Bienal de Venecia por primera vez en su vida, desaparició sin aviso.



También se muestran los 'Francos de Urales', el dinero de la República de Urales (existió solo seis meses en 1993 y fue autoproclamada), que pretendía de unir la Siberia del Oeste y la región sureña del río Volga, con independencia legislativa y económica. La edición del dinero nuevo fue usada como talones de comida en las cantinas de las fábricas. Así, por 25 francos se podía comprar una compota en la Planta Metalúrgica Serov.

La bienal también acogió otros proyectos descritos por RT, tales como ‘Vota por el derribo’  y ‘Cien Estajanovistas’.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias