X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/2qM

Los ‘cuadros vivos‘ comienzan su conquista mundial

Publicado: 27 mar 2010 17:30 GMT | Última actualización: 6 feb 2014 14:16 GMT

En el marzo de 1895, Auguste y Louis Lumiére presentaron al mundo su invento increíble: El cinematógrafo. Fueron los primeros productores de la historia del cine.

Los ‘cuadros vivos‘ comienzan su conquista mundial
Los ‘cuadros vivos‘ comienzan su conquista mundial RT
Síguenos en Facebook

En el marzo de 1895, Auguste y Louis Lumiére presentaron al mundo su invento increíble: El cinematógrafo. Fueron los primeros productores de la historia del cine. Incluso su apellido les convenía, porque en francés significa ‘La Luz‘.

Los hermanos, al igual que su padre, que tenía su propio estudio fotográfico, estaban encantados por el nuevo fenómeno de las imágenes vivas. Auguste y Louis Lumiére estudiaron en la mejor escuela superior técnica en la ciudad de Lyon, y su formación de ingeniería les facilitó la carrera de exitosos inventores.

Las películas ofrecidas al público por primera vez representaban escenas de la vida cotidiana, en la calle, en la fábrica o en la estación de trenes. Por eso los mismos hermanos no consideraban que el cine tuviera perspectivas para el futuro, porque creían que para los espectadores pronto parecería aburrido, ver las imágenes que bien pueden observar en la calle.

Sin embargo, el invento tuvo un gran éxito y les permitió montar un negocio muy rentable. Los Lumiére produjeron más de 1.400 cortometrajes, enviando a los operadores a varios lugares del mundo, incluso hicieron un documental sobre la coronación del zar ruso Nikolái (1896), aunque por fin abandonaron la producción cinematográfica, centrándose en la fotografía.

Los mitos de la aurora del cine.


Según una tradición popular, el primer estreno de una película en la historia organizada por los hermanos Lumiére tuvo lugar en Gran Café de París, en el Bulevar de los Capuchinos el 28 de diciembre de 1895. No es así. No fue la primera proyección como tal, sino el primer estreno comercial (cada espectador colaboraba con un franco y así ganaron 35 en total).

Y la primera proyección con público de una película sobre una pantalla, se produjo más de medio año antes, el 28 de marzo de 1895 en la Sociedad de Fomento de la Industria Nacional de París, frente a un público muy selecto. Las crónicas de entonces indicaron que los espectadores quedaron "boquiabiertos e impresionados". La película medía 17 metros.

Otro mito que vamos a revelar es el filme que se proyectó por la primera vez. No fue la famosa ‘Llegada del tren‘. Los hermanos Lumiére proyectaron ‘La salida de los obreros de la fábrica Lumiére‘, filmada en frente del angar de la fábrica familiar de los hermanos en la ciudad de Lyon. Hoy en día de ellas quedan solamente los puertos, que se convirtieron en una parte del museo. Y la calle donde fue rodado el primer documental (y la primera película como tal) ya tiene el nombre del Primer Filme (Rue du Premier Film).

Pero en efecto, ‘La Llegada del tren‘ fue la más espectacular obra que se quedó en la historia del cine como una clásica. Además de ésta y de ‘La salida de los obreros‘, ya en el primer estreno comercial participaron unas diez películas, de 38 a 49 segundos de duración, entre ellas el más popular ‘Regador regado‘, la primera cinta de ficción y la primera comedia a la vez: Un jardinero está regando flores, un travieso niño pisa la manguera para provocarle un remojo. Este episodio después fue interpretado por varios directores.

A pesar de que las películas con imágenes fueron inventadas antes de los hermanos Lumiére, fue la simplicidad del aparato de proyección y de la tecnología del copiado de las películas, bajo coste de la sesión, que acercaron el éxito del cine como un tipo de la iniciativa privada. 


Los antecedentes del kinescopio de los Lumiére.

Para que el nacimiento del cine moderno fuera posible, la humanidad primero tenía que emprender tres grandes pasos. El primero fue el invento de la cámara oscura (utilizada en Europa a partir de fines del siglo XVII), un instrumento óptico que permite obtener una proyección plana de una imagen externa sobre la zona interior de su superficie (de aquí proviene el uso moderno de la palabra ‘cámara‘ para los aparatos fotográficos, cinematográficos y de vídeo).

En el principio la cámara oscura estaba basada la popular linterna mágica, inventada por el jesuita alemán Athanasius Kircher ya en XVII. Consistía en una cámara con un juego de lentes y un soporte en el que se colocaban placas de vidrio con imágenes transparentes pintadas, iluminadas con una lámpara de aceite (podríamos decir que fue el antiguo proyector de diapositivas). Además del entretenimiento, se utilizaba con fines prácticos como por ejemplo la enseñanza por los métodos visuales e incluso la cura de ciertas enfermedades psíquicas.

Pasado un centenar de años, los científicos de Europa ya emprendían esfuerzos para llenar la imagen de la vida. 1829 el francés Joseph-Antoine Ferdinand Plateau ofreció el aparato fenaquistiscopio, que demostraba la teoría de la persistencia retiniana. Consistía en varios dibujos de un mismo objeto, en posiciones ligeramente diferentes, distribuidos por una placa circular lisa, que, al girar frente a un espejo, creaba la ilusión de una imagen en movimiento.

El tercer paso lo realizaron en 1839 el gobernador de California Leonard Stefard y el fotógrafo Edward Muybridge, que hicieron varias imágenes fotográficas de un caballo en paso, por primera vez dividiendo un movimiento imprento en una consecuencia de los cuadros. Entonces inventaron un zoopraxiscopio, que sirvió de base para el directo antecedente del kineskopio de los Lumiére, el famoso quinetoscopio de Thomas Alba Edison.

En el quinetoscopio ya se utilizaba la película de celuloide (15 cuadros por un segundo), y además el espectador podía escuchar los sonidos simultáneamente emitidos por un fonógrafo. Este aparato fue como un teatro personal para sólo una persona. Una moneda introducida en una ranura permitía acercar el ojo a la mirilla y observar cómo las imágenes cobraban vida.

Presentado en 1891, sin embargo, el invento de Edison no había logrado un semejante éxito. Había que convertir la observación de las imágenes ya animadas en un entretenimiento colectivo, cuya visión era compartida por un entero grupo de personas al mismo tiempo. Y eso fue lo que lograron hacer los hermanos Lumiére.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias