X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4cv4

Siria: los tres posibles caminos de la nación

Publicado: 29 mar 2016 10:41 GMT | Última actualización: 29 mar 2016 10:47 GMT

Desde la teoría explicativa del geopoder prácticamente todas los movimientos estratégicos en el conflicto político internacional tienen un fundamento, independiente de acciones casuales que se deben a lo intempestivo de los hechos o a una falta de planificación adecuada.

En el caso de Siria hay tres caminos posibles para analizar y los hechos próximos que ocurran determinarán el sendero seguido finalmente.

Primer Camino: que la Coalición solidifique el caos estratégico.

Todo indica que si la Coalición no realiza una jugada táctica en el menor tiempo posible y que si Turquía o Arabia Saudí siguen con el nivel actual de apoyo al terrorismo, muy pronto Daesh (el ejército armado de los estados golpistas), será expulsado de Al Raqa-supuesta capital del Califato- y de Mosul, el único lugar donde podrían trasladarse los fugitivos.

La única alternativa será entonces la protección de este grupo y de Al Nusra en la frontera turca, lo que llevará a Tayyip Erdogan a demostrar nuevamente su compromiso con el takfirismo.

Para solidificar su fuerza, la Coalición continuará dejando vía libre a ISIS, propiciando la división de Irak y Siria a través de los kurdos, creando conflictos limítrofes de Siria con Turquía en la medida que haya avances sustantivos hacia dicha línea por las fuerzas de liberación.

Lo delicado sería que al ver frustrados sus intereses decida intervenir apoyando fuerzas mercenarias con la ONU, sin ella o por medio de la OTAN, todo con el fin de dividir el país y crear zonas de desestabilización o protegidas por la alianza continental para mantener fuerzas de ocupación, uno de cuyos símbolos es Guantánamo en Cuba.

Este paso no se puede olvidar jamás porque puede ser la última carta que se juegue cuando Irak y Siria estabilicen su situación integralmente. Por tanto, hay que tener precaución pues es factible inventar alguna jugada que permita a las potencias occidentales quedarse en la región de modo invasivo. Y en caso de darse, implicaría una confrontación con las naciones soberanas dando origen a un conflicto mayor y al cual, parece, no están dispuestas debido a su debilidad militar global: luchar contra pueblos convencidos de su esfuerzo y patriotismo es muy difícil.

Segundo camino: que el proceso de paz desemboque en elecciones legalesaunque con crisis interna.

Con un mínimo de votos, el relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la situación de los derechos humanos en Irán, Ahmad Shahid, seguirá en su cargo por un año más pese a la oposición y abstención ante su nombre por la parcialidad evidente demostrada (lo que indica hasta ahora el control de la Coalición sobre dicha institución), debido a lo cual los llamados de Ban Ki Moon sobre la oposición a Daesh no puede ser recibidos como una verdad sino como discurso necesario para manejo de imagen internacional. El apoyo a los acuerdos de Ginebra es relativo.

El proceso de paz entre la nación siria y las organizaciones de oposición son un primer paso hacia la normalización de una parte del conflicto pues en la medida que existan grupos violentos no se puede hablar de cese de las amenazas. Es pertinente aclarar que estas conversaciones sólo se dan por el avance de las fuerzas de liberación ante el takfirismo; de otro modo, no hubiera sido posible.

Lo definido es que el tema de la presidencia de al-Assad será resuelta por los sirios habilitados para votar y que no estén en contra de su propia patria...independientemente de las palabras al viento de John Kerry, Merkel, Cameron, u otros.

Es importante saber que Rusia puede volver a desplegar sus fuerzas en Siria en unas horas si es necesario aunque ha enviado una señal a la mesa de diálogo en Ginebra retirando de Siria su Fuerza Aérea, aclaración imprescindible para quienes deseen aprovechar esta situación.

En caso de darse este proceso de modo fiable se estaría construyendo un puente interesante aunque, por sí mismo, no es seguridad plena en la reconciliación y paz duradera pese a que es un avance en el campo de la negociación dialogada, diplomática.

Tercer camino: que la liberación de Siria se obtenga integralmente.

Lo más probable es que la guerra terrorista continúe por lo cual los esfuerzos bélicos persistirán haciendo avanzar la liberación de diversas zonas aún sometidas por ISIS. Este proyecto soberano seguirá contando con el apoyo de Irán, Rusia, Hezbolah, milicias populares, fuerzas kurdas en su propia dirección, entre otras, y todos los movimientos independentistas junto con naciones vinculadas al mundo pluripolar.

En caso de darse este camino, que es lo que las tendencias indican, se resolverían problemas fundamentales de la región, estableciendo límites a fuerzas foráneas de ocupación y ampliando las oportunidades para un desarrollo integral de dicha zona.

La realidad es que los tres proyectos están en acción y dependerá de la fortaleza de cada uno de ellos para lograr la paz o continuar la agresión inmisericorde a los pueblos del mundo. La tendencia, incluido las bajas humanas que sobrevendrán, es a triunfar en el campo de batalla y la toma de Ramadi, ciudad insigne, marca un símbolo importante. La huida de Daesh no dejará de sorprender por su crueldad, tal como se queman los pastos y las personas en las derrotas de ejércitos despiadados. Sin embargo, persistir en la heroica lucha es el único camino fuerte para la estabilidad sostenible.

El presidente sirio, además, ha afirmado con total convicción que "para Siria no queda otra opción que luchar contra el terrorismo hasta lograr la victoria y así allanar el terreno para que el pueblo sirio determine su propio destino".

Algunos elementos analíticos.

Debe entenderse que la operación rusa en Siria es producto de un periodo intenso de análisis viendo variables desde el inicio de la operación hasta su retirada y en ligazón directa con el triunfo del propósito encomendado. Es decir, no son datos al azar sino que pensados como en una partida de ajedrez geopolítica, lo que indica una forma de pensamiento más razonado y con prospectiva: no hay que olvidar juegos donde el contrincante se levanta de la mesa a la jugada sexta pues ya sabe que ha perdido.

Debe destacarse que varios años antes de los mortíferos atentados en Europa, los líderes de Libia (asesinado por agencias de inteligencia occidentales) y Siria, ya habían alertado sobre la ola de terrorismo con la que se iba a encontrar el continente europeo ya que Gaddafi era la contención a la inmigración y Assad un puntal de la estabilidad regional: armar a los “rebeldes” (yihadistas) por parte de Europa y Estados Unidos fue su propia arma para autoatentar a sí mismos. Vender armas a Arabia Saudí para martirizar a Yemen, debilitar a  Libia y Afganistán, son el impulso a la destrucción de comunidades indefensas.

Es definitivo que el mundo sepa que la omisión de los Medios de información sobre quienes atentaron en Bruselas, capital de la OTAN, se debe a que tendrían que reconocer que son los mismos que combatieron en Libia a Muamar Gaddafi y en Siria a Bashar al-Assad, tal como lo aseguró Alexéi Pushkov, director del Comité de Asuntos Exteriores de la Duma Estatal de Rusia. Cabe agregar la precisión al afirmar que son “sus mismos hombres financiados los que ahora se vuelcan hacia sus patrocinadores."

Incluso hasta Donald Trump se ha dado cuenta de lo absurdo de la política Obama-Clinton por lo cual ha planteado textualmente que combatir a la vez al Estado Islámico y al presidente Assad es una locura y una idiotez, descalificando por obvias razones la política de EE.UU. en Siria pues en vez de centrar su lucha en el Estado Islámico lo ha hecho en el Gobierno sirio, situación evidentemente incorrecta para aquellos estados que buscan la soberanía de sus pueblos y escondido por quienes desean el “caos estratégico” en el Medio Oriente. Según su opinión, adecuada por cierto y coincidente con aquellos que desean eliminar a Daesh (aunque no a sus socios encubiertos), la mejor forma de combatir al EI es quitarle el petróleo que extrae, compartiendo la idea de analistas serios en que es necesario atacar "los canales bancarios oscuros" a través de los cuales recibe una gran cantidad de capital que le permite subsistir, armarse y extender sus lazos.

La comunicación errónea dando a entender que Turquía es un aliado de vital importancia para EE.UU. en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico, o para intentar poner fin a la supuesta “guerra civil” en Siria o, inclusive, a la crisis global de los refugiados, envía una señal equívoca a la interpretación correcta del problema pues se ubica a este gobierno como un antagonista del ISIS cuando es lo contrario.

En este sentido, las preguntas que se hace la gente pensante y muchas personas que no comprenden la ilógica del fenómeno del terrorismo son: ¿Cuánta ayuda humanitaria ha dado la Coalición al pueblo sirio? ¿Cuántos civiles han sido aniquilados producto del daño colateral? ¿Qué influencia real ha tenido los ataques de la Coalición en Daesh? ¿Por qué los terroristas en Siria sufrieron pérdidas mínimas tras los ataques del Reino Unido? ¿Qué papel efectivo, concreto, cumplen las amenazas y discursos sobre la guerra total al terrorismo? ¿Por qué callan todos los líderes “democráticos” occidentales sobre la derrota de ISIS en Palmira? ¿Espera Obama que Vladimir Putin triunfe para subirse al carro de la victoria auspiciando con campañas mediáticas un supuesto éxito suyo (falacia similar a la Segunda Guerra Mundial)?

No se puede dejar pasar por alto que los atentados han sido explotados por las potencias tanto para cuestionar a la migración, sin reconocer que fue causada por la guerra que ellas iniciaron en el Medio Oriente, aprovechando la ocasión lamentable en pérdidas humanas para atemorizar a la población. Es así que mucha gente cree que Europa se encuentra en estado de guerra o en una guerra latente que puede agravarse en cualquier momento si no se toma medidas urgentes, mientras que la minoría se da cuenta que son ataques conexos aunque están lejos de convertirse en una lucha ampliamente realizada en territorio continental.

Para finalizar, puede expresarse la extraordinaria acotación de la portavoz Maria Zajárova manifestando que no se vence al terrorismo cambiando una fotografía de perfil, lo que significa todo un pensamiento sobre las ideas bélicas constantes de algunos personajes y su maquillaje exterior, aunque en realidad son guerreros y no pacifistas.

Etiquetas:

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias