X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4tj7

¿Qué ocurrirá ahora en Cuba?

Publicado: 30 nov 2016 18:45 GMT

Los líderes son fundamentales para un pueblo. Los pueblos son esenciales para una nación.

Humanología.

La interrogante es definitiva pues existe una multiplicidad de interpretaciones, muchas de ellas fundadas en suposiciones, que postulan variados caminos para Cuba ahora que ha fallecido el líder insigne de la Revolución, Fidel Castro Ruz. Lo importante es conocer con cierto grado de certeza cuál será el sendero que seguirá el Gobierno en aras de defender las conquistas sociales alcanzadas y la proyección cada vez más cualitativa a los ciudadanos de la isla. 

Tres factores se pueden analizar en profundidad, no menos interesantes que otros, y se refieren a la posición esgrimida por Donald Trump en su campaña, la dirección real del Gobierno cubano y la solidez de las naciones amantes de la paz en el mundo.

I. El papel de la Corporatocracia y su presión a Trump.

Las noticias amenazadoras del magnate estadounidense se refieren a que Cuba deberá negociar el cese del bloqueo y para ello tendrá la obligación de retornar la "democracia" a la isla, tal como se concibe desde el neocolonialismo. Subsiste la idea de que, de no hacerlo, la desestabilización y la intensificación de las sanciones serían implementadas con saña.

Al respecto, cabe manifestar que el castigo-bloqueo en su contenido básico existe y siguen siendo flageladas empresas nacionales e internacionales que comercien con dicho país. De igual modo, persisten las limitaciones financieras y comerciales, agravadas por las restricciones a la alimentación y salud al impedir el flujo de productos e insumos médicos.

Por tanto, lo que se ha manifestado referente a que Raúl Castro "negocie" para obtener beneficios no tiene ningún asidero si se refiere a modificar el sistema social y disminuir las conquistas de la ciudadanía, lo que es inalterable. Por el contrario, en la medida en que cambien las condiciones a favor de Cuba, quien deberá ceder (como lo tuvo que hacer Obama) será el nuevo mandatario. Obviamente la mano dura no se descarta pese a que deberá ser estudiada minuciosamente por las repercusiones internacionales que puede ocasionar.

II. La fuerza interior del pueblo cubano representado en el Estado.

Hasta este momento, las élites estadounidenses aún no logran intelectualmente comprender como un pequeño islote, prácticamente fronterizo con los "indispensables", ha podido resistir a su embate feroz. La "explicación" ha sido una "dictadura implacable", lo cual no resiste ningún análisis serio pues en el caso de los golpes de Estado en decenas de países impulsado por EE.UU. han sido rotos, porque no se puede manejar la conciencia solo con fusilamientos y represión, como ha sido su hábito político. EE.UU. ha visto derrotadas todas sus "revoluciones" debido a que los pueblos se han opuesto a recibir de manos externas látigo y domesticación enraizada con pobreza.

De allí que la solidez del pueblo sea esencial. Ello no es óbice para que existan sectores disidentes de dos tipos como mínimo: aquellos que abiertamente creen que el sistema capitalista debe imperar y quienes están descontentos por la estrechez de beneficios modernos y extensión laboral, lo cual debe ser analizado en profundidad. Por ello, los "rebeldes moderados" o terroristas educados no tienen cabida en una sociedad pacífica.

III. Los apoyos válidos, integrales y solventes de países soberanos amigos.

El país caribeño, junto con un aval de todo el mundo aunque formal (exceptuando EE.UU. e Israel), posee la palabra válida de varias potencias y naciones soberanas de iniciar un periodo de aporte concreto a su economía para lograr maximizar la organización y ventajas educativas, médicas o de salud, entre otras. El compromiso político de garantizar su soberanía y aportar con una fuente material suficiente ante un enemigo de tan considerable peso y cercanía como es el Gobierno estadounidense deja en condiciones mucho más sólidas y esperanzadoras al Ejecutivo legítimo actual.

En estas nuevas condiciones: ¿quién debería temer más al otro? La respuesta es que aquel territorio del norte de América lleno de desempleo, pobreza, sin patriotismo real, con guerras por doquier y cuyos connacionales son rechazados por todo el orbe debido a su vinculación al terrorismo, inicia su nuevo proceso como parte de una región fracturada y tendrá que repensar las políticas presentes, pues la crisis es innegable en su interior. Cuba soportará el bloqueo con la confianza que décadas de lucha le han dado como experiencia.

Esto significa que, independientemente de lo que pueda decir o hacer Donald Trump aunque tenga que ser tomado en cuenta pues su influencia en el mundo aún persiste, la democracia cubana será profundizada.

Cabe mencionar un hecho particular: la derrota y repliegue del Estado Islámico, al iniciar el período del nuevo inquilino de la Casa Blanca, será una constante que dejará a EE.UU. en una posición débil pues no fue capaz de cumplir su supuesto objetivo, pese a la intensa propaganda sobre su excepcionalidad militar no comprobada. Ello implica que las nuevas proyecciones cambian también el discurso sobre el terrorismo, los aliados occidentales y reinos árabes, además de las nuevas acciones unilaterales o conjuntas a desarrollar. No será tarea fácil actuar de modo impensado como lo realizaba Obama.

Finalmente, hay un axioma comprobado fehacientemente en la historia política mundial: usualmente los discursos de campaña son analizados en su contexto escrito previo a la efectiva posesión como presidente, lo que es un error de apreciación. En realidad, todo lo que diga Trump antes de ser nombrado está dentro de los parámetros expresados en la campaña y debe seguir en esa línea. Una vez en el poder jurídicamente sopesará la viabilidad de las propuestas presentadas: este magnate no es un idiota como él mismo dijo respecto a su estrategia para obtener publicidad, ya que los medios opositores no le otorgaban ésta. Es preciso tenerlo en cuenta como factor de geopoder.

Artículos anteriores de experto

¿Cuál es la manera más eficaz de hacer frente al terrorismo?

Deje su opinión »

Últimas noticias