X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/vBb

¡Por aquí pasó Chávez! Venezuela no será Ucrania

Publicado: 4 mar 2014 17:27 GMT
Son indiscutibles dos verdades que se silencia en la “prensa libre” occidental: por una parte, que se ha reactivado definitivamente la Guerra Fría por la élite financiera-militar internacional intentando violentar la soberanía de las naciones con guerra y agresión  (caso Ucrania) y, por otra, que la inversión trillonaria en recursos para desestabilizar todos los países autónomos es inmedible. Baste recordar que en Chile se pagaba a los camioneros 100 dólares diarios por inmovilizar sus vehículos (moneda  sobrevaluada más de quince veces aproximadamente en esa época), lo que condujo al desabastecimiento de las ciudades, entre otras razones.

Afortunadamente los nuevos mecanismos de comunicación, el aumento de la conciencia social en sectores cada vez más amplios del mundo y la desmitificación de la burla a la democracia por parte de mega familias, permiten avanzar en la comprensión de una orbe conflictivada por poderosas mentalidades afincadas únicamente en el capital como atributo de felicidad.
 
Al cumplirse el 5 de marzo el primer año de la transición del Comandante Hugo Chávez, cabe destacar que se convirtió en la figura internacional de mayor renombre y prestigio en la década primera del siglo XXI pues el proyecto bolivariano, aunado a un desafío a los poderosos enclaves de poder, lo ascendieron como personaje de la historia. Lo fundamental fue, independiente de su falibilidad como ser humano, el sentimiento de patria creado en la nación, trasmitido a los pueblos y la coherencia en el discurso-acción. Su muerte, aún en investigación, amplió el mensaje y creó un referente sólido para todos aquellos que luchan por su libertad y soberanía ante las megaempresas que controlan gran parte del orbe a través de instituciones creadas para tal fin.
 
Por ello, la revolución bolivariana juega un papel fundamental como símbolo de la altivez, donde lo ocurrido en Ucrania no será permitido en este suelo latinoamericano, pese a la más grande guerra mediática existente hoy en la historia y las inversiones incuantificables en América con el fin de evitar el triunfo constante de la soberanía popular. Es decir, la guerra de la mentira ha sido declarada objetivo primordial y ésta tiene que ser develada en su contenido.
 
Metodológicamente, con el fin de salvaguardar la transparencia al tener una posición definida (como la poseen todos los Medios pues no existe la neutralidad), se exponen falacias desde la oposición, lo que debe implicar también una autocrítica consistente del gobierno para avanzar, es decir, puede existir una proporción diferente de competencia en un hecho lo que requiere superar la  identificación de responsables únicos de la problemática ya que debilita la objetividad, la edificación de soluciones y los caminos al diálogo necesario, lo que no implica dejar de aplicar la Constitución en su justa medida.
 
Los cuatro problemas fundamentales expuestos por la oposición y que deben conducir a la “caída de Maduro”, son la supuesta inexistencia de libertad para opinar e informar, el desabastecimiento creciente o falta de productos básicos, la inseguridad reinante y la represión inmisericorde a quienes pacíficamente están contra el gobierno. Analicemos estos puntos, y otros que se adicionan, con argumentos, cifras y fundamentación que permita una contrastación de lo afirmado. Es decir, para desmentir lo planteado se debe aportar soportes suficientes, más allá de consignas, entrevistas personales, datos subjetivos y generalización inválida, mecanismo usualmente usado por Medios que usan la falsedad como sus herramientas de trabajo cotidiano.
 
Primera Falacia: No existe libertad de prensa
 
¿Cómo se explica que nacional e incluso internacionalmente se muestren videos y fotos de violencia que ocurre en otros lugares como Grecia, Chile, Egipto, Siria, España, haciéndolos aparecer como sucedido en Venezuela, siendo distribuidos por todos los Medios considerados serios y objetivos, conociendo su falsedad? Es comprensible, entonces, que se revoque el permiso de trabajo a Patricia Janiot cuando, como funcionaria de CNN, se le ordena incitar a la violencia deformando la realidad. En Estados Unidos se hubiera aplicado deportación inmediata, previo a un período de confinamiento, interrogación y vejámen o acusación de traición a la patria.
 
Así entendida la realidad mediática contrasta con el concepto de libertad visto como el derecho de los propietarios privados a poseer y utilizar como ellos deseen la mayoría de los Medios de Información. Es cierto que las cifras demuestran que su concentración ya no es tan alta como lo fue siempre: de un 99% del dominio total, ahora poseen aproximadamente el 69% en  radio, en televisión el 90%  y en prensa un 85% aproximadamente. El Estado y comunidades lo restante, es decir, mayor libertad que en la mayoría de regímenes como el  estadounidense u otros donde la concentración global es superior al 98% y los contradictores poseen menos del 2%...cuando se  permite.
 
El aumento de la propiedad privada en medios, desde 1998 hasta el 2012, indica claramente que existe “hegemonía cultural”…de la oposición venezolana. Por ello, si libertad de prensa es que quien desee pueda opinar, la oposición lo impide al controlar casi todo el espectro comunicacional. Las cifras son contundentes: según el Observatorio de Comunicación y Medios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Chile (PUCV), “… el 80 por ciento de los medios son privados; los tres diarios de alcance nacional (El Universal, El Nacional y Ultimas Noticias) son opositores al gobierno, especialmente los primeros dos, y concentran el 90% de la lectoría. De los cuatro canales de televisión abierta con cobertura nacional, tres de ellos (Venevisión, Globovisión y Televén) son de oposición y concentran, asimismo, el 90% de la audiencia, de acuerdo a los datos de la empresa de medición de audiencia A.G.B. En ese sentido, y de acuerdo a los criterios de las Naciones Unidas, la libertad de información en Venezuela es, sin ninguna duda, mayor y mejor que la chilena pues en el país caribeño la diversidad en la propiedad, la diversidad en los tipos de medios (públicos, comerciales, comunitarios) y en los discursos –que son los tres principales criterios que mide la Unesco– es muy superior a la chilena”.
 
La realidad es evidente: hay hegemonía de la denominada derecha y su queja es básicamente por no poseer todos los instrumentos para un manejo absoluto, amparados por la política oficial de la NSA, según la cual el reciente arresto y tortura de un locutor afgano en su propio país por fuerzas estadounidenses es legal (¡!!).
 
Segunda Falacia: Hay desabastecimiento crónico. La gente se muere de hambre.

Venezuela ha alcanzado un 60% de seguridad alimentaria, es decir, un 60% de lo que se consume es producido en el país. La FAO acaba de incluir a Venezuela entre los países que mejor atiende las necesidades alimentarias de su población. Lo que ocurre es que como parte de los intentos de la derecha nacional e internacional por derrocar al gobierno, empresarios y comerciantes acaparan selectivamente ciertos productos. The Economist publicó en febrero 2014 que un 72% de los productos no está afectado por el acaparamiento. El 28% restante desaparece varios días de los anaqueles de los mercados y supermercados. El gobierno permanentemente descubre toneladas de productos acaparados que incluyen alimento de niños, pasta de dientes, papel higiénico, harina de maíz a precios controlados y café. Cabe reconocer que el gobierno bolivariano ha conformado un sistema de más de 50.000 mercados populares a precio de costo, lo que implica que los sectores sociales más modestos no son afectados por dicha situación. No es extraño, entonces, que durante los disturbios fomentados por la oposición, supuestos estudiantes quemaron un camión con 50 toneladas de carne destinados a esta red de mercados populares para demostrar su pacífica conducta solidaria.
 
Si existiese hambre, la pobreza habría aumentado significativamente: Venezuela es el país de América Latina que más ha disminuido la pobreza en los últimos años; tiene el ingreso mínimo más alto de la región y la mejor distribución del mismo, es decir, la menor diferencia entre lo que ganan ricos y pobres. Ello sin contar que la salud y la educación son gratuitos y que el sistema de pensiones se amplia y diversifica hasta alcanzar el beneficio de personas con trabajos inestables o informales, incluyendo los artistas populares.
 
Acorde con la FAO y la OMS, fue uno de los cuatro países con menos hambre de América Latina en 2012, inferior al 5%, y uno de los países con mayor índice de niños y jóvenes obesos. Siguiendo la lógica dominante: ¿Por qué no hay peores desmanes en un país hermano como Colombia, en el cual el hambre fue sufrida por el 12.6% de la población, es decir casi el triple que en Venezuela o en República Dominicana donde alrededor del 70% de la población no tiene dinero suficiente para comprar la comida del mes?
 
Cuando Henrique Capriles, ex candidato presidencial derrotado en las urnas, afirma que el conflicto se agrava por “falta de medicinas”, las cifras confirman que los avances en salud en Venezuela están entre los más destacados de la región.
 
Tercera falacia: Venezuela es el país más violento e inseguro del mundo.

Parece ser que los periodistas repiten lo que sus patrones le dicen sin analizar siquiera los exabruptos.
 
Recientemente Honduras aparecía como el país más violento del mundo, reiterado en todos los periódicos digitales como Yahoo o CNN, entre otros. Antes de éste, se hacía enorme énfasis en que era en Siria donde habían muerto más de 100.000 personas en menos de dos años, siendo el país más inseguro del mundo, y así sucesivamente. Parece ser que ignoran lo que ocurre en Afganistán, en Irak, en Libia, por mencionar algunos lugares donde ha habido intervención de Estados Unidos y la Unión Europea.
 
Colombia, que lleva más de 50 años con guerrilla, paramilitarismo,  narcotráfico, secuestros, falsos positivos, con un nivel de impunidad del 95% y un poder legislativo con un grupo importante de parlamentarios investigados por corrupción y parapolítica, supera con creces lo anunciado. Difícil creer que Venezuela sea más insegura que Afganistán o Libia, donde existen guerras interminables resultado de la ocupación estadounidense, donde exterminan decenas de personas a diario producto de esta violencia. Imposible creer que degollar niños, adolescentes, mujeres, sea mayor que México  donde es un método utilizado por los narcotraficantes para establecer su autoridad, o en el norte de Siria donde Al Qaeda demuestra su “valentía” quemando en hornos a sus detractores inermes.
 
La verdad es que actualmente en el mundo se juega una guerra mediática de las más altas intensidades, no vistas jamás nunca antes.
 
¿Por qué no se informa que hasta el año 1998, antes de la llegada de Hugo Chávez, en Venezuela se reportaban índices de inseguridad superiores en un 78% más alto que el actual?
 
Cuarta falacia. Los activistas son estudiantes pacíficos.

Muy similar a Ucrania, donde Al Qaeda ondea sus banderas y sus activistas están armados, aquí se ataca el Ministerio Público, incendia vehículos, asesina personas y amedrenta a la ciudadanía. Las últimas cifras indican que menos del 40% de los “activistas” son estudiantes y el resto son adultos. Con razón la Fech, Federación de Estudiantes de Chile, se desmarcó de sectores estudiantiles que no representan a todo el conjunto y que expresan los antivalores como la educación mercancía, el lucro, la privatización, que es rechazada por sectores medios y populares en todo el mundo.
 
Los dirigentes son miembros de partidos como Voluntad Popular, con directa relación con la CIA y financiada desde el exterior con abundante provisión económica, pues se ha señalado que las inversiones superan los tres mil doscientos millones de dólares en los dos meses de este año. La organizada “protesta estudiantil” con encapuchados, a los cuales el presidente Sebastián Piñera en Chile ha condenado a través de la propuesta de leyes antiterrorismo y que defiende inconsecuentemente en otro país, demuestra acción ideológica planificada y doble discurso.
 
Junto a estas falacias también se agregan otras “ideas” en la misma dirección, por ejemplo, que en Venezuela se violan sistemáticamente los derechos humanos, hay frecuentes asesinatos políticos y encarcelamiento y tortura de opositores.  
Al respecto, los apresados durante los disturbios generados por la oposición (concentrados en 18 municipios con alcaldes de oposición), son personas que comprobadamente portaban armas, que habían efectuado daño severo en edificios y bienes públicos o que han estimulado y planificado las acciones violentas como el caso del líder opositor Leopoldo López. A pesar de haber participado en acciones agresivas, la integridad personal de cada persona presa ha sido protegida y sus respectivas familias contactadas, las que tienen acceso a visitarlos en forma periódica. Los restantes presos y “perseguidos políticos” del gobierno bolivariano son personas implicadas en hechos de violencia política que atentan contra la Constitución Nacional y la integridad del Estado. Todo opositor que no incurra en actos de violencia circula y opina libremente por todos los medios a su disposición y sin restricciones. Si hubiera represión en Venezuela los medios internacionales no hubiesen tenido que utilizar imágenes falsas o intervenidas para desinformar respecto de la violencia opositora de los últimos días.

¿Por qué la entrega de Leopoldo López, después de confirmar que lo asesinaría gente también relacionada con la CIA, no ha sido dado a conocer por agencias “transparentes” como Reuters, EFE y asociadas?
 
¿Será que esa supuesta falta de alimentos justifica saqueos, destrozos e incendios por parte de los pacifistas opositores? La necesidad de argumentar en vez de emitir consignas o datos que no poseen solvencia, apelando a emociones negativas básicamente, tiene que ir más allá de las expresiones de una activista opositora llena de odio al decir en una entrevista “retuiteada” internacionalmente: “Qué vientre tan malo el de la mamá de Chávez que parió a ese bicho”.
 
Algunas verdades que deben ser conocidas.

Se respeta la vía electoral. Cabe destacar la actitud del alcalde de Quito, Augusto Barrera, quien aún no finalizados los escrutinios aceptaba que su contendiente ganaba, no así en Venezuela donde la oposición aprueba los cargos que ellos obtienen y se desestiman donde pierden. Es una visión descabellada, bipolar.
 
Una verdad de perogrullo es que la oposición no lucha contra el desabastecimiento y la inseguridad solamente sino que, por sobre todo, para favorecer un Golpe de Estado desde el exterior o subvertirlo desde lo interno. Para ello existe mega dinero. Por tanto, los intentos se prolongarán hasta que paulatinamente se vayan aplicando con severidad las normas constitucionales contra quienes intenten subvertir la paz social a través de la anarquía y el desconocimiento de las leyes de la República; es lo que hace el régimen estadounidense, aunque de modo dictatorial, igual que el Reino Unido o Francia y Alemania.
 
Los supuestos fundamentos son declaraciones de organizaciones similares al Observatorio Sirio de Derechos Humanos, ligados al Pentágono, quienes sin ningún dato cierto y simplemente ”entrevistas” logran armar un rompecabezas inexistente, todo lo cual ha sido comprobado por los documentos secretos revelados por Julian Assange.
 
Es evidente que la lucha va en otra dirección: un golpe de Estado que sea secundado por Estados Unidos, la Otán, la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional, CNN, y un amplio abanico de organizaciones, tal como ocurre en Ucrania. Cuando Obama llama a respetar los derechos de los “presos políticos” olvida que tienen a Guantánamo como el símbolo del oprobio en el mundo. ¿Falta de cordura u olvido? ¿Cómo llamar pacíficos a grupos armados en Venezuela que no son estudiantes? El reciente informe de The Guardian asegurando que el gobierno estadounidense financia la subversión en Venezuela demuestra que cuando el Secretario de Estado, Jhon Kerry, plantea mediar es simplemente una cínica treta de guerra.
 
Cabe mencionar que en Venezuela y Ucrania ha sido comprobada la participación de mercenarios extranjeros y, en este último país, también los pacíficos ciudadanos fueron entrenados en táctica militar, lucha cuerpo a cuerpo, en armas y detonación, escudos, control vehicular, choque con fuerza pública, entre otras actividades “pacifistas” (1).
 
El llamado de Nicolás Maduro a un diálogo nacional con toda la oposición, de ningún modo representa un signo de debilidad o estimulo al extremismo. Más bien, es la oportunidad de integrar sectores venezolanos que desean a su país libre de conflictos internos y situaciones problemáticas como desabastecimiento y otras.
 
Existen niveles de corrupción.

Aunque fuese heredada, producto de familias que saquearon el país y empobrecieron a su pueblo, hay que limitarla hasta tal punto que ser ciudadano implique servir con alegría, veracidad y eficacia al país. Investigar al máximo cada foco debe ser tarea del gobierno. De igual modo, lo relativo a la producción y el acaparamiento, incentivando el control desde la comunidad y la producción desde las fábricas, o sea, con eficiencia bolivariana.
 
Enrique Villanueva Molina  afirma con convicción: “Es necesario recordar que la Venezuela antes de Chávez, era un país polarizado entre la miseria y la riqueza, realidad provocada por la injusta redistribución de la renta petrolera, en el convivían una minoría privilegiada y una mayoría hundida en la pobreza, el 70% de la población. El país se gobernaba por una economía dependiente, improductiva y desarticulada, con altos niveles de corrupción, inflación y desempleo.
 
El Estado era clientelar e improductivo, con ministerios que funcionaban con dobles nóminas pagadas por Petróleos de Venezuela,  (PDVSA), repleto de funcionarios y empleados militantes de Acción Democrática (AD) y del Demócrata Cristiano (COPEI). El contraste de esa realidad desigual y abusiva era un pueblo manipulado por la corrupción y estafado por los partidos políticos y la oligarquía de entonces.” (2)
 
Construir un proyecto de equicracia en el mundo es difícil aunque no imposible. Demora tiempos donde la gente debe comprender con pensamiento la realidad superando la superficialidad y el individualismo, fuentes de la avaricia. Sin embargo, en América Latina parecen sentirse con fortaleza los vientos tibios de la humanización. Que ellos sean el presente y porvenir del mundo que se entregará a la nueva generación humana.
 
Es una “lucha estudiantil” sin objetivos educacionales.

La Unesco ha reconocido a Venezuela como el quinto país con mayor matrícula universitaria del mundo, que ha crecido en más de un 800%, siendo alrededor del 75% educación superior pública y, sin embargo, no se conoce una sola lucha del “movimiento estudiantil” actual para lograrlo, mientras hay “estudiantes" marchando  contra "torturas" y por comida.
 
Interrogantes esenciales plantea el analista Matías Bosh Carcuro: “¿Por qué si los estudiantes de la educación superior en Venezuela ya superan los 2 millones 600 mil (es decir, alrededor de nueve veces lo que existe en República Dominicana), las manifestaciones que se observan son más bien en forma de focos o grupos de decenas o, a lo sumo, cientos de personas? ¿Por qué si lo habitual y normal es que los estudiantes o sindicatos marchen por más bienes y servicios públicos, y leyes más democráticas y equitativas, los “estudiantes” que marchan en Venezuela lo han hecho por papel higiénico, defendiendo la propiedad privada sobre medios de prensa o negocios de consumo? ¿Por qué no se conoce aún el nombre de ninguna federación u organización estudiantil, ningún pliego de demandas ni el nombre de ninguno de sus más importantes dirigentes o miembros de directivas, y sí se conocen los nombres de connotados y antiguos líderes de la oposición partidista y electoral, involucrados en las acciones golpistas de 2002 y 2013?
 
Tal como lo plantean con claridad los dirigentes estudiantiles chilenos, Carla Amtmann e Iván Vita (3), las actuaciones de los estudiantes involucrados demuestran  que su crítica se dirige no a incrementar los logros que han resultado del proyecto bolivariano, sino a lamentarse por la pérdida de poder de la burguesía y el imperialismo, y el empoderamiento de los sectores populares.
 
Consideraciones de principio.
 
Es factible asegurar que la ignorancia y el odio son fuentes primarias de los Golpes de Estado.
 
A diferencia de Ucrania, donde se permitió la mentalidad fascista, hubo debilidad ideológica sin percibir la rapidez en el Golpe de Estado y los dirigentes cedieron principios de legitimidad, Venezuela posee una alta base popular y Fuerzas Armadas conscientes. Por ello, hay que centrarse en consolidar la reflexión-acción en el país.
 
Cabe insistir, entonces, en interrogantes molestas que deben plantearse a partir de las preguntas inquisidoras de Bosch Carcuro: ¿por qué si los bolivarianos y sus aliados han ganado las elecciones de 2012 y 2013, incluidas las municipales de diciembre recién pasado cuando obtuvieron el 55% de los votos y el 76% de las alcaldías, se habla de que el oficialismo es hoy “minoría? ¿Por qué se propone su renuncia como salida a “la crisis” o un referéndum revocatorio, fuera de todos los plazos y procedimientos legalmente establecidos para ello en la Constitución hecha con el propio liderazgo bolivariano? ¿Por qué se invoca la falta de diálogo si hace apenas dos meses se dio en Venezuela un encuentro histórico entre el Ejecutivo nacional y todos los alcaldes recién electos, incluyendo oficialistas y opositores, y por tanto con la participación de todos los partidos y posiciones? ¿Con quién se dialoga, quién dirige o lidera “la crisis”?
 
¿Por qué no usan las gobernaciones, alcaldías y curules en las Asambleas nacional y estatales para proponer un curso de acción pacífico y político, y por qué no canalizan a través de su enorme incidencia mediática las denuncias de “corrupción”, “fraude”, “totalitarismo”, “hambre y “represión” con pruebas contundentes e irrefutables –no por tuits ni cápsulas de Youtube- cómo sí hacían las oposiciones a Trujillo, Balaguer, Pinochet o Videla?
 
Tal como se estableció en columnas anteriores, corroborado por el estudio de Javier Rodríguez Carrasco, las “primaveras árabes” no fueron estacionales  ni árabes pues su origen es propio de la injerencia externa de naciones que financian sectores a través de un libreto planificado con anterioridad. Una de las conclusiones más importantes es que para la prensa neoliberal los mismos hechos son diferentes dependiendo de las órdenes que reciban, lo que demuestra claramente que la lucha por la libertad sin restricciones a los poderosos es una verdad plena. Así, los estudiantes y los activistas en Colombia y Chile son energúmenos, y en Venezuela santos. Extraña paradoja bipolar.
 
Los recientes informes de China y Ecuador sobre la violación de los Derechos Humanos en Estados Unidos y su relación directa con el terrorismo son pasos que permiten ver acciones decididas para detener la escalada bélica de ese régimen. La posición rusa sobre Crimea es consecuente y necesaria. En esta dirección, ¿no es cinismo de la Unión Europea y Estados Unidos y la oposición aceptar un acuerdo en Ucrania, convenir en medidas y luego dar un Golpe de Estado al otro día? Aún más, amenazar con sanciones-costos a Rusia si sus tropas intervienen en Crimea, cuando han provocado ya un Golpe de Estado por sobre la legalidad eleccionaria. En Venezuela, sus dirigentes no creen en la “mediación” de John Kerry quien ha sugerido solicitar a Colombia interceder, especialmente cuando este funcionario no ha sido invitado a participar en la discusión.
 
La campaña internacional desatada por Obama a través de todos los instrumentos a su alcance para denunciar a Nicolás Maduro sufre una tenaz complicación: ¿entonces todas las personas elegidas por la vía electoral son dictadores? ¿ mientras menos gente vote por ellos es más democrático?¿tener poderes omnímodos como los que posee Barak son libertarios? Queda clara la ilógica, irracional, propia de una demencial argumentación que no tiene sentido si no es vinculado a la desesperación.
 
Maduro ganó con un porcentaje mayor al de Obama, con elección directa, sin subterfugios, y la refrendó en las legislativas con un millón de votos más. Por el contrario, el presidente estadounidense retrocede cada día en su aprobación y, aún más delicado, en la influencia internacional pues se lo considera un político bipolar.
 
Finalmente, lo bello y esperanzador: Chávez pasó por este territorio y seguramente estaría alertando al mundo civilizado, a los gobiernos vinculados a la soberanía de los pueblos, a los millones de ciudadanos que reclaman paz sostenible, que es hora de sustentar sólidas posiciones que impidan la escalada guerrera, loca, siquiátrica, de gobiernos bélicos, los que respondiendo a las mega familias requieren de nuevas guerras y todo parece indicar que están tensionando conflictos para que ello se dé. No es ilógico pensar que la derecha colombiana intente producir un conflicto artificial con su hermana nación.

¡Es hora de pensar y actuar decididamente por la Humanidad!
 
 
1.     Informe que muestra la preparación “pacífica” en Ucrania. http://www.diario-octubre.com/2014/02/26/ucrania-euromaidan-y-los-rostros-enmascarados/
2.   http://piensachile.com/2014/03/basta-ya-de-mentiras-en-venezuela-estan-fabricando-un-golpe-de-estado/ 
3.   http://www.carlaamtmann.blogspot.com/ 

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias