X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/zmN

Israel a ONU: ¿hasta que la muerte nos separe?

Publicado: 4 ago 2014 15:40 GMT
La ley de la Compensación es inobjetable: aquella persona, familia, régimen, nación o potencia colonial que dañe la vida humana intencionadamente tendrá una condena en cualquiera de sus formas.   

Humanología

Mientras los funcionarios de Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Francia, salen huyendo cobardemente desde Libia después de producir un caos general resultado de su invasión, definitivamente ha quedado claro y sin discusión alguna que la ONU es simplemente un organismo de defensa de las potencias neocolonizadoras y paquidérmico para actuar en pro de la vida. No hay otra radiografía más nítida. A su vez, las sanciones a Rusia por parte de enclaves de poder demuestran acciones desesperadas, pues la hoja de ruta genocida en todos lados no está saliendo bien.  En Palestina todavía lo pueden hacer…aunque no por mucho tiempo.
 
Es evidente que la historia de la ONU está plagada de actos que han favorecido la injerencia de las corporaciones  militares transnacionales en las más diversas naciones del globo terráqueo o, en su defecto, ha permanecido en silencio cómplice ante las masacres de pueblos enteros. Las diferentes “investigaciones” han finalizado sin realizar actos concretos que sancionen o envíen a tribunales de justicia internacional a personajes que han instigado o autorizado genocidio, asesinato, encubrimiento, tortura, de naciones, pueblos, grupos e individuos. Así, el último fallo sobre Ucrania es inconcebible desde la lógica ya que, después de exponer los asesinatos de civiles inocentes por parte de Kiev, termina sin proponer la detención al fuego. Confirma que la ONU sirve usualmente a sus patrocinadores originales.
 
Por ello, de la masacre en la Franja de Gaza se puede concluir y prospectar nueve puntos fundamentales:
Primero, que el sionismo (diferente del judaísmo), es la filosofía que imponen sus líderes en Israel. El Sionismo es un movimiento nacionalista extremo, conservador, neoliberal, eurocéntrico, militar  y político, de carácter  mundial, cuyo objetivo es lograr la patria en la “tierra prometida” considerada según Israel, fomentando la migración judía para su propia liberación y autodeterminación. Persigue la unidad del pueblo judío como Estado y con Jerusalén como capital, defendiendo sus derechos a través de la ley del Talión, utilizando todos los recursos existentes para colonizar y extender su territorio con el fin de lograr el destino divino que implica ampliar sus fronteras actuales afectando a todos sus vecinos.
 
Es decisivo mencionar que el Holocausto marcó un pragmatismo racionalizado que condujo a interiorizar una expresión colectiva de agresividad hacia todo aquel que considere enemigo de sus ideas, razón por la cual sus antiguos torturadores se vuelven cercanos en la medida que permitan su visión expansiva. El silencio de Alemania, Inglaterra, la Comunidad Europea, ha sido cómplice asociado con el racismo y la etnicidad controlada.
 
Cuando un francotirador hebreo se jacta en Instagram de asesinar 13 niños palestinos, o israelitas se sientan a conversar plácidamente en una colina viendo como exterminan a un pueblo, estamos ante un estado de neurosis colectiva, previa a una enfermedad sicótica propiciada por esta visión “iluminada”. Cuando entonan canciones alegres por el asesinato cruento de niños y mujeres, la sociopatía se ha consumado y es peligrosa ya que indica fe en una raza superior.  
 
Esta es la concepción que guía el actuar del régimen israelí pese a que existen sectores populares que propician la democracia, con represión inclemente en el interior del sistema. Conociendo esta ideología se sabe los pasos que continúan.
 
Segundo, ante las exigencias de Hamas (Movimiento islámico de resistencia palestina), se ha demostrado hasta la saciedad que sus reivindicaciones no son de ninguna forma absurdas. Por el contrario, todo pueblo del mundo requiere tener pasos fronterizos que permitan el libre tránsito de mercancías y ciudadanos, que sus costas puedan ser disfrutadas y utilizadas para la alimentación en el grado que sea necesario y no limitadas por un invasor a 3 millas marinas, terminar con una zona de seguridad que significa establecer una cárcel a plena luz del día donde cualquiera puede ser eliminado, derogar el bloqueo absoluto contra los territorios del estado Palestino causante de una crisis sin igual, liberar a los palestinos presos en las cárceles judías y de inmediato a aquellos detenidos actualmente, la investigación técnica respecto al asesinato de los jóvenes que facilite sancionar a los culpables, entre otras decisiones fundamentales para el buen vivir de los humanos.
 
Ante la denuncia israelí sindicando a Hamas como grupo terrorista, la interrogante obliga a determinar su fuerza militar, sin obviar que es un grupo político ganador de una elección legal: ¿cuántos tanques, aviones, misiles de última generación, ejército regular, financiación posee? ¿Qué ideología sustenta?¿En qué territorio se establece? ¿Actúa políticamente en una nación ocupada? De la respuesta procede caracterizarlo como ejército regular, terrorismo o movimiento de resistencia legítimo.
 
Cabe señalar con fortaleza analítica, que uno de los objetivos del bloqueo era y es provocar una crisis alimentaria (similar a Venezuela), médica, de movilización, en forma de “primavera rosada” en Gaza y Cisjordania, a partir de su propio pueblo, obligando a la paz con Israel y ayuda económica. Sin embargo, pese a todas las inclemencias esa gente no se ha arrodillado y sigue luchando día a día, en resistencia, por un Estado en libertad.

Tercero, tanto israelíes como palestinos tienen un origen y destino común Los israelíes son árabes y por tanto muy similares físicamente a los palestinos y, pese a todo los intentos de esconderlo (al igual que las cirugías faciales de Michael Jackson intentando “hacerse” blanco), esa identidad no podrá ser borrada y finalizará con los intentos de cambiar su estructura genética forzada. La modernización ni el neoliberalismo son capaces de transformar las raíces si existe un proyecto de identidad. Esta posición tendrá que ser estudiada en toda su proyección y posibilidad.
 
¿No será posible que Israel se comprometa a desbloquear la Franja de Gaza y Cisjordania, permitiendo vivir a los palestinos como personas libres, mientras que éstos acepten no interferir en la vida de los israelitas? ¿Las opciones humanas han llegado a su punto de no retorno?
 
Cuarto, tal como se ha sostenido, la ONU deberá ser reformulada en su esencia o creada una organización complementaria de naciones unidas por la soberanía internacional y un mundo pluripolar. Esta segunda opción parece la más adecuada pues ya existe en el mundo un número cada vez más amplio de países que aspiran a la autodeterminación para decidir sus destinos económicos, políticos y humanos.
 
Molesta sobremanera a quienes siguen el desarrollo de estos acontecimientos la excesiva referencia a Ban Ki-moon, funcionario impuesto como secretario General de la ONU, quien no ha pasado de la retórica y los viajes en búsqueda de un Premio Nobel sin adjuntar una credencial seria. Extraña que la prensa crítica recurra a reiterar lo que dice este personaje cuando, en realidad, la orden de este organismo en la práctica es permitir el avance israelí, independientemente de los recursos orales. Es mucho más transparente la declaración de varias naciones llamando a consultas a sus embajadores, rechazando la masacre o cancelando visas a ciudadanos de esta nacionalidad. Mientras tanto las potencias neocoloniales callan.
 
Quinto, tendrá que darse muy pronto históricamente una sanción internacional a quienes propiciaron una guerra que parece interminable a través de fuerza desmesurada y, más que eso, desproporcionada: el quinto ejército del mundo, con toneladas de bombas utilizadas, no es una ecuación equilibrada.
 
La sentencia verbal de la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, que califica los ataques del régimen como desafío al derecho internacional y a la proporcionalidad de los ataques(¡!), considerándolos como crimen de guerra, sólo tiene sentido en la medida que las naciones actúen rápido y con fortaleza para impedir el genocidio. En caso contrario, es dar un visto bueno efectivo para continuar el proceso.
 
Sexto, la única opción es retornar a las fronteras originales antes de 1967, estableciendo un tratado de confianza y sujeto a obligaciones compartidas que impida la continuación de una opción bélica sostenida. Dadas las diferencias de poder, donde las naciones que buscan libertad no poseen la capacidad para detener la masacre, es absolutamente claro que la ocupación continuará hasta eliminar los túneles que, supuestamente, permiten transportar por su interior tanques, aviones, misiles intercontinentales  y no son de ningún modo herramientas para no perecer de hambre y sed. No obstante, el objetivo es ampliar el territorio, amedrentar y expulsar de la Franja de Gaza a sus legítimos ocupantes. Mientras el régimen estadounidense los apoye, esto será así.
 
Séptimo, no es cierto que la agresión militar de Gaza sea el fin del Estado de Israel o su colapso en este momento. Por el contrario, su acción militar y de propaganda, pese a la oposición mundial, es un intento de unir más a su pueblo ante la amenaza a su integridad, fortalecer las redes internacionales de alianza, mostrar su seguridad y desconocimiento de la oposición general, exponer la inflexibilidad de sus decisiones, compactar a las potencias para imbricarse solapadamente, demostrando que, en este momento de la historia de la Humanidad, aquel que posee las armas suficientes se vuelve el amo indiscutible destrozando a su opositor.
 
Afortunadamente, contrariamente a lo anterior, lo que se comprende es que el globo terráqueo ha cambiado y no es suficiente asesinar o chantajear para lograr sus objetivos. La cosmovisión multipolar y de complementariedad crece vertiginosamente. Una de las mayores esperanzas de los pueblos que buscan su libertad de las potencias coloniales es que la perversidad siempre se conozca aunque camine despacio, generando una solidaridad activa, concreta, para neutralizarla.
Octavo, la guerra mediática existe, está vigente y proseguirá.

Cómo explicar las diferencias: “mueren” más de 1900 palestinos, entre ellos 400 niños y 150 milicias de Hamas, con 9000 heridos y cerca de 300.000 desplazados, contra 63 soldados de Israel y 3 civiles.
 
Para ello es la propaganda ya que los Medios de información tendenciosa han preferido negar que son “67 años de ocupación, miles de muertos, 700 kilómetros de muro, 27.000 casas demolidas, miles de prisioneros, millones de refugiados palestinos, miles de asentamientos ilegales y cientos de toneladas de explosivos sobre Gaza; la violación por parte de Israel de 89 resoluciones del Consejo de Seguridad (sin mencionar las cientos de propuestas bloqueadas por Estados Unidos), del silencio internacional a la condena jurídica del muro por parte de la Corte Internacional de Justicia y del irrespeto sistemático a los Convenios de Ginebra, de los que Israel hace parte. (Son) años de oír el discurso sionista de que son las víctimas eternas de un Holocausto, que Israel sí quiere la paz, que Israel corre el riesgo inminente de ser destruido, que allí en Palestina no había nadie cuando en 1948 fue impuesto el Estado de Israel” (1) 
 

La orden verdadera, bajo bastidores, es que Israel puede continuar hasta que sus aliados, las Potencias señaladas, se lo permitan…inclusive demagógicamente diciendo que no están de acuerdo.

La propaganda israelí, difundida profusamente en el mundo, se presenta tanto en el país como fuera de modo tal que justifica la defensa de Israel ante el terrorismo palestino, asesinos de jóvenes y soldados patriotas, por lo cual debe defenderse obligatoriamente pese a que son un pueblo pacífico por esencia y, además, objeto del Holocausto ante un Hamás desalmado, único responsable de todo lo que ocurre. Por el contrario, ellos realizan una guerra caballerosa pues anuncian diez minutos antes que lo van a asesinar y, en otros casos, como la escuela de la ONU, se olvida por error. Ante un movimiento “extremadamente bien armado” (Shlomo Ben-Amí), hasta el uso del prohibido fósforo blanco es legal.
 
Para que esas ideas puedan ser asimiladas como tal se necesita un público idiotizado a través de la farándula, el deporte competitivo y de espectáculo, la violencia exacerbada, una educación robotizada y un matiz de democracia en libertad de prensa. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, convergiendo sobre el mismo concepto, con la máxima convicción, de tal modo que después de lanzar toneladas de bombas y la destrucción de una zona fronteriza habitada (para “reconstruirla” o “repoblarla”), se pueda informar que no hay certeza de que fue Hamás quien ordenó el asesinato de los jóvenes judíos, base de la intervención. Todo después de una masacre.
 
Noveno,  ¿”Obligará EE.UU a Israel a una tregua “humanitaria”? ¿Perderá  mayor influencia mundial?
 
Lo evidente, que se hará cada vez más claro para la opinión pública mundial pese al manejo mediático, es que la Casa Roja facilita o ejecuta todas las acciones punitivas que considere necesario, invierte recursos para ganar contratos y auspicia a los hermanos ideológicos puesto que sus doctrinas filosóficas son semejantes: al igual que el Excepcionalismo estadounidense son el pueblo elegido por Dios para poblar la tierra. Son los designados eternamente.
 
El doble juego de Obama, por un lado supuestamente exigir el cese al fuego a Netanyahu “compadeciéndose” de los palestinos y por otro vetar en el Consejo de Seguridad de la ONU una enérgica acción del mundo en contra de su socio hebreo, demuestra que la hipocresía se volvió definitivamente un ADN generacional, confirmando la escasa credibilidad que posee en el concierto internacional.
 
Interrogantes y consideraciones finales.

¿Y entonces, pese a la evidencia, cómo se explica que Netanyahu continúe manifestando como razón del ataque a la Franja de Gaza el asesinato de tres jóvenes israelíes, los túneles y los “peligrosísimos” cohetes de Hamas?
 
Los datos aportados anteriormente corroboran que la motivación proviene del carácter expansionista del régimen israelí (auspiciado por el régimen estadounidense como mentor), cuya visión mesiánica tiene como único objetivo crear una patria capitalista-nuclear que pueda ordenar a otros estar bajo su mandato. Por tanto, del debilitamiento de esta concepción fuerte al interior social y de las presiones objetivas desde el exterior, es factible que resulte una respuesta humana a la situación de contradicción antagónica con Palestina. De otro modo, a través de una confrontación directa o un desgaste por años, es improbable por ahora.
 
Este viernes 1 de agosto, Ban ki-Moon, atribuyéndose toda la representación de la ONU, junto con Estados Unidos,  han culpado a Hamás por la desaparición reciente de un soldado israelí en una ofensiva en la Franja de Gaza y por la ruptura de la tregua declarada, aunque este funcionario ha manifestado que no podría confirmar de forma independiente lo ocurrido en las últimas horas  pese a que el  Movimiento de Resistencia Islámica Palestina lo ha negado enfáticamente. Dos días después se conoce por parte de las fuerzas armadas del régimen israelí que está muerto y no secuestrado.
 
Es la reiteración del típico guión: culpa y después confirma si puedes…que siempre ayuda a distorsionar la verdad.”

De allí que queda difícil responder preguntas a los niños cuando hay experiencia anterior de la OTAN en bombardear y asesinar en locales educativos, por lo cual el atentado a un hospital o un mercado popular no debe sorprender. Entonces:¿Cómo explicar a las familias que sus hijos, madres, padres, parientes, amigos, compatriotas, fueron asesinados por una razón que no existía? ¿Comprenderán  que es la misma pantomima pues en Ucrania hoy es igual? ¿Alguien les contará que en Irak falleció más de un millón de personas producto de otra razón falsa también? ¿O en Serbia? ¿Cómo explicar treguas ”humanitarias” en las batallas de muerte? ¿Podrán entender que significa infanticidio cuando ellos lo viven a diario?
Tal vez es hora que se comience a reaccionar en todos los frentes contra la injerencia conquistadora y ello implica, por ejemplo, que ante la hipócrita carta de Obama señalando que Rusia viola el tratado de 1987 sobre misiles nucleares de mediano y corto alcance, Vladimir Putin acuse públicamente a este representante del régimen estadounidense del genocidio en Irak, Palestina y Libia, cuando menos. Las pruebas existen y debe hacerse por obligación ética con el mundo soberano y las naciones en peligro de intervención. Las acciones decididas, activas, son una gran posibilidad de formar el mundo pluripolar que planteaba con tanta convicción Hugo Chávez Frías.

Definitivamente, es importante precisar que las religiones tienen su propio fundamento espiritual histórico, por lo cual el sionismo no lo es sino que se convierte en un proyecto político escudado en un soporte divino. El judaísmo verdadero sigue los preceptos de la Torá y confía en Yahvé como un personaje que entrega su don de gracia a los gentiles, siguiendo la tradición de piedad, y otra es la geopolítica de la usurpación territorial.
 
¿Cuándo se formará un tribunal internacional para juzgar a los autores de la masacre de Gaza, considerado una ofensa grave a la Humanidad?

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias