X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/AIr

¿Se puede vencer pronto al Estado Islámico? Análisis y estrategia

Publicado: 23 sep 2014 15:47 GMT
Atemorizar al mundo con Daesh es el objetivo de la industria financiera militar. Derrotarlo en corto tiempo es factible en la medida que las potencias y monarquías que lo protege sean detenidas, denunciadas y castigadas internacionalmente.

La predicción de un evento en tanto tendencia se logra empleando una estructura metodológica que, usando la dialéctica humanológica,  proponga un panorama claro para realizar la estrategia acertada, sin negar la existencia de factores que pueden convertir una acción definida en una confusa situación que impide su materialización correcta. Es lo que se denomina la agenda oculta.

En este sentido, es factible dar un diagnóstico probable a partir de cinco tesis que tocan los aspectos básicos del conflicto, sin desconocer la existencia de otros elementos que pueden estar asociados y se dejan de considerar, lo que puede influir en la caracterización entregada.

Cinco tesis básicas

1.   El número de yihadistas excede las cifras dadas por la CIA.

El total de efectivos del Daesh se estima en 30.000, lo cual es correcto en cuanto se refiere a un tipo de militantes pertenecientes a esta organización. Sin embargo, ello inicia de un erróneo concepto cual es creer que Al Qaeda y Frente al Nusra son grupos desvinculados y sin lazos fuertes, e incluso, de sangre. De igual modo, los 5000 soldados “moderados” del Ejército Sirio Libre que entrenará Estados Unidos, se suma al Estado Islámico pues en todos ellos existe el objetivo de derrotar a Siria, Irán, Irak, sin ninguna defensa del mundo árabe como lo es el símbolo Palestina. Por tanto, es una adición de militantes cercana a medio centenar de miles (probablemente 50.000 o más), con una ideología sustentada en el Islam extremo y, por ello, una parte de sus integrantes posee alta fortaleza mental en cuanto convicción armada. Son combatientes con buen nivel táctico y conocimiento del terreno.

 Naturalmente se une a este destacamento la presencia de mercenarios cuya función es imprimir violencia inmensa y causar espanto a los adversarios, todo lo que se confunde en una acción sanguinaria. Enriquecidos con logística de alto impacto, tecnología moderna, armas de última generación y con un autor intelectual que los auspicia, las condiciones son óptimas.

Por tanto, la “estrategia aérea” es importante, aunque ineficaz realmente pues no hay enfrentamientos entre grupos armados similares. Se requiere una acción concertada, planificada, con sentido de patria para vencer.

2.   La guerra se da en condiciones urbanas y, por ello, es personalizada.

A diferencia de una colisión en campo abierto, con objetivos delimitados y ataque aéreo que define procesos, ésta se realiza en ciudades donde las dificultades son extremas pues se combina  población, la infiltración, el escudo humano, la lucha casa por casa o barrio a barrio, el uso de túneles y bombas trampa, el atemorizamiento de los habitantes, junto a una diferencia numérica importante a favor del Estado Islámico.

Actualmente son pocos los ejércitos que saben de ejercicios reales en campos concretos de acción urbana. Entre los que pueden dar lecciones en esta área está el ejército árabe sirio que ha tenido que combatir con recursos limitados a sectores avalados de modo armado y con la confianza en ideólogos o autores intelectuales poderosos. No obstante, la fortaleza interior de quien combate por su patria es un factor que desestabiliza a organizaciones bien conformadas.

3.   Ningún conflicto armado de esta dimensión dura un tiempo ilimitado.

EIIL tiene tres caminos: uno, triunfar y apoderarse de todos los espacios que ha delimitado como el Califato, es decir, llegar a España incluso, lo cual es difícil puesto que sus patrocinadores no aceptan que se desplace como ejército en dichos territorios ya que afectaría su propia seguridad. Mientras ocupe a Irak, Siria, Líbano, Turquía, u otro límite no amigo, es permisible.

Dos, mantener indefinidamente el lugar que ocupa en tanto territorio, siendo avalado por sus patrocinadores europeos. Este es un objetivo para establecer un foco de tensión recurrente aunque supuestamente combatido.

Tres, ser obligado a emigrar en forma de células de tal suerte que como terrorismo quede reducido a redes. Eso implica perder la batalla, superado por la fortaleza que otorga la independencia soberana de ciertas naciones.
 
4.   La existencia de una verdadera sociedad en peligro vital, con sentido patriótico, logra la victoria.

Naturalmente cualquier coalición que emplee soldados mercenarios no logrará neutralizar al ISIS. Sólo lo puede hacer un pueblo organizado que se une combativamente a través de unas fuerzas armadas que sienten su tierra como invadida y que sus familias estén en peligro de muerte. Una lucha con mística, fervor y eficacia dará la victoria.

Seguramente varias naciones se reforzarán a sí mismas por fuera de la Coalición, ratificando que sólo por su propia defensa se puede neutralizar la amenaza.
 
5.    La agenda oculta de naciones que avalan el terrorismo debilita el triunfo efectivo. La doble moral.
Sin embargo, los esfuerzos para triunfar deben estar precedidos verdaderamente de una retaguardia o frontera que no los traicione.

En esta dirección, los esfuerzos de la coalición parecen ser gaseosos pues incluso la “estrategia” anunciada por el Secretario de Defensa del Pentágono peca de ambigua al enunciar ideas y no proponer un plan concreto con etapas, logros, readecuación, marco definido y en proceso, categorías básicas para un enfrentamiento de tales proporciones. Nadie quiere enviar a sus conciudadanos a ser carne de cañón ante este grupo del terror. Es alta retórica.

La respuesta analítica efectiva

Acorde con lo expuesto, se confirma que la guerra se puede ganar en la medida que las potencias occidentales no impida la derrota del EIIL. De lo cual se desprenden las siguientes definiciones:
 
A.   Todos los esfuerzos de la Alianza con el supuesto fin de acabar de raíz con el Estado islámico son discutibles pues su objetivo parece ser  sostenerlo, en la medida que sirva como herramienta que debilita a las naciones soberanas de la región. Una conjunción de propósitos a través de la unidad de Siria, Irán, El Líbano, Irak, con posibilidades de estabilizar paulatinamente la situación con Libia y Afganistán ampliando las relaciones fraternas, y centrando su esfuerzos en Turquía, daría una sensación de respiro geopolítico inmenso lo que no es conveniente para quienes desean destruir la paz mundial.

En concreto, ¿qué está haciendo la Alianza, de modo racionalmente estratégico, para eliminar al Estado Islámico, Daesh, ISIS, EIIL, como se le denomina para confundir su origen corporativo?

Si una estrategia implica un proyecto reservado, no comunicacional ni para generar impacto a la opinión pública, sino secreto, pensado, que logre el objetivo planificado, es casi absolutamente insuficiente lo que se ejecuta pues, además de alertar al contrario de lo que se hará, le indica las rutas a seguir. Es lo que se denomina acertadamente un proyecto de bandera falsa. El mismo instrumento, como el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, ligado al espionaje inglés y dirigido por Rami Abdulrahman (activista reaccionario que vive en Londres), es empleado como fuente de inteligencia.

La agenda oculta aquí cobra su más alta significación.
 
B.  En la medida que Irak y Siria, con el apoyo de Rusia, Irán, China, entre otras naciones, logre consolidar una sólida fortaleza, el Estado Islámico podrá ser desviado territorialmente aunque su organización a través de redes persistirá.

 No obstante, se seguirá intimidando al Occidente con la amenaza de una “invasión zombie” de los yihadistas a sus países, con el objeto de desviar la atención de los ingentes conflictos internos que conlleva un riesgo económico sustancial pues su situación se deteriora cada día más,  asustando a la ciudadanía para realizar su propia política de mercantilización armada y rentabilidad a costa del sufrimiento humano, además de intentar constantemente debilitar la visión del mundo pluripolar que avanza con un galope tranquilo aunque bajo coacción profunda.

El número de publicaciones, programas de televisión, entrevistas radiales, programas informativos, mensajes virtuales, sobre el terrorismo comienza a ser agobiante en el Occidente, corroborando lo anterior.

Cabe señalar finalmente varios elementos que influirán en la neutralización o no del EI:

I.  El cinismo de las potencias occidentales que hará creer que el terrorismo es la amenaza mundial evitando explicar el despotismo desatado en Ucrania, por ejemplo, o en Palestina, evadiendo su responsabilidad como creadores del Estado islámico.

Del  hallazgo de un almacén de armas químicas pertenecientes al EIIL, usadas anteriormente en Siria y que planeaban utilizarla en el asesinato de los habitantes de Diyala o las fuerzas militares, nada se dirá obviamente.
 
II. Se deberá exigir que en toda operación internacional considerada antiterrorista (en la que se incluye la coalición liderada por Estados Unidos contra el EI), el consentimiento expreso de los países involucrados so pena de considerarse una violación internacional aún más grave que la campaña empleada unilateralmente por la destrucción que implica de seres humanos inocentes, como ha sido la constante. Sólo el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas podrá dar su aceptación para ser legal.

En este sentido, la oposición de miles de iraquíes  protestando contra la intervención militar de Estados Unidos en su país bajo el pretexto de combatir al grupo terrorista, expresando que  viola la soberanía de Irak y asegurando que pueblo y ejército lo derrotará, es un hecho fundamental a tener en cuenta.  Así también lo dejó en claro el representante permanente de Rusia ante las Naciones Unidas, Vitaly Churkin, al advertir que “cualquier otra opción” es “ilegal y socava la estabilidad internacional y regional”. Irán ha manifestado su total determinación.

III.  La desconfianza en la Casa Roja es muy alta especialmente al no comprenderse como quien crea un grupo terrorista puede tener la intención de destruirlo realmente. Por ello, la solicitud de John Kerry a Irán para que desempeñe un papel importante no goza de credibilidad. Lo ratificó  el Líder Supremo de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, al considerar estos intentos como una forma para extender su presencia militar en Oriente Medio

La ayuda prestada a Irak y Siria por parte de Irán y Rusia son hechos concretos de aporte para derrotar el EIIL.

Conclusión


El Estado Islámico será neutralizado en la medida que la unidad del mundo árabe soberano se fortalezca y que se impida la injerencia de potencias armamentistas. Por tanto, es un proceso a corto plazo en la historia, en año y meses, aunque extendido si la presión mundial no logra sancionar a las fuerzas mercenarias que acompañan a ISIS.


La gente de paz espera que mucho más temprano que tarde se abra las alamedas por donde transite la humanización en esta región del Medio Oriente y que sus ciudadanos sean realmente parte del mundo libre del imperio.


Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias