Opinión

Un año de gestión de López Obrador en México: gobierno del pueblo y para el pueblo

Publicado:

Este domingo 1 de diciembre se cumplió un año del inicio del gobierno de López Obrador, quien volvió a convocar y llenar fácilmente el Zócalo de la capital mexicana, la principal plaza pública del país y corazón de la vida política nacional, congregando a más de 250.000 personas. Comprensible tomando en cuenta que tiene más del 70 % de aprobación, según varias encuestas, principalmente en la gente joven, lo que significa que el gobierno de López Obrador está echando raíces y parece ser que sus compromisos e ideales tendrán mucho futuro.

Pero la reunión también fue un recuerdo y catarsis del pasado. La gente rememoraba todas las veces que acudieron ahí, punto de encuentro en las buenas y en las malas. Ahí donde en 2005, cuando buscaban desaforarlo, el pueblo protestó y realizó la marcha más extensa hasta entonces en la vida nacional, que alcanzó el millón de personas. También ahí, durante el fraude electoral de 2006, la gente volvió a protestar, llegando a manifestaciones de más de dos millones personas. La plaza donde la gente había vivido tristeza y frustración tantas veces, en esta ocasión lo que se percibía era esperanza y confianza.

Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
La reunión también fue un recuerdo y catarsis del pasado. La plaza donde la gente había vivido tristeza y frustración tantas veces, en esta ocasión lo que se percibía era esperanza y confianza.

Consciente de que era una audiencia que lo había acompañado en múltiples ocasiones, esta vez el discurso que dio AMLO (a diferencia del informe que dio al Congreso en septiembre y que también presentó a la gente) tenía menos números y estadísticas pero más definiciones políticas. La primera fue dejar en claro que el suyo es un gobierno del pueblo y para el pueblo, y que su presidencia se lo debe todo a la gente.

Populismo escandaloso para muchos de sus críticos y opositores. Para el amante de la historia resuena el discurso de Gettysburg, el más importante de Abraham Lincoln, que en defensa de la democracia y de la abolición de la esclavitud decía que se luchaba para que "el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo" no desapareciera. En el caso mexicano, López Obrador se refiere a que el pueblo es el auténtico soberano de la nación y principal agente de la transformación de la vida pública del país. Asimismo, que los esfuerzos de la administración deben ir encaminados a mejorar las condiciones de más de la mitad de la población que fue olvidada en el periodo neoliberal. Se gobierna pensando en los pobres como prioridad. Algo que no gusta mucho a las élites económicas o a las clases medias más conservadoras o en los que viven pensando solo en sus pequeños cotos y privilegios de manera egocéntrica.  

Para otros es un discurso demagógico. Dicen que no existe tal cosa como el pueblo, solo ciudadanos, individuos. Pero la gente que se reúne sabe que ha sido desplazada por años de las decisiones sociales que les atañen. Los olvidados del sistema conocen bien del desprecio que les profesan las élites, del racismo y clasismo existente en la sociedad mexicana. Y esto que antes se negaba o se escondía debajo de la alfombra ahora forma parte de la discusión en la esfera pública. Ahora, la mitad de los hogares participa de algún programa de bienestar (adultos mayores, becas de estudio y trabajo, para discapacitados y madres solteras, etc.), mientras que en los pueblos indígenas la cobertura llega a más del 90 %.

Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
Para otros es un discurso demagógico. Dicen que no existe tal cosa como el pueblo, solo ciudadanos, individuos. Pero la gente que se reúne sabe que ha sido desplazada por años de las decisiones sociales que les atañen. Los olvidados del sistema conocen bien del desprecio que les profesan las élites, del racismo y clasismo existente en la sociedad mexicana.

A pesar que no ha crecido la economía, la distribución es más equitativa y eficiente, y eso ayuda a fortalecer la economía popular y el mercado interno, lo que explica los altos índices de aprobación. Hacia el exterior el gobierno de López Obrador adquiere cada vez una mayor legitimidad a nivel internacional y un liderazgo regional gracias a posturas claras de carácter político pero con dimensión humanitaria. El asilo a Evo Morales y el condenar explícitamente el golpe de Estado en Bolivia muestra su compromiso con la tradición de asilo que caracterizó a México internacionalmente por décadas antes de ser interrumpida por la derecha. "Desde México para el mundo, sostenemos: democracia sí, militarismo no", afirmó el presidente mexicano. La presencia de Pepe Mujica, expresidente de Uruguay, como invitado especial del informe ratifica la importancia que ha adquirido Latinoamérica en la política exterior, además el compromiso con una visión más comunitaria y menos individualista que la que ofrece el neoliberalismo.

El proyecto de López Obrador está definido y se viene  cumpliendo: el primer año había que desmontar el aparato neoliberal. Ubicar las resistencias e irlas eliminando. Que la gente, incluso la del propio partido y de los servidores públicos, entendieran que es un cambio de régimen con valores distintos a los típicos que regían la administración pública como la corrupción o el lujo y la fatuidad de los funcionarios. Pero falta todavía. Desmontadas algunas de las peores prácticas y luchado contra diversas resistencias, en 2020 hay que poner los cimientos y en práctica las leyes aprobadas para el proyecto político propio de este nuevo régimen, y que haya un mayor dinamismo tanto en la economía como en la política. En términos agrícolas, en el 2019 se ha barbechado la tierra, en este segundo año deberá sembrarse lo que se cosechará a partir de 2021. Puede parecer tardado, pero construir nuevos andamiajes toma más tiempo que gobernar con ocurrencias o en el inmediatismo eterno.

Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
En términos agrícolas, en el 2019 se ha barbechado la tierra, en este segundo año deberá sembrarse lo que se cosechará a partir de 2021. Puede parecer tardado, pero construir nuevos andamiajes toma más tiempo que gobernar con ocurrencias o en el inmediatismo eterno.

Es claro que el gobierno ha quedado a deber en cuestiones de seguridad, el tema más complejo y el mayor desafío que enfrenta la administración por la inercia existente. Y aunque también hay un cambio de paradigma en cómo se enfrenta la problemática, la eficiencia de lo puesto en práctica será lo único relevante al final. Y en esto la realidad será implacable y no habrá ideología o discurso que valga si no hay mejoras visibles y verificables.

¿Y la oposición al proyecto de López Obrador? También hubo una manifestación que logró reunir a poco más de 10.000 personas. Una cifra 25 veces menor a la reunida en el Zócalo. El fracaso de esta convocatoria parece ejemplificarse en dos frases que fueron comunes en las pancartas de la marcha opositora. Una decía "¡No al comunismo!", mientras otra rezaba "¡Viva Cristo Rey!". La mentalidad de los conservadores está anclada a una realidad que nos remite al periodo posrevolucionario y a la Guerra Fría. La derecha parece ser un ejemplo de libro de texto para la alegoría de la caverna de Platón. En vez de hacer críticas constructivas, erigir una narrativa propia o proponer discusiones y leyes con mejoras pragmáticas, están envueltos en las sombras de las cavernas en las que habitan. Tendrán que mejorar mucho si quieren ganar espacios de forma democrática y no con el espíritu golpista y violento que los caracteriza en México, como en cualquier parte del mundo.

Un año de un gobierno del pueblo y para el pueblo. Porque el pueblo se lo ganó.

@BuenrostrJavier

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

RT