Opinión

Los logros más importantes del gobierno de López Obrador (y lo que queda para la otra 'mitad del camino')

Publicado:

Este miércoles el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rindió su Tercer Informe de gobierno. El tercero de los seis que dará si la consulta sobre la revocación de mandato que se llevará a cabo en marzo de 2022 le favorece, aunque todo indica que así será. Es la mitad del camino, y así es como el mismo ha titulado su más reciente libro que salió a la venta también el miércoles. Son dos informes. Uno corto, el de una hora que fue dirigido a una audiencia reducida, especialmente a los empresarios y el círculo rojo. Y el informe largo, su libro de 328 páginas, que va dirigido al pueblo de México y en especial a los más de 30 millones de ciudadanos que votaron por él en 2018, donde narra con detalles y anécdotas lo que ha sido su mandato durante esta primera parte.

En el mensaje dado en Palacio Nacional, López Obrador se enfocó principalmente en factores relacionados con la economía y las reformas constitucionales llevadas a cabo por su gobierno. La crisis sanitaria que provocó el covid-19 trajo consigo la mayor recesión económica a nivel mundial en casi un siglo, y en medio de estas crisis, la economía mexicana respondió favorablemente y mantuvo la estabilidad macroeconómica con políticas poco ortodoxas, como fue el que no se contratara deuda pública ni que hubieran estímulos empresariales, pero con una recaudación fiscal histórica que fue reconocida a nivel nacional por tirios y troyanos e internacionalmente por organismos como la OCDE o el FMI.

En lo que va del sexenio de López Obrador, el salario mínimo ha aumentado en términos reales un 44%, algo que no había ocurrido en más de tres décadas. Se aprobó también una reforma laboral que hará que más de 4 millones de trabajadores que estaban contratados por outsourcing puedan gozar ahora de todos sus derechos laborales. En otros gobiernos eran comunes las devaluaciones, mientras que ahora ha sido al contrario y en este lapso el peso mexicano se ha apreciado respecto al dólar estadounidense, dando al traste con uno de los pronósticos más extendidos por la oposición y los detractores de López Obrador.

No han aumentado en términos reales los precios de las gasolinas y la electricidad. Solamente el gas está un poco por encima de la inflación, pero el gobierno busca corregir ese aumento en el corto plazo poniendo más empresas al servicio de los consumidores, incluyendo una de tipo estatal que se llama Gas Bienestar y que comenzó su distribución hace algunos días atrás.

Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
Es la mitad del camino, la mitad del sexenio, pero en la cabeza de López Obrador él ya consumó uno completo, por esa doble jornada de trabajo que se impuso desde al principio a sí mismo y a sus principales colaboradores.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ha crecido en 28% para alcanzar índices históricos. La inflación, aunque recientemente aumentó, se mantiene en niveles estables de alrededor del 6%, mientras que se ha reducido la tasa de interés de referencia que fija el Banco de México para situarse en 4,5%. A fines de la administración pasada las reservas estaban por 173.775 millones de dólares y actualmente ascienden a 205.391 millones de dólares, lo que significa un aumento del 18% y un máximo histórico de más de 30.000 millones de dólares.

A pesar de la pandemia y la recesión económica, nunca hubo una crisis de consumo gracias a las remesas que mandan los migrantes mexicanos en Estados Unidos y a los apoyos de los programas sociales que llegan ahora a un 70% de la población mexicana, incluyendo la Pensión Universal para Adultos Mayores, cuyo monto irá aumentado hasta llegar a ser el doble del actual en 2024 y cuya edad de acceso se redujo de 68 a 65 años.

Al hacer el recuento de estos hechos, López Obrador los fue enumerando: "Récord histórico en remesas, récord en inversión extranjera, récord de incremento al salario mínimo, récord histórico en no devaluación del peso, récord histórico en no incremento de deuda histórica, récord histórico en aumento del índice de la Bolsa de valores, récord histórico las reservas del Banco de México". Y remató riendo y mandando un mensaje coloquial a la oposición y a la tecnocracia neoliberal con un dicho mexicano: "Tengan para que aprendan".

Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
Javier Buenrostro, historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University.
¿Qué queda para la otra mitad? Si en la primera tuvimos 55 reformas constitucionales para la segunda seguramente ya veremos muchas menos. Será tiempo de consolidar lo hecho y afianzarlo, ponerlo en marcha y que no sea letra muerta.

Pareció que el mandatario mexicano estaba bien y de buenas durante el informe. Se le vio cómodo. Ante las versiones sin fundamento que circulan desde su primera candidatura presidencial en 2006, sobre que buscaría modificar la Constitución para reelegirse, las ha desechado nuevamente. Alguna vez afirmó que haría dos sexenios pero que era porque trabajaría el doble de horas para cumplir las tareas que tenía en mente en el mismo tiempo. Teniendo eso en cuenta, no debe extrañar que desde hace unos días insiste en que se siente satisfecho de los logros alcanzados y los califica de prácticamente irreversibles. Es la mitad del camino, la mitad del sexenio, pero en la cabeza de López Obrador él ya consumó uno completo, por esa doble jornada de trabajo que se impuso desde el principio a sí mismo y a sus principales colaboradores.

¿Qué queda para la otra mitad? Si en la primera tuvimos 55 reformas constitucionales para la segunda seguramente ya veremos muchas menos. Será tiempo de consolidar lo hecho y afianzarlo, ponerlo en marcha y que no sea letra muerta. Por eso los cambios que ha habido en las últimas semanas dentro de su gabinete, donde fueron sustituidos los titulares de Hacienda, Gobernación, Función Pública y apenas hoy por la mañana el de la Consejería Jurídica. Y los que faltan.

Además de esta consolidación de la administración pública y de poder aterrizar en el cotidiano las modificaciones constitucionales y jurídicas, ya también ha comenzado el juego político de la sucesión presidencial y quien recibirá el apoyo del obradorismo, que no debe entenderse como igual al del andamiaje institucional de MORENA. El movimiento obradorista es mucho más amplio y plural que el partido político, y consciente de esto, y a raíz de algunos resultados y acciones puntuales durante las elecciones intermedias, pareciera que López Obrador profundizará y afianzará su condición indiscutida de líder social del movimiento social y popular más nutrido en México desde el cardenismo para poder establecer mejor su legado.

rtnoticiasrtnoticias

@BuenrostrJavier

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.