X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/eUM

Libia, de la 'primavera' al infierno (Parte 1)

Publicado: 29 oct 2012 23:00 GMT | Última actualización: 29 oct 2012 23:33 GMT

Recientemente, se ha cumplido un año del asesinato de Muammar Gaddafi, momento en el que Libia desapareció totalmente de los medios de masas occidentales, como si su muerte hubiera normalizado democráticamente al país, otorgado a sus ciudadanos la anhelada libertad, y establecido un respeto estricto a los derechos humanos.

Pero en Libia ocurrieron, han ocurrido y siguen ocurriendo cosas atroces desde que la Yamahiriya árabe fuera desmantelada por la operación 'Odisea del amanecer', una operación que el paso del tiempo se encargará decatalogar como uno de los episodios más terribles de la historia de la Humanidad.

 

Tras más de 10.000 bombardeos y ataques de las fuerzas mercenarias infiltradas, la muerte de Gaddafi a manos de un miembro de los servicios secretos franceses abrió las puertas a una nueva ocupación y un caso más de flagrante expoliación de los recursos naturales.

   

Y aunque la muerte de Gaddafi a cargo de un agente de los servicios franceses ya ha sido reconocida y publicada por varios medios europeos, la opinión pública occidental ignora todavía los crímenes contra la Humanidad y los crímenes de guerra que se cometieron durante y tras la operación militar extranjera. Y lo más lamentable: los que siguen cometiéndose a día de hoy.

La inteligencia imperialista aprovechó la oleada de protestas árabes de para sacarse de encima a un político tan molesto para los intereses geoestratégicos anglo-sionistas. La Libia de Gaddafi era uno de los pocos países árabes que todavía apoyaban sinceramente a la causa palestina. Por otra parte, era una piedra en el zapato para el desarrollo de AFRICOM, por su liderazgo anti-imperialista en el continente africano. En tercer lugar, el petróleo y gas libio era un gran activo para las corporaciones multinacionales energéticas occidentales.

En resumidas cuentas: Libia  era la víctima perfecta y el único problema sería discutir cómo se repartiría el botín.

 

La 'guerra humanitaria' de la OTAN en Libia provocó en unos meses la destrucción total del que fuera el país más desarrollado de África, y el magnicidio de más de 120.000 personas. Otras 240.000 personas resultaron heridas y más de 70.000 inocentes fueron encarcelados en las prisiones inhumanas que las milicias infestadas de yihadistas extranjeros infiltrados desde Túnez y Cirenaica, y armados hasta los dientes por las potencias neo-colonialistas, habilitaron en las ciudades y pueblos que iban arrasando tras los bombardeos de los cazas franceses y británicos.

 

Las únicas ONG´s a las que se permitió la entrada en Libia tras la invasión fueron Amnistía Internacional y Human Rights Watch, que ocultaron y han seguido ocultando la magnitud de la catástrofe. Esta deliberada omisión no hace más que confirmar que ambas organizaciones están controladas por la inteligencia imperialista.

Mientras la realidad de Libia era bombardeos masivos y entrada masiva de mercenarios que se unían a los rebeldes y enfrentaban a lo que quedaba de las tropas gubernamentales tras los bombardeos, la mercadotecnia política y los servicios de inteligencia occidentales elaboraban todo tipo de simbología revolucionaria, banderas y pancartas con inscripciones que entregaban a las masas en Bengasi y a unos cientos de actores en la Plaza Verde de Qatar para simular la toma de la capital, Trípoli, por los manifestantes y grabar las 'manifestaciones'. Así, mientras la gran mayoría de bengasíes y tripolitanos paseaban pancartas contra la intervención extranjera, se contrataron actores y se inició la gran campaña de intoxicación mediática desde Qatar, donde el canal Al Jazeera puso a disposición de los agresores externos y a sus medios hegemónicos todos sus recursos.


De esta manera, la opiniones públicas occidental y árabe fueron contaminadas durante toda la invasión y tras ella, convencidas de que la 'Responsability to Protect' estaba llevándose a la práctica respetándose estrictamente la legalidad internacional. Con algo tan sencillo como imputar a las  fuerzas de Gaddafi la autoría de las masacres de civiles que dejaban tras de sí los bombardeos de la OTAN y mostrar los vídeos que hieren la sensibilidad de cualquier ser civilizado, es más que suficiente convencer a la opinión pública de que debe intervenirse para salvar la vida de miles de civiles.


El típico guión hollywoodiense de buenos y malos que rige la política internacional maniqueísta impuesta desde el Pentágono.

 

Nagham Salman es jefa de proyectos europeos de investigación y analista política especialista en asuntos de Oriente Medio.

Facebook de Nagham

Twitter de Nagham

 
Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

 Nagham Salman es analista política especialista en asuntos de Oriente  Próximo, comentarista de TV

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias