Opinión

Roberto Bellato

Periodista especializado en energía - Buenos Aires
La calificadora Standard & Poor's calcula que tres de cada cinco compañías de EE.UU. que no logran cumplir con sus deudas vienen del sector energético. Así que el país atraviesa un cuello de botella cada vez más angosto a causa de su “boom del shale”.
El mar Mediterráneo oriental se encuentra sobre ricos yacimientos hidrocarburíferas descubiertos en los últimos años. La lucha por estas aguas es por el gas que hay abajo y por las importaciones directas por gasoductos hasta Europa. Israel se ubica en el centro de la escena.
Acaba de finalizar agosto, un mes que tuvo en el centro de la escena económica mundial a China ya que su moneda, el yuan, sufrió fuertes devaluaciones dispuestas por el gobierno que impactaron en el resto de los mercados mundiales y empujó -aún más- el precio internacional del petróleo que viene en caída desde hace un año. Pero el gigante asiático quiere aprovechar la crisis del “oro negro” para pisar fuerte en el mundo del petróleo. ¿Lo logrará?
La caída del precio del petróleo sufrió un nuevo embate esta semana con el sorpresivo golpe de la bolsa de China y el aumento en la producción en países de Oriente Medio que continúan empujando la sobreoferta mundial. Si bien no es algo generalizado en todo el mundo, esta tendencia a la baja del mercado de los hidrocarburos esta impactando en algunos proyectos de inversión de gigantes como Chevron y en su fuerza laboral.
El próximo 5 de junio se reunirá la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en la ciudad de Viena, Austria, donde se espera que la decisión sea mantener los niveles de producción de hidrocarburos para defender la cuota del mercado. Esto provocaría una nueva caída del precio del barril de crudo. Por lo menos así lo vienen afirmando algunos países miembro de la organización, aunque el escenario está abierto.
Hace dos semanas comenzó la operación Tormenta Decisiva, una intervención militar a Yemen organizada por Arabia Saudita y sus aliados, que produjo fuertes movimientos políticos y militares en la zona. Lo novedoso es que el país saudita, primero en reservas de crudo a nivel mundial, emprendió este ataque a su vecino por su cuenta, sin el acompañamiento de Estados Unidos.
El bajo precio del crudo va a perjudicar a los proyectos petroleros que utilizan el 'fracking' ('shale') como método de extracción porque son muy costosos y peligra su rentabilidad
El precio del crudo de referencia mundial viene en caída desde hace medio año y produjo despidos masivos en la industria petrolera mundial. El barril de petróleo tipo WTI, que se encuentra cerca de los u$s 50, llegó a un piso histórico de 44,45 dólares en la Bolsa de Nueva York el pasado 28 de enero, cuando en septiembre había superado los 110 dólares. La misma variación tuvo el crudo del Mar del Norte denominado Brent, que es de referencia para Europa y gran parte del mundo.