Programas

Honduras: La doble cara de EE.UU.

Publicado:
Honduras recibe anualmente una ayuda económica de unos 80 millones de dólares por parte de la USAID, agencia estadounidense dedicada a fortalecer programas de lucha por la democracia y contra la pobreza. Pero, al mismo tiempo, el hermano del actual presidente hondureño. Juan Orlando Hernández. ha sido condenado por narcotráfico en el país norteamericano. Desde Tegucigalpa, en 'Cartas sobre la Mesa', Luis Castro habla con sus invitados sobre la extraña relación entre EE.UU. y Honduras.

Honduras y EE.UU. mantienen una relación bilateral repleta de contradicciones, dependencia económica, amenazas y chantaje. Washington destina recursos de hasta 80 millones de dólares anuales al país centroamericano con el fin de fortalecer la llamada democracia a la vez que, en 2009, respaldaba el golpe de Estado contra el expresidente Manuel Zelaya.

En opinión del historiador, columnista político y docente universitario Edgar Soriano, la política de la Casa Blanca hacia el actual Gobierno hondureño pasa por promover sus propios objetivos en la región.

"EE.UU., pese a cualquier contradicción que hay en Washington, tiene en claridad meridiana en defender sus intereses regionales", en los cuales "su primer punto es Latinoamérica", señala Soriano.

A su vez, para Gilberto Ríos, dirigente del Partido Libertad y Refundaciób (LIBRE) y coordinador de ALBA Movimientos Honduras, existen similitudes fundamentales entre el problema del tráfico de drogas en el país centroamericano y en Colombia.

"Este caso que se está viendo en Honduras lo hemos visto durante 40 años en Colombia. Y ahí está el narcoestado perfectamente conviviendo con EE.UU. ¿Quién tutela, quién instaló el narcotráfico? Lo hicieron los norteamericanos", argumenta Ríos.

Pero la reciente condena por narcotráfico contra Tony Hernández, hermano del presidente de Honduras Juan Orlando Hernández —a quien la opinión pública señala como líder y gestor de un narcoestado—, puede significar un punto de inflexión en el vínculo entre ambas naciones, sostiene el analista político, sociólogo y docente universitario Julio Navarro

"Nosotros le entregamos la soberanía financiera totalmente a EE.UU. con el FMI, pero nunca le habíamos entregado la jurisdicción o la soberanía jurídica como para que ellos juzgaran a nuestra gente", destaca Navarro. Y concluye: "A partir de 2012 les entregamos eso".

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT