Programas

Mario Molina, Premio Nobel de Química: "El Partido Republicano no acepta el cambio climático por razones políticas, eso todavía nos afecta mucho"

Publicado:
El profesor mexicano Mario Molina, quien brindó un enorme aporte a la humanidad descifrando los daños que recibe la capa de ozono, participa del programa 'Conversando con Correa' para dar precisiones sobre el cambio climático, destacando los principales obstáculos para poder afrontarlo, pero reflejando optimismo por aquellos que intentan cuidar al medio ambiente, como muchos jóvenes. ¿Por qué fracasó el Acuerdo de París? ¿Cuál es el próximo desafío para la economía mundial?

En esta nueva edición de 'Conversando con Correa', el expresidente de Ecuador dialoga con el profesor mexicano Mario Molina, quien obtuvo el Premio Nobel de Química en 1995, para profundizar sobre uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad: el cambio climático. 

El entrevistado es una eminencia en la materia, porque gracias a sus investigaciones sobre cómo afecta a las partículas de ozono, se pudo demostrar que ciertas actividades humanas producen daños. Así, a fines de la década del 80 se diseñó el Protocolo de Montreal: "Se reducían o prohibían totalmente todos estos productos que generaban el agujero en la capa de ozono, y hoy se está achicando", introduce el presentador del programa. 

Entre los elogios para su invitado, Correa comenta: "La gente algunas veces no se da cuenta de lo que personas como usted han contribuido para el buen vivir. Si no se resolviera el problema del agujero de la capa de ozono, estaríamos sufriendo más enfermedades, como cáncer de piel, desertificaciones, huracanes, ciclones mucho más intensos y también hubiera subido el nivel de las aguas".

Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995
Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995
El cambio climático es un problema muy difícil de resolver porque está causado principalmente por el uso de combustibles fósiles, que son muy importantes para las economías de prácticamente todos los países

Además, el dirigente sudamericano señala: "Se espera que para el año 2060 vuelva a sus niveles de antes de 1970. Realmente son buenas noticias, es un triunfo de la humanidad". En ese tono, el ecuatoriano opina que ello es una clara muestra de que se pueden lograr acuerdos positivos entre los líderes mundiales.   

"Trabajo con colegas europeos, también en EE.UU. y con otros grupos internacionales donde nos preocupa qué le está sucediendo a nuestro planeta", acota el especialista. "Hay, por lo menos, ocho o nueve grandes preocupaciones. Pero de esas, hay dos o tres en las que ya pasamos los límites. Una de ellas es el cambio climático, otra es la pérdida de biodiversidad". 

Más en detalle, opina: "Es un problema muy difícil de resolver porque está causado sobre todo por el uso de combustibles fósiles, que son muy importantes para las economías de prácticamente todos los países. Por eso nos hemos atrasado más". Asimismo, señala que "no importa en qué país salgan las emisiones, está cambiando la composición de toda la atmósfera y eso es lo que pasó con la estratosfera". 

Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995
Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995
Nos pusimos de acuerdo en la comunidad científica para advertir a la sociedad, porque estamos en una emergencia. Muchos lo han aceptado. Los jóvenes, por ejemplo, se están revolucionando

Al respecto, Molina celebra que se pudo "resolver por lo menos uno de esos límites ya con mucha claridad y sin ningún impacto negativo para la economía". Sobre ello, indica que la sociedad siguió usando artefactos que antes presentaban conflicto, como los refrigeradores o las latas de aerosol, pero ahora se fabrican con compuestos que no dañan al medioambiente. "Tenemos la expectativa de poder hacer algo también con el cambio climático", confía. 

"Es difícil convencer a los países para que dejen de usar combustibles fósiles"

Por su parte, Correa le preguntó sobre el Acuerdo de París, que a diferencia del Protocolo de Montreal, fracasó: "Es mucho más difícil convencer a todos los países para que dejen de usar combustibles fósiles. Eso es más de las dos terceras partes del conflicto", responde.

"La dificultad es que no solamente era un problema científico, a ver si era cierto o no, sino que se volvió un problema político", subraya. Al respecto, aquel hombre que supo colaborar con el expresidente estadounidense Barack Obama, critica la visión actual de la Casa Blanca: "El Partido Republicano, por razones puramente políticas, decidió tener como lema no aceptar el cambio climático. Eso todavía nos está afectando mucho". 

Además, considera que el pacto de París "no ha funcionado suficientemente bien porque muchos países han emitido más de lo que ya se habían comprometido".

Por otro lado, el entrevistado comenta que entre sus colegas están desarrollando tareas para generar conciencia: "Nos pusimos de acuerdo en la comunidad científica en advertir a la sociedad que estamos en una emergencia. Y, por fortuna, muchos lo han aceptado. Los jóvenes, por ejemplo, se están revolucionando para trabajar con nosotros".  

Para concluir, advierte: "Ya no podemos esperar otra década o dos. Tenemos que hacer algo". 

Si quiere conocer más sobre el cambio climático y sus causas, no se pierda esta emisión de 'Conversando con Correa'. 

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos