X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
https://es.rt.com/6zy0

Coca: La guerra por la erradicación

Publicado: 9 sep 2019 15:44 GMT | Última actualización: 10 sep 2019 06:14 GMT

Después de 50 años de un sangriento conflicto interno, se firmó un acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y el principal grupo guerrillero del país, las FARC. En virtud de este acuerdo, se esperaba que los campesinos empezaran a dedicarse a cultivos legales en lugar de la coca.

Síguenos en Facebook

Cultivar hoja de coca es la única forma de ganarse la vida en algunas zonas rurales de Colombia. La mayoría de los cocaleros afirman que se dedican a esa actividad porque no tienen otras alternativas. En el 2016, el Gobierno firmó un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), poniendo fin a un conflicto armado que duró décadas.

El histórico acuerdo también tenía la intención de dar a los cocaleros de las zonas controladas por las guerrillas la oportunidad de abandonar el cultivo ilegal, proporcionándoles subsidios y asistencia técnica. A cambio, los agricultores debían destruir voluntariamente sus plantaciones y dedicarse a otras actividades legales. Sin embargo, los campesinos no han podido dejar la producción de coca debido a que las autoridades, como ellos aseguran, no han cumplido con su promesa.

La "única forma de poder subsistir" y darle a la familia una vida "media digna" es con el cultivo de la hoja de coca y la marihuana, aseguran los cocaleros. José Orozco, presidente de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Cajibío (departamento del Cauca), aclara que "no hay punto de comparación" entre los agricultores que se dedican al cultivo de esa planta y un narcotraficante. "No quiere decir que yo sea narcotraficante o esté involucrado con ellos, lo que yo estoy haciendo es una manera de sobrevivencia, eso no me enriquece", afirma Orozco.

Los "menos beneficiados de la mata de coca"

También lamenta que el Gobierno dé "un trato militar" a los cocaleros, enviando al Ejército a erradicar sus siembras. Los "menos beneficiados de la mata de coca" son los campesinos, acota por su parte Leyder Valencia, representante de la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana. "Los que se benefician del narcotráfico no somos nosotros, son otros, pero toda la política de persecución es para nosotros, para el pobre campesino que tiene la mata de coca para sobrevivir", señaló.

No obstante, el consejero presidencial Emilio Archila destaca que el cultivo de coca en el país está "prohibido", y que "todos los colombianos tienen la obligación de eliminar" esas plantaciones ilícitas. Aunque también admite que han habido fallas en la implementación del programa gubernamental de sustitución del cultivo, y que la situación "ha empeorado" porque "muchos de los enemigos del sistema, los narcotraficantes principalmente", atacan el proyecto con el fin de que los campesinos retomen la siembra de las plantas ilegales.

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies