Programas

Francotiradores de la arena

Publicado:
Robin es un francotirador alemán que luchó en las filas del YPG kurdo contra el Estado Islámico y uno de los protagonistas del documental 'El camino a Raqa'. Para Robin, la guerra acabó tres años atrás, pero en su país lo consideran un terrorista y le aguarda la cárcel. Toda su formación y experiencia militar de nada le valen en esta nueva lucha. Por fortuna, tiene aliados: un país dispuesto a recibirlo, una mujer dispuesta a aceptar y respetar su pasado y..., quién lo diría, ¡Hollywood!

Robin es un ciudadano alemán con 10 años de experiencia militar y entrenado como francotirador profesional que ha pasado meses en Rojava luchando contra el Estado Islámico. Relata su experiencia en combate, así como las complicaciones personales que esto le ha conllevado y las nuevas oportunidades que se le han presentado.

Tras enviar una solicitud para formar parte de las filas del YPG kurdo, fue aceptado. "Los kurdos respetan los derechos de la mujer, los derechos humanos y están haciendo un gran sacrificio, están perdiendo a muchísima gente. Se están sacrificando por el mundo entero", señala.

Pese a que Robin tuvo que hacer un gran sacrificio al dejar atrás a sus amigos, a su familia e incluso a su novia para combatir, asegura que ahora no puede regresar a Europa o Alemania, ya que tendría que pasar varios años en la cárcel por estar incluido en la lista de terroristas.

"Antes los alemanes no tenían problema para volver de Siria. Pero algo ha cambiado en los últimos meses. Incluso ha habido alemanes condenados a diez años de cárcel".

Finalmente, decidió dirigirse a Brasil, donde no tienen convenio de extradición con Alemania y, pese a todo, también ha tenido buenas noticias. Ahora tiene una esposa y van a rodar una película de Hollywood sobre el Equipo de Francotiradores 223 al que perteneció. "Al final de la producción aparecerá escrito: Robin sigue sin poder volver a Alemania", adelanta.