Programas

"Nos espera una catástrofe": ¿Por qué los niños obesos son al mismo tiempo desnutridos?

Publicado:
"Una serie de principios básicos de salud pública no puede aplicarse en México porque contradice los intereses de la industria de alimentos 'chatarra'", advierte Abelardo Ávila, investigador del mexicano Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Subirán. En Entrevista, de RT, este experto en nutrición comenta qué llevo a su país a ser el más obeso del mundo. ¿Por qué los niños obesos son al mismo tiempo desnutridos? ¿Los alimentos saludables son realmente tan caros?
Descargar video

La entrevista al nutricionista mexicano Abelardo Ávila parte de un dato contundente: México es la nación que presenta el mayor índice de sobrepeso en el ámbito de los países de la OCDE, la expresión estadística de un problema que tiene diferentes facetas y deriva de factores diversos.

"Hemos cometido muchos errores y hemos sido víctimas de muchas políticas que se han impuesto; no hemos podido enfrentar, a pesar de tener todos los elementos, esta crisis que ya veíamos venir desde hace casi 30 años", explica este especialista.

Así, Ávila señala que la base de ese grave problema nutricional es un entramado de intereses políticos y económicos: "La aplicación de los principios básicos de salud pública relativa a la alimentación no se ha llevado a cabo porque se contraponían a los intereses de una industria asociada a la 'comida chatarra', que constituye un mercado de 80.000 millones de dólares con enormes ventajas fiscales".

Abandono de patrones saludables

Otro factor que ha contribuido al aumento de la obesidad en la población mexicana es "la adopción de nuevos estilos de alimentación, sobre todo con alimentos industrializados", algo que "implica también el abandono de la alimentación tradicional, que era tremendamente protectora contra la obesidad".

El entrevistado destaca una costumbre que influye en el desarrollo de la obesidad desde la primera infancia: "Se utiliza mucho el biberón con fórmulas endulzadas, que ya se han constituido en el imaginario público como adecuadas para niños pero, en realidad, son lo más inadecuado".

Este nutricionista recuerda que "un niño no debe recibir ninguna bebida azucarada antes de los 12 meses" y lamenta que "el 100 % de los niños en México la reciben". De hecho, se trata de "el país con cifras más bajas de lactancia materna exclusiva en su entorno de comparación, que es la OCDE y América Latina".

"Nos espera una catástrofe"

Abelardo Ávila advierte que los actuales patrones de alimentación en México ya ofrecen "un resultado trágico en la vida cotidiana": 300.000 muertes anuales por causas relacionadas con el síndrome metabólico asociado a la obesidad y al sobrepeso. Incluso gran cantidad de mexicanos "están obesos y malnutridos al mismo tiempo, porque consumen alimentos con una gran cantidad de calorías, pero carentes de los nutrientes básicos".

En su opinión, la matriz de la situación es "una falta de visión integral centrada en el ser humano, en la salud pública y en el interés superior de la infancia" que ha impedido "asumir las políticas públicas que se requieren para resolver este problema". 

"Si no hacemos algo, nos espera una catástrofe", vaticina cuando le preguntan por posibles escenarios futuros y, aunque reconoce que "hay una consciencia social y un amplio reconocimiento de la naturaleza del problema", lamenta que "no ha permeado en los tomadores de decisiones políticas".

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7