Programas

¿Cuántas dosis de Sputnik V producirá Brasil? ¿A qué países se exportará?: Habla Fernando de Castro, presidente de la farmacéutica Uniao Química

Publicado:
La farmacéutica brasileña Uniao Química acordó con el Fondo Ruso de Inversión Directa producir la vacuna Sputnik V en Brasil. ¿Cuántas dosis fabricará en el primer trimestre? ¿Se administrará en ese país? ¿A qué países exportará el medicamento? En Entrevista, de RT, el presidente de esa compañía, Fernando de Castro Marques, responde a estas y otras preguntas.

La farmacéutica Uniao Química, como establece orgullosamente su presidente, Fernando de Castro Marques, es actualmente el único productor de la vacuna Sputnik V en Brasil y América Latina, merced al contrato que une a esta compañía con el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF).

Sobre ella recae, por tanto, la responsabilidad de distribuir este antígeno en la región –en los países que ya hayan aprobado su uso– en un momento en el que la pandemia sigue propagándose con fuerza.

La entrevista al presidente de la citada compañía brasileña comienza con datos precisos: "Nuestra idea es tener disponibles en el primer trimestre 10 millones de unidades para ser utilizadas de inmediato", afirma de Castro, inaugurando así un ritmo de producción que pretenden "aumentar a partir de abril", hasta "pasar a tener un volumen de 8 millones de unidades mensuales".

Mientras países como BoliviaVenezuelaArgentina y Paraguay ya han autorizado el uso de la vacuna rusa para combatir el coronavirus en su territorio, las autoridades sanitarias brasileñas se encuentran aún tramitando los permisos necesarios.

En este sentido, de Castro explica que Uniao Química está "cumpliendo las exigencias de regulación de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa)", y que Brasil pedirá en todo caso "una autorización de emergencia para la utilización de la Sputnik V" en cuanto sea legalmente posible. 

"La gente tiene una gran expectativa de que llegue a Brasil la Sputnik V, el mejor producto del mercado a día de hoy, indiscutiblemente"

"El asunto de las vacunas tiene a los brasileños muy preocupados y ansiosos –asegura el entrevistado– porque sabemos que la vacuna de Pfizer no llega a Brasil de momento". El empresario comenta también los resultados "muy bajos" de la vacuna china CoronaVac, que llegó a Brasil a finales de 2020 y suscitó recientemente la irónica desconfianza del propio presidente Bolsonaro respecto a su eficacia, cifrada en poco más del 50 % de forma global. 

"La gente tiene una gran expectativa de que llegue a Brasil la Sputnik V", afirma de Castro, refiriéndose al fármaco ruso como "el mejor producto del mercado a día de hoy, indiscutiblemente".

Críticas y campañas de desinformación

Preguntado acerca de las campañas de información que han hecho cundir la desconfianza hacia la vacuna rusa en ciertos sectores de la sociedad en países como Argentina o propiamente Brasil, el presidente de Uniao Química es claro: "Yo creo que ni los brasileños ni los latinoamericanos en general tenemos dudas sobre la ciencia, ni sobre la tecnología, ni sobre la capacidad rusa con respecto a sus científicos y sus investigadores".

Además, acerca de Sputnik V, plantea: "Si es bueno para los rusos, ¿por qué no va a ser bueno para los brasileños y los latinoamericanos?".

"Siempre existen intereses que pueden afectar a la imagen de la vacuna –concluye de Castro–, pero para nosotros eso no tiene sentido, porque conocemos la competencia del Instituto Gamaleya y la eficacia de la Sputnik V".

Avances científicos en el tratamiento

Fernando de Castro comenta retrospectivamente cómo llegó el coronavirus a su país. "Brasil es un país continental, un país muy grande –recuerda–, y la enfermedad comenzó en la región norte-noreste, a raíz del flujo de turistas que llegaron de Italia, y luego se extendió por todo el territorio". El entrevistado destaca que, entonces, "el sistema de salud se sobrecargó un poco, por la aparición de una enfermedad que no estaba prevista".

"Sin embargo –continúa de Castro–, ahora está bajo control, se sabe cómo combatir el covid, los hospitales están preparados, y la evolución del tratamiento ha avanzado bastante", si bien matiza que "las personas de mayor edad con problemas de salud preexistentes" siguen siendo muy vulnerables y deben constituir la prioridad en la vacunación".

El presidente de Uniao Química precisa que su compañía también elabora, además de la vacuna, "productos que se utilizan hoy en día para tratar a los pacientes que están ingresados", tales como la prednisolona, la metilprednisolona y los corticoides, así como una línea especial de anestésicos para las intubaciones de enfermos de covid-19.

Cooperación internacional en el entorno de los BRICS

Esta colaboración brasileño-rusa en el contexto de la lucha contra el coronavirus tiene sus orígenes en un periodo previo al estallido de la pandemia. "Ya había acercamiento al Gobierno ruso desde principios de 2019, con vista a las innovaciones y al intercambio de tecnología", asevera de Castro, describiendo un proceso que, sencillamente, se aceleró con la irrupción del covid-19.

"Tenemos que estar atentos, pues pueden venir otras pandemias en el futuro, y el sector industrial tiene que estar preparado para reaccionar rápidamente"

"A pesar de que nuestras naciones están geográficamente muy lejos la una de la otra, entre Rusia y Brasil hay muchos intereses y muchas cosas en común, y esa proximidad es muy importante para los dos grandes países que somos", dice el responsable de la farmacéutica brasileña. "La propia diplomacia rusa ha contribuido a esa proximidad de manera muy decisiva", añade.

De Castro ubica este tipo de proyectos en un contexto internacional y colaborativo concreto: "Yo creo que la idea de los BRICS [grupo de economías que componen Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica] de fortalecer las áreas en común en materia de fármacos, de alimentación, etcétera, es importante". El entrevistado recuerda, asimismo, que en este ámbito existe el apoyo del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) para impulsar "programas y proyectos conjuntos" entre estas naciones.

En una reflexión final sobre el impacto global de la pandemia, Fernando de Castro opina que "el mundo no estaba preparado para lo que estamos pasando" y que "esto tiene que servir de alerta para los organismos internacionales y la comunidad científica".

"Tenemos que estar atentos, pues pueden venir otras pandemias en el futuro, y el sector industrial tiene que estar preparado para reaccionar rápidamente. Claro que nadie tiene fábricas paradas esperando una pandemia, pero los empresarios tenemos que mostrarnos ágiles para encontrar soluciones", concluye.

rtnoticiasrtnoticias