Programas

Nikolái Litáu, navegante ruso: "En verano ya no encontramos nada de hielo en el Ártico, pero hace 20 años la situación era muy diferente"

Publicado:
"El mundo está unido: aunque los políticos se enfrenten, la gente común intenta ayudarte si hay algún problema", cuenta Nikolái Litáu, leyenda viva de la navegación mundial. Dio la vuelta al mundo en velero tres veces. ¿Exige la navegación a vela condiciones físicas especiales? ¿Cómo repetir sus hazañas en el mar? ¿Por qué hay tantos turistas en la Antártida? Véalo en 'Entrevista', de RT.

RT habla con Nikolái Litáu, el capitán del velero Apóstol Andréi, embarcación en la que dio la vuelta al mundo tres veces, y leyenda viva de la navegación mundial.

Nacido en Kazajistán, en un pueblo en plena estepa muy lejos de cualquier río o lago, y mucho más del mar, a Litáu lo inspiraron los viajes marítimos de los libros de Thor Heyerdahl, así como de varios autores rusos y soviéticos. Sin embargo, no empezó a navegar hasta la edad adulta, cuando tenía 32 años y trabajaba dirigiendo una empresa de transporte.

"Pasados cinco años, la afición me interfería tanto en el trabajo que tuve que dejarlo", recuerda el viajero.

Litáu y sus compañeros, aficionados de diferentes ciudades de Rusia, construyeron el velero en 1996. En noviembre de ese mismo año, zarparon para realizar el que sería su primer viaje alrededor del mundo. "Fue bastante complicado. Tuvimos poco tiempo para entrenarnos y practicar con el velero y la tripulación. Tuvimos bastantes averías. […] A pesar de todo esto, logramos dar la vuelta al mundo, llegar a Kamchatka", dice el navegador.

Tras pasar el invierno en esa península del extremo oriental de Rusia, los viajeros se dirigieron al Ártico ruso en 1997, luego de explorar el canadiense. "Aquella fue la segunda vuelta al mundo", indica Litáu. El viajero explica que, después de explorar las aguas septentrionales, él y sus compañeros decidieron navegar por el lado opuesto del planeta: el Antártico.

Su tercera expedición estuvo dedicada exclusivamente al continente  más meridional, donde el velero descendió más al sur del paralelo 60 y visitó varias bases antárticas, entre ellas una rusa, una ucraniana y una argentina.

Las tres vueltas al mundo son solo una pequeña muestra de los viajes que han realizado Litáu y sus compañeros. En total, han completado 13 navegaciones solo por el Ártico, pasando en el mar un total de 10 años. Durante estas largas travesías, en el Apóstol Andréi han viajado un total de 30 personas. "Son personas que se nos cruzaron por el camino y las invitamos a la tripulación", dice Litáu

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias