Programas

"EE.UU. se encuentra anclado en una forma antigua de pensar sobre la economía"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy comentan las palabras del fiscal general de EE. UU., William Barr, quien acusó a China de emprender "una guerra relámpago económica". ¿Acaso no fueron las propias empresas estadounidenses las que mandaron a China su actividad productiva? En la segunda parte, Max entrevista al periodista financiero Ran Neuner sobre el golpe que ha recibido la economía en Manhattan a causa de la pandemia, comparando la respuesta de EE.UU. con la de otros países.

Los presentadores del programa sostienen que el fin del imperio mundial de la deuda fiat "ya es una realidad". Ponen como ejemplo la emisión de "dinero a raudales" en EE.UU., con la que se pretende impulsar el consumo interno a través de subvenciones, pero no se plantea un incremento de los salarios.

Citando un artículo de la entidad financiera neerlandesa Rabobank, Stacy señala que "el sistema está finiquitado: Estados Unidos quiere hacer ver como que su sistema económico funciona, cuando en realidad no lo hace, es decir, que el país se encuentra en fase de negación". Esa entidad también sugiere que Washington "se encuentra anclado en una forma antigua de pensar sobre la economía" y que "jamás reconocerá que todo es culpa de su ideología".

Max, por su parte, afirma que EE.UU. "lleva décadas sin producir de forma significativa" y que "ahora se han dado cuenta de que la única forma de impulsar el PBI es pagando" a la gente 600 dólares semanales en prestaciones por desempleo a causa de la pandemia para que consuma, "por eso emiten tanta moneda".

La descentralización

Mientras, el invitado de este episodio, Ran Neuner, considera que en las actuales circunstancias económicas habría que olvidarse de las divisas centralizadas y "optar más por la descentralización", en referencia a activos como el oro y el bitcóin.

"Teniendo en cuenta todo el dinero que se está emitiendo en EE.UU. y todos los estímulos que se están concediendo, seguramente la divisa de base tenga que cambiar o bien al oro o bien al bitcóin. Mientras que en el pasado todas las inversiones se han realizado en el marco del dólar, igual ahora deberíamos plantearnos algo que esté más protegido; una mezcla entre materias primas y el bitcóin", expone Neuner.