Programas

La división de las tres mayores 'placas tectónicas' de la economía mundial

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy hablan de la tendencia actual de invertir dinero en empresas con pérdidas: el 38 % de las compañías del Russell 2000 pierden dinero, pero son sus acciones las que más aumentan de precio. En la segunda parte, Max entrevista al informante y divulgador financiero Charlie Boyle sobre los jóvenes inversores que apuestan por empresas en bancarrota y lo que eso nos dice de la situación de los mercados y de la histeria inducida por la emisión de moneda.

Los presentadores del programa hablan del proceso de "desglobalización" que está teniendo lugar en medio de la creciente tensión entre EE.UU. y China, así como de la decisión del Gobierno de Japón de pagar a las empresas niponas para que abandonen territorio chino y "trasladen sus fábricas a países del sudeste asiático como Camboya o Vietnam".

"Japón es un fiel aliado de EE.UU. (…) Desde que en 1971 se instaurara la norma del dólar, China resulta fundamental para Washington, porque adquiere un montón de dólares, lo cual permite que EE.UU. mantenga su supremacía. Pero si eso se acaba, entonces asistiremos al nacimiento de un nuevo sistema. Por eso, la Reserva Federal y el Tesoro estadounidense están haciendo lo que están haciendo", expone Stacy.

Max sostiene que las relaciones entre EE.UU., China y Japón –"las tres mayores economías del mundo"– son "como la de las placas tectónicas" que se están separando, y "eso puede ser importante desde un punto de vista sísmico, porque no da la sensación de corresponderse con un mundo globalizado ni cooperativo".

"Nos hemos alejado de la normalidad"

Por otro lado, el invitado de este capítulo, Charlie Boyle, trata sobre la inversión que muchos estadounidenses sin experiencia están haciendo en las operaciones con opciones, comprando acciones de empresas que están en bancarrota y acudiendo luego a los respectivos tribunales de quiebras para que les den una solución para sus malas adquisiciones.

Esta situación "pone de manifiesto todo lo que nos hemos alejado de la normalidad", critica Boyle. "No tenemos más que fijarnos en lo que está pasando con [la compañía de servicios financieros] Robinhood, que está registrando un volumen de operaciones jamás visto, y que es donde mucha gente ha invertido en Hertz. No me parece mal que se popularicen las operaciones, el problema es la ignorancia que suele haber sobre su funcionamiento", afirma el entrevistado.