Programas

"El bitcóin está en un vector que apunta hacia el misterio, y nada puede detenerlo"

Publicado:
En este episodio de víspera de Año Nuevo de 'Keiser Report' Max y Stacy pasan la Nochevieja celebrando el optimismo implacable en un mundo posfíat. Imaginar un mundo pos-COVID inspira un optimismo implacable al ver que la descontrolada impresión de dinero solo puede acabar con el fin del sistema fíat y del robo del tiempo. Y todo ello, acaso, en el 2021, al cumplirse el 50.º aniversario del patrón dólar.

En este capítulo, Max y Stacy discuten el fenómeno del "optimismo implacable", que se refiere al crecimiento imparable del bitcóin. Max supuso que nunca antes en la historia de la humanidad habíamos visto algo como el bitcóin, que está en un vector que apunta hacia el misterio, al que llegaríamos en algún momento, y nada podría detenerlo.

En el 2021, el año del 50 aniversario de la introducción del estándar del dólar, la criptodivisa "conseguirá el don de la ubiquidad", mientras que los días del dinero fíat poco a poco llegarían a su fin, subrayó. A su vez, Stacy hizo hincapié en que estamos en un buen momento "para que muera por fin", porque 50 años ya son suficientes para algo concebido como un experimento. El bitcóin, al revés, no es un experimento, porque es dinero duro, mientras que el sistema fíat era una ficción fabulosa. 

Según Max, el próximo año traería la insurrección global contra el poder de los banqueros, que, con la impresión continua del dinero, la recompra de acciones, el fraude y la manipulación, contribuyeron al saqueo de la economía mundial endeudada. Los presentadores ilustraron este punto de vista con una gráfica, que muestra la creciente desigualdad en EE.UU. Así, para comprar una acción de una empresa del índice S&P 500, un trabajador estadounidense en 1971 tuvo que trabajar 10 horas, mientras que ahora necesita 141 horas.

Compararon el momento actual con el fin de la época medieval, marcada por la oscuridad, guerras y epidemias. "La hora más oscura es justo antes del amanecer", subrayó Max. Las instituciones existentes fallaron y la sociedad perdió la fe en su capacidad para gestionar las cosas, pero, como indica Stacy, hay que recordar, que "el ciudadano de a pie es capaz de resolver los problemas mucho mejor que cualquiera de estas entidades mundiales, nacionales o locales".

Llamó la atención al hecho de que cuando un sistema o un líder caen, siempre hay caos y revueltas. Es por eso que EE.UU. está a punto de entrar en una época de inestabilidad, denominada como el 'cuarto giro'. A su vez, el bitcóin es como un vector, porque se escapa de ese cuarto giro y del pesimismo fatalista. En este contexto, ambos coincidieron en que hoy día es importante seguir siendo implacablemente optimistas. Estamos a punto de entrar en un mundo poscovid, donde la humanidad obtendría "una consciencia cósmica", basada en la porción del cerebro dormida durante mucho tiempo y activada por las nuevas tecnologías, dijo Max.

Ahora que entramos en el 2021, empezaremos a ver cómo se va definiendo el panorama. Se tiró la toalla, pero, según Stacy, "todavía nos queda por ver lo que pasará después".

rtnoticiasrtnoticias