Programas

"La impresión de dinero es más rápida que la velocidad a la que está colapsando el sistema"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report' Max y Stacy comentan la advertencia de JP Morgan de que habrá un aumento inesperado de la inflación conforme se liberen los ahorros acumulados por los estadounidenses durante el confinamiento. En la segunda parte Max conversa con Alasdair Macleod, de GoldMoney.com, sobre si nos dirigimos hacia una inflación, una deflación, una hiperinflación o una hiperdeflación, y por qué es tan difícil pronosticarlo.

Stacy recuerda que los precios de las viviendas y los coches de segunda mano en EE.UU. se están disparando sin control, y los consumidores parecen estar dispuestos a seguir pagando esos precios. "Además, los mercados de valores siguen llegando a máximos históricos. Todo esto ratifica a quienes dicen que tenemos inflación", agregó.

Por su parte, Max hace énfasis en la crisis financiera global de 2008, en la que hubo una congelación del crédito y la economía "murió". En respuesta, los bancos centrales "inundaron el sistema con dinero fíat y bajaron las tasas de interés a cero", provocando burbujas. "Una de estas burbujas está efectivamente en los alimentos, sus precios aumentan y la gente, al ver esto, piensa que es inflación. Y el caso es que es una burbuja en los alimentos, pero en el contexto de un colapso deflacionario", precisa.

Max destaca que todo está atravesando una burbuja excepto los salarios porque "en realidad no hay inflación tal como se define: una actividad económica o ciclo empresarial acelerado que precipitaría cosas como el aumento de las tasas de interés, sueldos, etc.". En este contexto, considera que lo que en realidad está ocurriendo es "un colapso estructural y una impresión de dinero que es más rápida que la velocidad a la que está colapsando el sistema".

La situación parece estar en consonancia con los últimos informes de JP Morgan y Goldman Sachs, que predicen una inflación entre el 2 % y el 3 % en los próximos 10 años, pero no a causa de un aumento de los salarios. "Lo que sí que van a subir son los ingresos", apunta Stacy en referencia sobre todo a los estímulos gubernamentales que incrementaron los recursos de los estadounidenses el año pasado. Esto podría provocar un aumento inesperado de la inflación conforme se liberen los ahorros acumulados por la población durante el confinamiento.

En opinión de Alasdair Mcleod, de Goldmoney.com, la política de reparto monetario del presidente Joe Biden es la que mayor efecto tiene sobre el aumento de los precios, "haciendo que la inflación monetaria se traduzca ahora mismo en una inflación de precios".  Además, recuerda que en realidad "la mayoría del dinero lo crean actualmente los bancos comerciales y no la Reserva Federal" de EE.UU., pero ¿por qué lo hacen?, cuestiona el experto.

rtnoticiasrtnoticias