Programas

"La inflación, producto de la locura de emitir dinero a raudales, es un impuesto sigiloso que perjudica a la clase media de EE.UU."

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report, Max y Stacy hablan del precio de los chips semiconductores, que sigue subiendo mientras la emisión de moneda se desboca y la demanda ante una oferta limitada crece todavía más deprisa. En la segunda parte, Max conversa con Mitch Feierstein, de PlanetPonzi.com, sobre los datos de la inflación y comenta unos cuantos gráficos que demuestran los efectos de la impresión de dinero.

Los presentadores del programa citan reportes de la prensa estadounidense sobre la escasez de microchips –"los cimientos de la actual economía mundial"– en EE.UU. y el incremento del precio de esos dispositivos, que como resultado se manifiestan con "una inflación real" en el costo de muchos productos.

Stacy señala que en 1990 el 37 % de los chips se fabricaban en Estados Unidos, mientras que ahora esa cifra "apenas llega al 12 %". Pero la pandemia del covid-19 ha generado una interrupción en la cadena de suministros, ocasionando numerosos problemas a muchos sectores, como el automovilístico y el de los bienes de consumo electrónicos.

Max critica a Intel y a otras empresas tecnológicas estadounidenses que "han externalizado los puestos de trabajo" a diferentes países, acabando así "con la tecnología, la innovación y la producción en Estados Unidos, financiarizándolas". Han "cambiado capital por deuda, hasta el punto de convertirse, sin ninguna duda, en las más endeudadas del mundo; y en cuanto al capital, miles de millones de dólares, básicamente, lo robaron", condena.

"Una gran tormenta"

Por su parte, el invitado de este episodio, Mitch Feierstein, opina que la actual inflación en la economía estadounidense "no es transitoria" como asegura el Gobierno, sino que "está a punto de explotar" como consecuencia de la "política temeraria" implementada por la Reserva Federal y "la corrupción sistémica" en EE.UU., por lo que vaticina que se avecina "una gran tormenta".

"La flexibilización cuantitativa (esta locura de emitir dinero a raudales) se nos vendió como una medida temporal y de urgencia; y sin embargo, al cabo de 14 años, sigue vigente", recuerda Feierstein. Según el entrevistado, ese dinero no es gratuito, ya que provoca inflación, y esta es "un impuesto sigiloso contra los menos pudientes, lo que significa que mientras la élite más selecta sigue acumulando capital, la clase media se está viendo claramente perjudicada por todo lo que está pasando".

rtnoticiasrtnoticias