Programas

"El imperio estadounidense ha muerto donde mueren todos: en Afganistán"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy hablan de cómo el Foro Económico Mundial anima a la gente a aceptar el miedo, la tristeza y el enfado, y a rechazar la 'positividad tóxica'. En la segunda parte Max habla con David Morgan, de TheMorganReport.com, sobre la pérdida de Kabul en el 50.º aniversario del 'Nixon Shock'.

El Foro Económico Mundial ha declarado una "auténtica guerra psicológica" contra EE.UU., emitiendo "un aviso sobre la positividad tóxica" de la población del país norteamericano, comentan los presentadores del programa.

Stacy señala que con esa decisión el Foro Económico Mundial busca "fomentar el miedo, la incertidumbre y las dudas". "Consciente de que, sin derrotar a Estados Unidos, no podrá instaurar el neofeudalismo y hacerse con el control del mundo", esa organización "ha iniciado esta guerra psicológica contra los estadounidenses", añade Max.

Por otro lado, respecto a la caída de Kabul tras la retirada de las tropas de EE.UU. de Afganistán, el invitado de este episodio, David Morgan, opina que eso es una señal de que "se acerca el final del imperio estadounidense". El entrevistado sostiene que, como consecuencia de lo ocurrido en el país centroasiático, Washington está inmerso en una situación "catastrófica", y que el panorama actual es de "imprevisibilidad".

"EE.UU. tiene muchas cosas por las que pagar"

El presidente Joe Biden "es una persona muy imprevisible, que a veces se queda corto en sus reacciones y otras se excede", apunta Morgan. Con lo de Afganistán las cosas "no han terminado, sino que van a acelerarse aún más, porque EE.UU. tiene muchas cosas por las que pagar", considera el invitado, para quien dicho precio sería en forma de nuevos conflictos y que uno de ellos posiblemente estallaría en Taiwán, contra China.

David Morgan también pone como ejemplo del fin de la hegemonía de EE.UU., la decisión de Rusia de prescindir del dólar. "Antes cuando un país renunciaba al petrodólar, es decir, exigía por su crudo otra divisa que no fuera la estadounidense, eso siempre tenía un precio, y si no fíjese en lo que le pasó" al difunto líder libio Muammar Gaddafi, recuerda.

Tras lo ocurrido en Afganistán la puerta para esquivar el petrodólar quedó abierta y eso a Washington "debería asustarle, porque está perdiendo su imperio de la noche a la mañana. No es que ese imperio no se estuviera debilitando poco a poco desde hace tiempo, pero llama la atención que haya venido a morir donde mueren todos: en Afganistán", señala.

rtnoticiasrtnoticias