Programas

"Algo está muy mal con el oro" si resulta más lucrativo invertir en Lego que en este metal precioso

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report' Max y Stacy hablan de cómo la supresión de los indicadores de precios ha llevado a que el mercado de juguetes Lego de segunda mano esté resultando más lucrativo que invertir en oro. En la segunda parte Max sigue conversando con John Rubino, de DollarCollapse.com, sobre las cifras de la actual inflación y cuál es exactamente el problema con el oro.  

En este nuevo episodio Max Keiser y Stacy Herbert comentan un reciente estudio de la Escuela Superior de Economía de Rusia que sugiere que es más lucrativo invertir en Lego que en oro. Los investigadores descubrieron que los juguetes de segunda mano vendidos en el mercado de los usados suben un 11 % de su valor cada año como mínimo, demostrando un crecimiento mayor que el del metal precioso, algunas acciones y bonos. "Algo está muy mal con el oro", dice Keiser.

De acuerdo con Keiser, este fenómeno sucede por el hecho de que en la actualidad el oro "no aporta ningún beneficio económico", ya que ha estado en 3 % negativo durante más de 10 años. Esas cifras no se han movido nada porque no existe un "mecanismo legítimo de descubrimiento de los precios del oro" porque a sus vigilantes "los hicieron desaparecer sistemática y metódicamente", explica.

Por el contrario, el mercado secundario de los sets de Lego aún se regula y se controlan los indicadores de precios, puesto que no es un mercado lo bastante grande. En general, otros coleccionables, como los cromos de béisbol, también están subiendo de precio porque todavía están libres de mecanismos que manipulan sus precios, como los contratos de futuros.

La ventaja es que no hay una sola persona que se hace con todo. "No es como si la Reserva Federal pudiera controlar su precio y evitar que muestre un indicador de precios", añade Stacy.

"Si los Legos crecen lo suficiente y los indicadores de precios se fortalecen como para decirle a la gente que la situación está descontrolada, no les sorprenda que Wall Street diseñe un contrato de futuros de Lego para que haya una venta al descubierto a menor precio y así eliminar a los vigilantes de Lego", comenta el Max.

Esta reacción hipotética del mercado financiero no es del todo descabellada. Los bancos centrales destruyeron de manera similar los indicadores de precios del oro y se apropiaron de la mayor parte de ese metal, al igual que sucedió con los bonos. "En los años 80 y 90 teníamos vigilantes de los bonos, los cuales hacían que subieran las tasas de interés si el Gobierno gastaba de forma temeraria, pero los hicieron desaparecer", afirma la presentadora.

Antes el oro solía ser el principal indicador de precios. Le indicaba a la economía que venía la inflación o la deflación, o que la Reserva Federal o el gasto del Gobierno estaban descontrolados. Sin embargo, ahora, sin defensores del oro ni vigilantes de los bonos, la emisión de moneda y la inflanción están devastando la economía. "Nos encontramos con una loncha de mortadela entre dos rebanadas de pan mohoso en una caravana abarrotada con otras 30 personas. Es la señal de que la economía se derrumba", concluye Keiser.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias