Programas

"Personas como Hillary Clinton intentan devolvernos a la década de los 70" en contra del "futuro optimista que depara el bitcóin"

Publicado:
En este episodio final de los especiales de Navidad y Año Nuevo de 'Keiser Report', Max y Stacy ponen su atención en lo sucedido en el 2021 y en lo que pasará en el 2022. Prometen pasar más tiempo en el futuro, que estará marcado por la hiperbitconización. Stacy pronostica la inminente muerte de los bancos, del dólar y del oro. Keiser señala que el oro desaparecerá como elemento de valor monetario. También hablan sobre las ciudadelas del bitcóin y la preferencia temporal.

En este episodio Max y Stacy hablan sobre las 'ciudadelas del bitcóin', la 'hiperbitcoinización' y la crisis del dinero fíat, desde un hecho ocurrido en el pasado que consideran como el futuro: el anuncio de la creación de Bitcóin city por el presidente de El Salvador, Nayib Bukele.

"Ahora el mundo está enganchándose a la energía geotérmica y otras renovables para crear el dinero más duro que ha conocido el hombre y así poder ofuscar y eliminar a los sistemas heredados del dinero fíat y de los bancos centrales tal y como los conocemos. Ese es el futuro", constata Max.

En este contexto, Stacy resalta que, para estar preparados para el futuro, es necesario entender lo que se nos viene —el FMI, el BCE, el Banco de Inglaterra e incluso Elizabeth Warren y Hillary Clinton, de nuevo preocupados por que El Salvador haya tomado su propio camino hacia el futuro adoptando el bitcóin—, e introduce la idea de las ciudadelas.

Max concibe "las ciudadelas y la descentralización de la sociedad tal y como la conocemos", como respuesta a la caída del dinero fíat, de tal forma que las grandes concentraciones de población de las ciudades actuales se convertirán en áreas con una densidad de población mucho más baja, que serán "las ciudadelas del bitcóin".

Por otra parte, recuerdan que un concepto de 'ciudadela' más amplio abarca, según Wikipedia, el de núcleo defensivo de la ciudad a la que pertenece.

"Es una estructura defensiva frente a fuerzas mayores que podrían querer atacar nuestras ideas, nuestro modo de vida, nuestro estilo de vida o creencias", recalca Stacy, mientras supone que "personas como Tony Blair o Hillary Clinton, que con sus 'mullet' intentan devolvernos a la década de los 70, a la estanflación, a las altas tasas de inflación y a la estafa piramidal de las divisas fíat", se opondrán a nuestros deseos de "vivir en el futuro optimista que depara el bitcóin".

Por su parte, Max presenta como una salvación frente a la estanflación el hecho de que las ciudadelas y los fuertes defensivos de la experiencia del bitcóin "se están alzando en El Salvador" y "se extenderán por otros países y regiones del mundo". Sin embargo, en "EE.UU. no hemos visto mucho de esto, porque son los dueños y señores, los beneficiarios del sistema heredado, serán los últimos", expone el presentador.

La muerte del dólar y del oro

En un momento en que "mucha gente inteligente ha caído en la cuenta, en el momento correcto, de que el bitcóin es la solución", ya que "supone un cambio de paradigma" y "el final de una era", Stacy vaticina: "veremos cómo desaparecen los bancos tal y como los conocemos y que llevan entre nosotros desde el año 1400". "Veremos la muerte del dólar y también la muerte del oro", lo que también supondrá "un cambio de época", añade.

Max coincide con Stacy y agrega que el oro desaparecerá "como elemento de valor monetario", de tal forma que "su valor será de cero frente al bitcóin" y retendrá solamente "el valor correspondiente a su uso industrial", entre "unos 80 o 90 dólares por onza".

En la segunda parte del programa, Max y Stacy continúan debatiendo sobre la llegada al futuro a través de la adopción del bitcóin y la caída del dinero fíat.

En este contexto, Stacy resalta que EE.UU. mantiene una economía de preferencia temporal alta, "donde se acumula toda la deuda posible; es decir, donde se acapara todo lo posible del futuro hacia el presente, porque el tiempo actual tiene una preferencia muy alta y se quiere consumir ahora todo", contrariamente a "un estándar de dinero duro y un sistema económico más justo", donde "observamos que la preferencia temporal baja de forma natural".

rtnoticiasrtnoticias