X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/6Tc

'La capital de Chernóbyl ruso': ¿Qué esperanza tienen sus habitantes?

Publicado: 26 abr 2011 17:40 GMT

'La capital del Chernóbyl ruso', así es como se le llama a Novozybkov, la localidad rusa que se vio más afectada por el accidente en la central nuclear ucraniana. Hace 25 años, el viento soplaba en dirección a estos pueblos y las lluvias llevaron la desgracia eterna. En las semanas posteriores al

'La capital de Chernóbyl ruso': ¿Qué esperanza tienen sus habitantes?novozybkov.ru
Síguenos en Facebook

'La capital del Chernóbyl ruso', así es como se le llama a Novozybkov, la localidad rusa que se vio más afectada por el accidente en la central nuclear ucraniana. Hace 25 años, el viento soplaba en dirección a estos pueblos y las lluvias llevaron la desgracia eterna. En las semanas posteriores al 26 de abril de 1986, miles de personas tuvieron que ser evacuadas. A los habitantes de esta región primero les prohibieron comer lo que crecía en sus tierras y después les quitaron sus animales.

Cuando ocurrió la catástrofe de Chernóbyl, pueblos enteros fueron evacuados de esta zona. Sin embargo, a unos pocos kilómetros de aquí todavía vive gente a pesar de la alta radiactividad que 25 años después del accidente sigue estando presente.

En la frontera con Ucrania y Bielorrusia, a escasos 175 kilómetros de Chernóbyl, esta comunidad tiene actualmente poco más de 40.000 habitantes. Uno no puede dejar de preguntarse: ¿Por qué decidieron quedarse si el Estado les propuso vivir en otras partes de Rusia?

Anna Bespiataya, habitante de Novozybkov: "¿Adónde iba a ir? Este es mi pueblo. Aquí me casé, tuve hijos. Este es mi hogar"

Anna nació en esta localidad hace más de 90 años. Es una de las personas que después de Chernóbyl se negaron a irse y dejarlo todo. Tampoco aceptó instalar gas en su casa cuando se lo propusieron. Todavía utiliza leña para calentar su hogar a pesar de que la radiactividad en su estufa, según comprobamos, es 120,4 veces más de lo permitido. Y eso que su marido que trabajó como guardabosques murió de cáncer. Según el médico, ni siquiera lo operaron, tenía tanta radiación en el cuerpo que no podían hacerle una radiografía.

Sus hijos ahora viven en Moscú. A veces vienen a ayudarla a trabajar la tierra, ya que no le quedan animales. "No tengo ni uno, me dijeron que las enfermedades los mataron a todos", confiesa Anna.

Sabiendo todo esto, la mayoría se negó a desplazarse. Ahora las familias que viven allí reciben un subsidio del Estado. La cantidad de dinero que les dan es simbólica. Pero, por lo menos, se jubilan antes que en otros lugares, las mujeres a los 45 y los hombres a los 50.

Mijaíl Milachiov, alcalde: "Aquí todavía cada habitante puede entregar su casa al Ayuntamiento"


Mijaíl Milachev lleva 2 años como alcalde de Novozybkov. El pueblo lo respeta y recuerda que él mismo fue uno de los veteranos de la operación de limpieza de la central atómica de Chernóbyl. Con sus compañeros, llamados 'los liquidadores de la avería', pasa revisiones médicas obligatorias regularmente.

"Aquí todavía cada habitante puede entregar su casa al Ayuntamiento. Luego un jurado decide el valor del inmueble. El ciudadano recoge el dinero con el que puede hacer lo que quiera. Lo que pasa es que con ese dinero es muy difícil comprar una vivienda decente en otro sitio", asegura el alcalde.

Víktor Hanáyev, médico: "Lo que comemos está contaminado"

"Después del accidente íbamos todos con dosímetros. Si la radiactividad normal es de 20 microrentgen, encontrábamos hasta 300. Ahora medimos 120-150, no más. Pero lo que comemos está contaminado. Por eso aquí hay muchos casos de cáncer de tiroides. Pero lo que también es cierto es que de otras enfermedades no tenemos más casos que en el resto del país", cuenta Víktor Hanáyev, médico en Novozybkov.

"Conocemos varios casos de personas que se mudaron de aquí y murieron. Se van arrastrando sus raíces y se mueren. Gente joven, incluso. Porque cada traslado implica un gran estrés. Es difícil decidir qué hacer, pero quedarse aquí tampoco es muy recomendable", agrega.

Los bajos recursos y las viejas costumbres hacen que esta gente siga viviendo en este lugar. Igual que hace décadas, no quieren mudarse y no reconocen las consecuencias de la radiactividad. Pero hay una cosa que a este pueblo le da esperanzas: los niños aquí nacen sanos.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias