s

La princesa escita Ukok volverá a viajar por Siberia occidental

Publicado: 8 dic 2010 | 16:09 GMT Última actualización: 8 dic 2010 | 12:09 GMT

Al parecer, finalizó en Rusia el ardiente debate acerca de la famosa Princesa Ukok. Las autoridades declararon que la aristócrata escita volverá a su patria, Altái, territorio de Rusia ubicado en Siberia Occidental, en la frontera con China.

Al parecer, finalizó en Rusia el ardiente debate acerca de la famosa Princesa Ukok. Las autoridades declararon que la aristócrata escita volverá a su patria, Altái, territorio de Rusia ubicado en Siberia Occidental, en la frontera con China.

Su regreso a casa desde la ciudad siberiana de Novosibirsk, donde estuvo unos 15 años, será vigilado por un grupo de científicos de la Academia de Ciencias de Rusia, que garantizan tomar todas las precauciones necesarias para que el viaje se realice sin incidentes. La tarea no es nada fácil, ya que la legendaria princesa, a pesar de 'tener' tan sólo unos 25 años, cuenta con un cuerpo de entre 2.500 y 3.000 años de edad.

Y es que la aristócrata es una momia, conocida bajo el nombre de ´Princesa Ukok´, según el lugar donde fue hallada en 1993, la meseta de Ukok en el sur de Altái. También se la conoce como ´Princesa Kydym´, ya que los autóctonos la consideraron guerrera y bruja Kydym -antepasada de la actual población de Altái-, y como ´Princesa Pazyryk', en asociación con la cultura arqueológica de los pueblos escitas.

Actualmente, la Princesa Ukok está en el Instituto de Arqueología y Etnografía de Novosibirsk, adonde fue trasladada tras ser hallada, para que los especialistas del departamento siberiano de la Academia de Ciencias pudieran examinarla.

Los científicos informan que están dispuestos a acompañar a la Princesa hacia su nuevo alojamiento en el Museo Nacional de la República de Altái, en cuanto aquel cumpla todas las precauciones necesarias para poder proveer una estancia segura allí. Actualmente, el museo está construyendo una sala especial para la momia, un mausoleo. Tiene 40 metros de ancho y 50 de largo. De techo le sirve una pirámide de cristal: los diseñadores comentan que querían que la sala repitiera las líneas de una montaña.

El mausoleo estará equipado con dispositivos que mantendrán la sala temperaturas y humedad adecuadas. El coste del proyecto es unos 250 millones de rublos (unos ocho millones de dólares).

Hallazgo

La Princesa Ukok fue hallada en una tumba antigua, cuya parte interna fue rellenada con hielo. El agua que penetró en su sarcófago y se heló después, garantizó excelentes condiciones de conservación del cuerpo, en el que ´sobrevivió´ incluso un tatuaje sobre el brazo izquierdo de la mujer. La tomografía reveló que en el momento de muerte la joven, tenía 25 años. Su manta de pieles, sus ropas de seda blanca finísima, sus joyas de oro, bronce y madera, armas rituales y lo que enterraron a su lado -seis caballos con bridas y sillas de montar, platos de carne de ovejas y caballos- permitieron a los arqueólogos a concluir que pertenecía a una familia muy noble o podría ser incluso una chamán.

El hallazgo resultó ser una gran sorpresa para los científicos, ya que derrumbó el mito de que en el siglo V antes de la Era Común en la zona habitaban tribus que no sabían procesar los metales. Otra característica que planteó muchas preguntas es que la mujer es muy alta, de 170 centímetros, cosa muy poco habitual para aquella época. Además, la tomografía y análisis de ADN revelaron que, a diferencia de los habitantes de la región, que pertenecen a la raza de los mongoloides, la noble joven tiene rasgos explícitamente caucásicos (es decir, europeos). Hasta ahora el tatuaje ritual en su brazo, que habría podido indicar las raíces de la Princesa, no está descifrado.

Debates nacionales

Desde los primeros momentos en que la Princesa abandonó su antigua tumba en los montes altaicos y fue trasladada hacia Novosibirsk, los autóctonos organizaron una campaña feroz demandando que la aristócrata volviera a casa. Ellos creen que la momia hallada es la mítica guerrera y bruja Kydym, la antepasada de la actual población de Altái, quien guarda la memoria genética de la nación y ha muerto voluntariamente para, desde el túmulo fúnebre, proteger la Tierra de los espíritus de mal.

Están convencidos de que los científicos no lograron descifrar su tatuaje, que contiene una información importante para la humanidad, porque todavía no ha llegado el tiempo para leerla y afirman que interrumpir el sueño sagrado de la Princesa ha sido un crimen. La administración local acentúa que los autóctonos están seguros de que sacar a la Princesa de su tumba causó todo tipo de desastres que afectan la región desde entonces, incluido el terremoto de 2003, que derrumbó unas 2.000 casas.

Mientras tanto, los arqueólogos acentúan que la zona cuenta con muchas tumbas antiguas todavía no descubiertas, cuyos tesoros podrán volcar el mundo científico. Sin embargo, comentan que a causa del calentamiento global, en un futuro muy próximo estos tesoros podrán perderse para siempre.

Comentarios Normas para comentar

Abstéganse de usar comentarios insultantes, difamatorios o que no vayan de acuerdo al tema. Evite el uso de palabras malsonantes. Queremos que nuestro sitio web tenga un elevado nivel de discusión entre sus usuarios y que todos puedan expresar su opinión dentro del marco del respeto.

  • Comentarios con Facebook ()
  • Comentarios con RT (  )

¿Qué pretende EE.UU. y la UE sancionando a Rusia?

sepa más »
 

Lea también

Últimas noticias