Programas

"El mercado bursátil se ha convertido en el patio de recreo de los especuladores gracias a la atroz emisión de moneda"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy hablan de las empresas cotizadas en bolsa que han emprendido compras apalancadas de sí mismas antes de que el capital privado haga lo propio; entretanto, el grupo Blackstone apuesta por un empeoramiento de la calidad de vida del estadounidense de a pie adquiriendo espacios para viviendas prefabricadas. En la segunda parte, Max sigue entrevistando a Michael Hudson, de michael-hudson.com, sobre el declive del 'superimperialismo'.

El mercado bursátil, como parte de la economía que es, "ha sufrido una transformación que lo ha convertido en el patio de recreo de los especuladores gracias a la atroz" emisión de moneda y de los intereses al 0 % de la Reserva Federal de EE.UU. y los principales bancos centrales del mundo, critica Max.

Se está "llenando el cubo de agua" y el PBI mundial ya asciende a "unos 100 billones de dólares, que es prácticamente el volumen de activos que han adquirido los bancos centrales de los países más poderosos", y nos encontramos ante un punto de inflexión donde la economía del planeta ya ha alcanzado su punto de saturación y no puede soportar más deuda", asegura el presentador.

Stacy cita datos que indican que la deuda pública estadounidense ha alcanzado los 26,7 billones de dólares y, en ese contexto, el grupo Blackstone, uno de los mayores propietarios de viviendas en EE.UU., ha decidido invertir 550 millones de dólares en espacios de casas prefabricadas, lo que sería una señal de que la situación económica del país "va a agravarse aún más para los ciudadanos" de a pie.

"Lo que le molesta a EE.UU."

Por su parte, el invitado de este episodio, Michael Hudson, afirma que con toda la emisión de moneda que se ha hecho "no haría falta" pagar impuestos. Sin embargo, las contribuciones "son una forma de poner limitaciones a la mano de obra" y "ayudan a que el 1 % más privilegiado le imponga una tremenda carga fiscal al 99 % restante y que este no se rebele", sostiene.

En cuanto al veto a la compañía china Huawei y a la tecnología del 5G por parte de EE.UU., Hudson sostiene que eso se debe a que a Washington le interesa el uso de productos informáticos que "llevan instalados sistemas de espionaje estadounidenses". "Lo que le molesta a EE.UU. es que, con el sistema chino, la Agencia de Seguridad Nacional es incapaz de acceder a nuestros correos electrónicos, cosa que sí sucede" con los programas informáticos estadounidenses, señala el entrevistado.