X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4ox6

El silencio de Rajoy, ¿torpeza o estrategia?

Publicado: 16 sep 2016 15:20 GMT

Mientras los casos de corrupción del Partido Popular en la Comunidad Valenciana centran el debate político, Rajoy guarda silencio.

sudo /sbin/shutdown -r nowReuters
Síguenos en Facebook

Desde que el pasado 2 de septiembre el Congreso de los Diputado dijo "no" a la investidura de Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno en funciones no pasa por su mejor momento. Sus intentos de situar al líder del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, como el culpable del bloqueo institucional, para conseguir un futuro "sí" o una abstención de los socialistas en una posible segunda investidura no han dado los resultados que él quería. O al menos, de momento. 

Durante estos 15 días, a Rajoy no han dejado de surgirle problemas relacionados con casos de corrupción. Primero fue su propia torpeza al aceptar la propuesta de José Manuel Soria como candidato de España para ocupar el puesto de director ejecutivo en el Banco Mundial. Una decisión que generó una ola de indignación social y política por la implicación del exministro de Industria en los 'Papeles de Panamá'. El propio Soria comunicaba días después que se retiraba de la candidatura a petición de su partido. 

Cuando las críticas parecían ir disipándose, ha llegado el turno de su "gran amiga" Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia, que ha puesto de nuevo a Rajoy en el centro del escenario político español por su mala gestión en los casos de corrupción que afectan a importantes cargos del PP. 

Rita Barberá y el PP Valenciano

La semana comenzó con la decisión de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de investigar a Barberá por el presunto blanqueo cometido por el Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Valencia. Se trata del caso 'Taula', por el que ya está imputado casi todo el que fue su equipo durante su etapa como regidora del Consistorio.

Horas después de conocer la decisión del tribunal, Barberá anunció a través de un comunicado que dejaba de ser militante del PP, porque así se lo había pedido la dirección del partido, pero su firme voluntad de mantener su escaño en el Senado, y por tanto, su aforamiento. Esto significa que si finalmente la exalcaldesa de Valencia es imputada contará con el privilegio de ser juzgada por el Supremo y, por tanto, que su caso no sea trasladado a la jurisdicción ordinaria, donde ya hay otros 49 implicados por el mismo caso, incluido el propio PP como persona jurídica.

Pero ayer, jueves, el caso 'Taula' aumentó las tensiones entre los populares tras el levantamiento del secreto de sumario de la pieza principal de la trama, revelando que el actual presidente del PP en la provincia de Valencia, Vicente Betoret, conocía la presunta trama de comisiones que la Fiscalía y la UCO - Unión Central Operativa de la Guardia Civil - investigan desde 2014. El sumario, además, revela la existencia de varias "cajas b" en el partido y señala al ex presidente Francisco Camps como el enlace con el PP estatal.  

La respuesta de Rajoy

El caso de Rita Barberá ha provocado una marabunta interna en el PP, encabezada por los rostros más jóvenes que están cansados de pagar las consecuencias de los desmanes del partido. Ayer mismo, el vicesecretario general del PP, Javier Maroto, afirmó durante una entrevista en la emisora 'RNE' que la exregidora valenciana no había actuado ni con dignidad ni con ejemplaridad al retener su escaño en el Senado "exclusivamente para mantenerse en su posición de aforamiento".  

Y mientras tanto, Mariano Rajoy guarda absoluto silencio. Durante estos cuatro días ha esquivado a la prensa para no dar ni una sola explicación por la investigación abierta a Rita Barberá ni por el levantamiento del secreto de sumario del caso 'Taula' que afecta a importantes cargos de su partido en Valencia.

Durante uno de los actos de campaña convocados en Galicia, con motivo de las próximas elecciones autonómicas, el líder del PP ha vuelto a recurrir a la pantalla de plasma, tal y como hizo en el año 2013 para evitar preguntas sobre el caso Bárcenas. También en esta ocasión, el presidente en funciones ha preferido que la prensa presencie su tour por tierras gallegas a través de una televisión colocada en una sala anexa al salón en el que habían unos 500 militantes, simpatizantes y cargos del PP de Pontevedra.

¿Estrategia política?

Sin preguntas, no hay respuestas. Y bien sabe Rajoy que al principio la táctica de la pantalla de plasma indigna a los periodistas y los ciudadanos, pero al final se olvida y, así, se evitan más polémicas. Solo le queda al líder popular poner orden dentro de su propio partido y acabar con las voces disidentes para volver a centrar el escenario mediático en la culpabilidad de Pedro Sánchez.

Suerte ha tenido el líder del PP que la Fiscalía Anticorrupción se pronunció, también ayer, sobre dos relevantes figuras socialistas al pedir seis años de cárcel para el ex presidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán y 10 años de inhabilitación en empleo o cargo público para su antecesor, Manuel Chaves, por el 'caso de los ERE'. Así, cuando Sánchez defienda su "no" por los casos de corrupción del PP, Rajoy le podrá contestar que ellos no han sido precisamente honestos.

No obstante, las explicaciones del presidente en funciones llegarán previsiblemente hoy, con motivo de la rueda de prensa organizada en el marco de la cumbre informal de la Unión Europea que se está celebrando en Bratislava para analizar el Brexit. Como ya ha sucedido en varias ocasiones, Rajoy ofrecerá fuera de casa las explicaciones que no suele dar dentro. Quizás sea porque en otros países europeos no esté bien vista esa estrategia de no aceptar preguntas de la prensa.

María Jesús Vigo Pastur

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias