X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/5ewv

Cómo una escritora y exagente inmobiliaria se llevó a sus niños de Rusia al Estado Islámico

Publicado: 12 oct 2017 09:09 GMT | Última actualización: 15 nov 2017 12:50 GMT

Antes de formar parte del grupo terrorista, la mujer compraba y vendía propiedades en Rusia, escribía cuentos fantásticos para infantes y tenía bastante éxito en ambos oficios.

Cómo una escritora y exagente inmobiliaria se llevó a sus niños de Rusia al Estado Islámico
Mikhail Mashedo
Síguenos en Facebook

La ciudadana rusa Daria Itsankova es activamente buscada tanto por servicios especiales de seguridad como por el padre de su hijo mayor, David, un niño cuya figura se ha hecho famosa al protagonizar belicosas piezas publicitarias del Estado Islámico. Hace siete años, su madre lo secuestró para llevárselo primero al Cáucaso norte y luego a Siria e Irak, donde supuestamente se encuentra ahora.

De evidente apariencia eslava, el niño puede ser visto en una fotografía en la que empuña una ametralladora  Kaláshnikov RPK-74. Durante los últimos tres años, la imagen ha surgido con regularidad en los sitios web yihadistas: le facilita la recolecta de fondos y el reclutamiento al mencionado movimiento terrorista.

Cuando nos conocimos, era completamente diferente

Itsankova nació en 1979 en la ciudad portuaria rusa de Múrmansk, hija de un marinero y una bibliotecaria. "Jamás hubiese creído que Daria pudiera convertirse al islam. Es que cuando nos conocimos era completamente diferente", dijo el padre del pequeño David, Mijaíl Mashedo, en declaraciones a RT. Según su testimonio, la mujer se llevó al niño sin autorización, secuestrado, en 2011, cuando ya la pareja se había separado.

De escritora a extremista

Para aquel momento, la futura integrante de la clandestinidad extremista había alcanzado cierto éxito social. Después de trabajar por varios años como agente inmobiliaria en Múrmansk, donde se vio envuelta en un escándalo, consiguió abrirse campo en otra profesión. Redactaba textos y en algún momento se probó como escritora. En 2010 salió de imprenta un libro suyo para niños, de cuentos fantásticos.

Dos años después, la casa editora presentó la candidatura de Itsankova para un premio literario. Por aquel entonces la escritora ya era islamista radical y formaba parte de la clandestinidad terrorista en el Cáucaso. Mantenía contactos a distancia con la editorial, de la cual fue despedida sólo después que agentes de los servicios especiales interrogaran a sus directivos sobre las actividades extracurriculares de su promisoria redactora.

Mashedo cree que Daria fue influenciada por los islamistas a través de las redes sociales. Luego, cuando los abuelos de David decidieron hacerse cargo del niño, empezó ella a prohibirle cantar, pintar o simplemente jugar. Meses después, lo secuestró de la vivienda de sus propios padres. La Policía no hizo muchos esfuerzos por encontrarlo, a sabiendas de que el niño se encontraba junto a su madre.

Al servicio del Estado Islámico

En la república rusa de Daguestán, a donde se trasladó, la 'escritora' se casó con un exboxeador canadiense, también convertido al extremismo islámico. Presuntamente, el joven era amigo del terrorista Tamerlán Tsarnáyev, pero murió antes de que este último perpetrara el conocido atentado del maratón en Boston (EE.UU.). Fue abatido por agentes durante una incursión de su banda contra un puesto policial.

La viuda, ahora con dos niños, abordó a finales del 2013 un vuelo a Turquía y desde allí se trasladó a Siria, donde se dedicó a recolectar fondos para los combatientes del EI en Daguestán. En 2015, el Servicio de Seguridad ruso concluyó una investigación contra cuatro mujeres que allí patrocinaban una célula terrorista mediante la venta de jabón tallado a mano y de prendas de vestir. Itsankova fue la autora intelectual de aquel esquema, según la investigación.

Poco se sabe del destino de la antigua escritora, que fue vista por última vez en Irak. Al padre de su hijo mayor le preocupa no saber dónde se encuentra el niño, al que los combatientes, dice, obligaron a posar con la ametralladora. "Quiero rescatar a David. Tengo miedo por él y por otros niños", confesó Mashedo a RT. "Mientras más tiempo pase, menos probable será que logremos traerlos de vuelta a casa".

Etiquetas:

Últimas noticias