Actualidad

Argentina aprueba la reforma tributaria: ¿Qué es lo que cambia?

Publicado:
El Gobierno de Mauricio Macri ha conseguido el apoyo de otras fuerzas políticas para impulsar modificaciones en el sistema fiscal.
Argentina aprueba la reforma tributaria: ¿Qué es lo que cambia?

El Congreso argentino ha aprobado este miércoles la reforma tributaria impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri, que introduce cambios en el cobro de impuestos y propone achicar gastos en el sector empresario y patronal con el argumento de atraer inversiones y generar mayor productividad.  

Según el consultor tributario Hernán Gilardo, la nueva ley "perjudica al ciudadano de a pie porque le trasladan las cargas y da una clara rebaja a la tasa impositiva que se les aplica a las empresas". "En ese punto, la reforma es muy clara", sentencia.

En efecto, algunos productos de consumo masivo se verán afectados por el marco regulador impulsado desde el Poder Ejecutivo. Por ejemplo, la venta de cerveza tendrá un impuesto del 14%, mientras que la artesanal desarrollada en pequeñas y medianas empresas se mantendrá en el 8% de tributación al Estado para no perder fuentes laborales, informa Iprofesional.

Por su parte, aquellas que no superen el 1,2% de graduación alcohólica estarán exentas de este pago. Asimismo, las bebidas energizantes que contengan cafeína y taurina tendrán una tasa del 10%, siguiendo los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).  

Las empresas, grandes vencedoras de la reforma

"Vamos a ser claros, le bajás las cargas a las empresas y gravás con más impuestos la bebida. ¿Eso quién lo termina pagando? El hombre de a pie. Seguramente se traducirá en inflación", considera el contador.

Una de las medidas principales de la normativa radica en la reducción del impuesto a las ganancias que regía para las empresas, que pasará del 35% al 25%. La justificación del Gobierno es que así se generarán más puestos de trabajo, porque habrá menos obstáculos para que las compañías realicen sus negocios en este país sudamericano.

"¿Se podría haber hecho otra cosa? Sí, pero también es difícil encarar una reforma que deje conforme a todos", expresa Gilardo, subrayando que "todas las empresas hacen 'lobby'". En este sentido, sostiene que, si bien "las compañías de vino y cerveza no quieren estar gravadas", hay una realidad: "si no hay impuestos, ¿de dónde sacamos plata para salud o educación? El Estado tiene que recaudar", comenta. La gran pregunta es 'de dónde'.

En Argentina, hay aportes al Estado que paga el empleado y contribuciones que abona el empleador por cada uno de sus trabajadores. Con estas modificaciones legislativas, el sector patronal se verá beneficiado, porque de 2018 a 2022 reducirá sus aportes de forma gradual, explica Perfil, dejando de existir en muchos casos. 

Es importante destacar que los aportes provenientes de los empleadores se destinan a distintos servicios de la seguridad social, como el sistema de jubilaciones, cobertura médica —incluso para mayores de 70 años—, seguro de vida obligatorio, Aseguradoras de Riesgo de Trabajo (ART) y el Fondo Nacional de Empleo, según el Ministerio de Trabajo. Hasta el momento, el Ejecutivo no informa sobre cómo repercutirá el ajuste en aquellas prestaciones utilizadas, en su mayoría, por los sectores más vulnerables de la sociedad argentina.

Por otro lado, Robertino Lopetegui, especialista en derecho penal económico, destaca el cambio en la penalización de la evasión fiscal: "Antes para cometer un delito penal tenías que evadir 400.000 pesos (22.000 dólares) y ahora subirá a un millón y medio de pesos (80.000 dólares), lo que sigue siendo una cifra baja". ¿Acaso elevar el límite no favorece a la evasión? "No, las causas son sociológicas o criminales", contesta, si bien agrega que con esta actualización muchos casos judiciales "se van a limpiar". 

Nuevo índice para negociar salarios

Por su parte, Gilardo subraya que, de ahora en adelante, habrá "un índice de ajuste para todos sobre el salario mínimo no imponible". "Eso está buenísimo, se mide sobre la inflación y ya no dependés del humor del mandatario de turno o que los gremios realicen marchas", afirma. Este nuevo número sobre la remuneración de los trabajadores, que no está sujeta a ninguna clase de impuesto, estará estipulado por ley y puede ser usado como referencia para el Estado, las empresas y los sindicatos para negociar los futuros sueldos de la clase obrera.

Asimismo, otro aspecto de la reforma a tener en cuenta es que los impuestos del pollo, cerdo y conejo bajan del 21% actual hasta el 10,5%, en un claro intento por disminuir la subida de precios de los productos alimenticios. 

Además, las indemnizaciones —pagos por despidos— estarán sujetas a impuestos solo para cargos gerenciales o de alto rango, aunque en un principio se planeaba incluir a todos los trabajadores en el costeo, sin diferenciación alguna. 

Impuesto al ocio: Netflix tampoco se salvó

Además de colocarle cargas económicas al consumo de alcohol, los legisladores argentinos aprobaron añadirle el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del 21% a las empresas cuyas plataformas 'online' ganan dinero en Argentina, pero están radicadas en el exterior, como por ejemplo Netflix. "Sería una retención al momento de pagar, lo que repercute totalmente en el precio para el consumidor", destaca Lopetegui. 

Por otro lado, el experto destaca el hecho de que se vaya a "gravar la renta financiera para personas físicas en un 15%". "Es decir, que van a estar alcanzadas por impuestos las tenencias de algunos elementos financieros, como plazos fijos y bonos", a lo que se unirán "las monedas digitales como los 'bitcoins'", explica. 

"Una de las reformas más grandes de los últimos 20 años"

"No me animo a decir que el Estado tendrá más ingresos con esto. Se pueden retocar todos los impuestos que se quiera, pero si se sigue con este nivel de gasto público, es una bomba de tiempo", concluye Gilardo. No obstante, recuerda que "hay posturas extremas que proponen dejar en la calle al 50% del personal público para que cierren las cuentas". "Eso, claramente, no se puede hacer", subraya.

En cualquier caso, el abogado especialista en tributación considera que esta reforma —"una de las más grandes de los últimos 20 años"— bajará en los próximos cinco años la presión impositiva en un 2% del Producto Bruto Interno (PBI), mientras que la recaudación va a subir. "De hecho, con estos niveles de inflación, todos los años hay ingresos récord en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)", explica. 

Cabe destacar que el Gobierno realizó acuerdos con 23 de los 24 gobernadores provinciales, que se comprometieron a reducir sus cargas impositivas para aliviar al sector empresarial. Esta ley se encuadra dentro del paquete de reformas que el presidente Mauricio Macri prometió impulsar para reducir el déficit fiscal y aumentar las fuentes de trabajo.

Pese a no contar con mayoría propia en ninguna de las cámaras del Congreso, el oficialismo logró el apoyo de otras fuerzas políticas, como Argentina Federal, de corriente peronista. Bajo esta misma capacidad negociadora, el 19 de diciembre se sancionó la reforma previsional, que modifica el pago de jubilaciones y asignaciones sociales y generó disturbios en el centro porteño. Mientras tanto, la reforma laboral ingresó al parlamento local en noviembre y todavía debe ser debatida por los legisladores. 

Leandro Lutzky

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7