X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5oh4

¿Estamos realmente ante una guerra comercial entre EE.UU. y la UE?

Publicado: 8 mar 2018 19:18 GMT | Última actualización: 9 mar 2018 10:53 GMT

Con ayuda de una analista internacional, buscamos las claves del momento de tensión entre Washington y Bruselas.

¿Estamos realmente ante una guerra comercial entre EE.UU. y la UE?
El presidente Donald Trump acompañado por John Ferriola, director de Nucor, y Dave Burritt, de U.S. Steel. 1 de marzo de 2018.
Kevin Lamarque / Reuters
Síguenos en Facebook

La idea de una probable guerra comercial entre EE.UU. y la Unión Europea (UE) se ha instalado en el espacio mediático como una nube amenazante desde que Donald Trump anunciara el establecimiento de aranceles a las importaciones de acero. Ahora, los augurios más pesimistas parecen confirmarse cuando Bruselas, a su vez, anuncia una respuesta "rápida, firme y proporcionada", estableciendo restricciones similares contra diversos productos estadounidenses.

En concreto, la Comisión Europea planea aplicar aranceles del 25 % a diversas importaciones estadounidenses por valor de 2.800 millones de euros como reacción a las mencionadas medidas proteccionistas de EE.UU.

Aunque tras el anuncio, el portavoz de la Comisión Europea Margaritis Schinas afirmó que no existe ninguna intención de "escalar" hacia ningún tipo de hostilidad y se esforzó en aclarar que "la UE está, por supuesto, dispuesta a seguir trabajando con EEUU", lo cierto es que existe preocupación por lo que pueda suceder.

Margaritis Schinas, portavoz de la Comisión Europea, durante una rueda de prensa en Bruselas. 8 de diciembre de 2017. / Yves Herman / Reuters

El portavoz de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevêdo, afirmó sin ambages que "está claro que ahora vemos un riesgo mucho más elevado y real de que se desencadene una escalada de las barreras comerciales en todo el mundo" y recordó que "una guerra comercial no beneficia a nadie", insistiendo en que "todavía hay tiempo" de detenerla.

Sin embargo, los actores implicados parecen aún poco proclives a un entendimiento, y el ambiente continúa enrarecido.

Por una parte, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, afirmó este miércoles en rueda de prensa que existen "dudas serias" acerca de que la política proteccionista de Trump esté realmente fundada en "la segurida nacional", tal como argumenta el mandatario estadounidense.

Por otra parte, el actual inquilino de la Casa Blanca exhibe una actitud confiada con respecto a su postura: "Cuando un país (EE.UU) pierde miles de millones de dólares con prácticamente cada país con el que hace negocios, las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar", escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

De momento todo son palabras, pero las medidas anunciadas por Washington parecen a punto de concretarse en la imposición efectiva de aranceles, y los economistas a ambos lados del atlántico acogen la noticia con preocupación.

"El comercio libre es la base del orden mundial"

Alana Moceri, politóloga y experta en comercio internacional de la Universidad Europea, considera que "en este momento es casi imposible decir qué consecuencias podría tener" una hipotética escalada de restricciones mutuas entre la UE y EE.UU., pero señala que coincide con "la mayoría de los economistas" en que "en este tipo de guerras comerciales no hay ganadores".

Edificio histórico de la compañía US Steel en Granity City, Illinois (EE.UU.) / David Lawder / Reuters

Para contextualizar la actitud de Trump, Moceri explica que existe "una guerra dentro de su propio grupode asesores", que efectivamente se ha saldado con la reciente dimisión de su principal asesor económico, Gary Cohn. 

Para la politóloga se trata de una situación relativamente anómala, ya que "el partido republicano siempre había estado muy a favor del comercio libre, y son los demócratas los que siempre habían tenido complicaciones con este asunto". Moceri indica que la raíz de esta inestabilidad en el seno del partido puede estar en el hecho de "tener un presidente que no es un hombre del partido desde siempre, que ideológicamente no es 100% republicano".

La especialista en comercio reconoce en cualquier caso que le cuesta entender que Donald Trump, un hombre de negocios a escala mundial, actúe de esta manera, y señala que al fin y al cabo "está continuando la línea populista que exhibió en su campaña", y que en el ámbito de la política interna resulta "muy fácil situar al comercio libre como enemigo y culparlo de todos los problemas".

Una Europa unida

La profesora de Relaciones Internacionales explica que, desde EE.UU., Europa no se percibe habitualmente como una unidad, y se trata con cada país de manera independiente. "Sin embargo –destaca–, en lo que a comercio internacional se refiere, Europa sí funciona como una unidad y ha reaccionado como tal".

"De esta manera –añade– Europa sí puede ejercer un contrapeso a los EE.UU., porque Europa, en cuanto a comercio, es el bloque más importante en el mundo".

Con respecto a las medidas concretas anunciadas por la Comisión Europea, Moceri señala que se trata "de una decisión muy estratégica: son productos muy simbólicos como el 'bourbon' o las Harley Davidson, y es una buena idea porque llama mucho la atención".

La analista concluye señalando que "la base del orden mundial es el comercio libre, y es también la base de Europa", pero insiste en que en este momento es difícil prever el alcance de una posible guerra comercial entre la Unión Europea y EE.UU.

David Romero

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies