X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5t03

Colombia: Las denuncias de atentados reavivan la campaña electoral

Publicado: 9 may 2018 00:52 GMT | Última actualización: 9 may 2018 05:26 GMT

La idea de que podrían cometerse ataques contra los candidatos que lideran las encuestas se sostiene desde el Gobierno y los círculos cercanos a los políticos.

Colombia: Las denuncias de atentados reavivan la campaña electoral
Iván Duque, candidato a presidente de Colombia por el partido Centro Democrático (CD).
Jaime Saldarriaga / Reuters
Síguenos en Facebook

El próximo domingo 27 de mayo se desarrollarán las elecciones presidenciales en Colombia, y a pocas semanas de que se defina quién será el próximo mandatario, o en su defecto cuáles serán los candidatos que disputarán la segunda vuelta, el contexto violento nacional también se trasladó a las campañas de los principales dirigentes. ¿Precaución o 'marketing' político? 

Una encuesta del Centro Nacional de Consultoría (CNC) posiciona a Iván Duque, del Centro Democrático (CD), con el 38% de intención de voto, seguido por Gustavo Petro, de Colombia Humana (CH), quien tiene el 25%. Otras consultoras privadas, como Estrategia y Poder, sostienen que la diferencia entre el primero y el segundo ronda en el 10%. En caso de que la tendencia se manifieste el día de la votación, habría 'balotaje'. Por ahora, no hay nada asegurado. 

Extrema precaución

El pasado miércoles 2 de mayo el político que lidera los sondeos de opinión denunció públicamente la presunta "intención de hacer un atentado con un artefacto explosivo en la sede", refiriéndose a su centro de campaña en Bogotá, la capital. Según el argumento de Duque, la información provino de un informe de Inteligencia de la Policía local. Asimismo, el dirigente cercano al expresidente Álvaro Uribe Vélez detalló que la intención para cometer el presunto ataque consistía en introducir un sobre con material peligroso en el establecimiento.  

Álvaro Uribe Vélez, actual senador y expresidente de Colombia. / Christinne Muschi / Reuters

Por su parte, el propio Uribe informó el 7 de mayo en un comunicado citado por El Tiempo que el 26 de abril fue advertido por la Agencia Nacional de Inteligencia sobre otro posible ataque: "El señor coronel Juan Carlos Rico, Director de esta Agencia, me entregó información sobre un posible atentado en mi contra, en el cual estarían involucrados criminales locales y extranjeros", dice el texto. Mientras tanto, el Gobierno de Juan Manuel Santos reforzó la seguridad de Uribe, senador que difundió la información a 20 días de la contienda electoral. 

Por el lado de la izquierda colombiana, desde el entorno de Petro denunciaron públicamente a inicios de marzo que el automóvil que trasladaba al exalcalde de Bogotá por la ciudad de Cúcuta habría recibido cuatro disparos. Sin embargo, la Fiscalía General de la Nación desmintió que se traten de balas, publicó El País de Colombia, mientras intentaban determinar qué objetos contundentes fueron arrojados hacia el vehículo. Asimismo, el propio Petro tuvo que negar en su cuenta de Twitter las primeras acusaciones hechas por su equipo: "No hay disparos sobre el carro en el que voy. Organizaron un sabotaje violento contra la manifestación con un centro de mando", publicó. 

Si de presuntos posibles atentados se trata, las declaraciones de Raúl Gutiérrez Sánchez a W Radio sin lugar a dudas que llamaron la atención en una campaña electoral reñida y comandada por acusaciones provenientes de los partidos más populares. Pero, ¿quién es? Se trata de un cubano que fue detenido en marzo por las autoridades colombianas tras sostener la hipótesis de que tenía vínculos con el autodenominado Estado Islámico y que, presuntamente, planeaba cometer atentados en Colombia. 

Gustavo Petro, candidato a presidente por el partido Colombia Humana (CH). / Jaime Saldarriaga / Reuters

En el reportaje desde la cárcel, Gutiérrez Sánchez negó estas acusaciones y afirmó que su verdadero objetivo era otro: "Iba a atentar contra el líder de la guerrilla que se desmovilizó —'Timochenko', referente de la FARCy contra el candidato que se está lanzando ahora de apellido Petro, que era del Movimiento 19 de Abril (M19)", un grupo guerrillero local nacido en los 70. Durante la entrevista, el detenido comentó que pertenece al Movimiento Justiciero 51, una organización conformada por exiliados cubanos en Miami y miembros de la extrema derecha colombiana, según la definición de El Espectador

Por otro lado, agregó que también "iba a atentar contra la Embajada cubana", y reiteró que no pertenece a la agrupación terrorista focalizada en Oriente Medio. "Me arrepiento de no haber cumplido mi misión", expresó. Vale mencionar que en Colombia los presos pueden otorgar entrevistas bajo la autorización del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC).

¿Influyen las acusaciones en el electorado?

"Mientras no exista un hecho real que se materialice, el electorado no va a tener un cambio de posición", responde en entrevista el fundador de Estrategia y Poder, Carlos Suárez, y opina: "En Colombia estamos muy acostumbrados a que ocurran estas cosas". Puntualmente, se refiere a "que se denuncien atentados u hechos violentos, donde siempre hay una línea muy delgada en la que no se sabe si es una realidad, o si apenas es una estrategia más de campaña". 

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. / Andres Stapff / Reuters

Sin embargo, Suárez repasó que en el pasado se cometieron atentados reales contra candidatos. La precaución, más allá de la contienda política, es necesaria. No obstante, considera que "esto es parte de lo que las campañas guardan para sus últimas semanas". A su vez, añade: "Es simple y llanamente esa prevención que tienen las campañas y que, haciéndolas públicas, matan dos pájaros de un solo tiro: tratan de proteger pero alimentan la batalla preelectoral en los últimos días". 

A pesar de que el especialista ve difícil que la intención de los votantes se revierta, destaca que "todavía faltan los grandes escándalos que normalmente ocurren en la recta final, las movidas de las campañas electorales para las últimas semanas". Así las cosas, desde los entornos de Duque y Uribe por un lado, y Petro por el otro, ya realizaron cuatro denuncias públicas en total —dos de cada partido— por considerarse posibles objetivos de atentados. A menos de tres semanas del sufragio, resta por ver si surgirán nuevas acusaciones y saber cómo avanzan las investigaciones sobre aquellas revelaciones enunciadas, para determinar su veracidad.       

Leandro Lutzky

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies