X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5xka

Kim Kardashian aboga por indulto para un condenado a muerte por matar a toda una familia

Publicado: 19 jun 2018 21:59 GMT

El hombre, hoy de 59 años, ha negado siempre toda participación en el asesinato de una pareja matrimonial y dos niños, pero ha agotado todas las apelaciones. Una prueba de ADN podría cambiarlo todo.

Kim Kardashian aboga por indulto para un condenado a muerte por matar a toda una familia
Jordan Strauss / AP
Síguenos en Facebook

Unas semanas después de presionar con éxito al presidente de EE.UU., Donald Trump, hasta lograr el indulto de Alice Marie Johnson, de 63 años, que cumplía cadena perpetua sin derecho a libertad condicional, Kim Kardashian West espera ayudar a anular otra condena, esta vez a muerte. Se trata de Kevin Cooper, un afroamericano que desde hace más de 30 años espera por su ejecución como supuesto culpable del asesinato de cuatro personas en California, hecho ocurrido en 1983, informa New York Post.

De acuerdo con el diario, Cooper, de 59 años, ha negado continuamente ser culpable del asesinato de Douglas y Peggy Ryen, su hija Jessica, de 10 años, y su amigo Chris Hughes, de 10 años, pero ha agotado todas las apelaciones. Fue condenado a pena capital en 1985 y ha estado en el corredor de la muerte desde entonces.

Kardashian, por su parte, lleva a cabo una campaña para que la evidencia de ADN utilizada como prueba de convicción contra Cooper se vuelva a analizar. Este sábado, a través de Twitter, la celebridad instó al gobernador de California, Edmund Brown, a repetir esa prueba para esclarecer este caso de hace 35 años.

La estrella de la televisión se une así a los defensores que argumentan que el Departamento del Sheriff de San Bernardino manipuló pruebas de ADN para incriminar a Cooper. En sus argumentos, Kardashian cita un artículo del The New York Times y afirma que el único superviviente del asesinato, Joshua Ryen, entonces de 8 años, testificó ante los investigadores que los asesinos fueron tres o cuatro hombres blancos.

La prueba central en el juicio fue una camiseta con sangre de Cooper encontrada en el lugar del crimen. Sin embargo, la prenda también presentaba rastros de una sustancia conservante usada en tubos de ensayo, lo que sugiere que podría tratarse de una falsa prueba 'sembrada' por la Policía.  

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies