X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5yvm

"El Gobierno de Argentina evidentemente quiere medios públicos cada vez más chicos"

Publicado: 27 jun 2018 20:15 GMT | Última actualización: 27 jun 2018 20:38 GMT

Este martes fueron despedidos 354 empleados de la agencia pública Télam, la más grande del país sudamericano. Sus trabajadores denuncian vaciamiento y complicidad con los medios privados.

"El Gobierno de Argentina evidentemente quiere medios públicos cada vez más chicos"
Protesta frente a las oficinas de la agencia Télam.
Cortesía de Patricio Klimezuk
Síguenos en Facebook

El pasado 7 de junio, en el marco del Día del Periodista en Argentina, desde la Comisión Gremial Interna (CGI) de la Agencia Télam, sus trabajadores difundieron un comunicado denunciando un ajuste planificado por la empresa que incluía despidos masivos. Este martes 26 esa advertencia se cumplió cuando 354 trabajadores recibieron sus telegramas que les anunciaban que quedaban desvinculados.

Frente a esto se realizó una asamblea, se declaró una huelga y se resolvió ocupar los dos edificios donde funciona la agencia. La medida de fuerza es para exigir la reincorporación de las personas desplazadas.

Al confirmarse la reducción del personal, el titular del Sistema Federal de Medios Públicos (un rango similar a un ministro), Hernán Lombardi, celebró la resolución dando cuenta que esta política responde al Gobierno dirigido por Mauricio Macri. "Hoy ganó el periodismo y ganaron los ciudadanos. Hoy ganó el futuro de la Agencia Télam", publicó en su cuenta de Facebook.

Cabe recordar que cuando desde la CGI advirtieron que este era el plan de las autoridades, estas se negaron a responder a los medios de comunicación.

El portal Infonews difundió de hecho las conversaciones que tuvo con Ricardo Cárpena, vicepresidente de la agencia, y Carlos Villoldo, gerente de relaciones laborales. Ambos alegaron estar en reuniones o no tener nada para declarar al respecto.

Sin embargo, dos semanas después llevaron a cabo los despidos que implican una reducción de casi la mitad de la planta de trabajadores de este medio de comunicación, fundado en 1945.

La culpa de la herencia recibida

En paralelo a que comenzara el conflicto, el Directorio de la empresa difundió un comunicado por la web oficial en el que argumentaba su decisión públicamente. "Como tantos organismos y empresas del Estado, la Agencia Télam que heredamos también fue víctima de la irresponsabilidad y el desmanejo del gobierno anterior", comienza el texto.

Allí se da cuenta que en 2003 había 479 empleados, que pasaron a ser 926 en 2015 cuando finalizó la presidencia de Cristina Kirchner y asumió Macri. Este crecimiento, según los funcionarios gubernamentales, se llevó a cabo para realizar "propaganda partidaria" y para hacer un reparto de la pauta oficial "de forma arbitraria y abusiva".

En ese sentido destacaron que cuando asumieron existía una "situación económica y financiera compleja y delicada" pero que en dos años y medio de gestión lograron mejorar. No obstante culparon a "44 delegados sindicales" de llevar a cabo medidas de "hostigamiento" hacia el Directorio para mantener "cautiva" a la Agencia.

¿Por qué creció Télam?

Efectivamente parte de los datos que da el Gobierno argentino son ciertos. "La planta sin duda creció durante los 12 años del kirchnerismo pero porque la Agencia se transformó", explicó a este medio el delegado de Télam, Mariano Suárez. El trabajador señaló que en ese tiempo se pasó de solo producir cables gráficos a crear un servicio de radio, un servicio audiovisual y el portal web. "Solamente en el audiovisual hay 150 trabajadores", apuntó.

El objetivo de este crecimiento era "dar la pelea con las agencias internacionales y latinoamericanas". "En ese camino Télam, como todas las agencias de noticias relevantes, tuvo un proceso de transformación tecnológico, diversificación de productos y plataformas, y lógicamente eso demandó más personal", argumentó Suárez.

Por otra parte, si bien al ser tantos los despidos "no hay un solo sector que esté a salvo", si hay "un foco muy importante en el sector administrativo y los 180 compañeros que trabajaban en el control de la pauta publicitaria oficial".

Es que históricamente la agencia pública era la responsable de verificiar la correcta y transparente distribución de la publicidad gubernamental que hace el Poder Ejecutivo. Si bien en Argentina no está regulado de qué manera se debe repartir ese dinero, Télam se ocupaba de llevar un registro y además de chequear su cumplimiento efectivo.

"Eso además del problema laboral que nosotros demostramos, implica un debilitamiento en la transparencia y el control del dinero público", contó el delegado. Y analizó que "hoy el mismo organismo que pauta es el que se controla: la Jefatura de Gabinete". Se trata de un presupuesto que el año pasado alcanzó los 2.900 millones de pesos (106 millones de dólares).

Paradójicamente, este servicio era uno de los que daba a Télam una de sus principales fuentes de ingreso. Las nuevas autoridades, que plantean que la situación financiera era precaria, se desligaron de estas funciones. "Por lo tanto hay menos transparencia de los fondos públicos sobre algo ya bastante cuestionado que es el manejo discrecional de la pauta publicitaria oficial", opinó Suárez.

Un vaciamiento anunciado

Los despidos que abarcan a más de un tercio de los trabajadores de la agencia de noticias más grande de Argentina son el punto cúlmine de un proceso sostenido en el tiempo. En mayo de 2018 se dejaron de realizar el 'Reporte Nacional' y el suplemento literario. Ambos eran servicios para periódicos del resto del país.

"Teníamos una sección muy desarrollada de derechos humanos y lesa humanidad que fue reducida a su mínima expresión", denunció Suárez. En esa misma línea "se recortó el servicio nocturno, la madrugada, los fines de semana, los feriados. Todo en el marco de un recorte presupuestario".

Sin embargo opinó que "ahora el conflicto obviamente tomó otra escala", ya que se trata del "desmantelamiento de la Agencia". Es por eso que para el trabajador de prensa "el Gobierno evidentemente quiere medios públicos cada vez más chicos, cada vez más débiles, en pos de consolidar la alianza que evidentemente existe con los sectores más concentrados de la industria mediática". "Tener medios públicos de esta envergadura y que sigan una agenda complementaria, que den la voz a ciertos sectores sociales no está en el interés del Gobierno", completó.

Finalmente concluyó señalando que este es "el primer conflicto público posterior al acuerdo con el FMI y expresa los compromisos que ha asumido el gobierno en pos del achicamiento del Estado".

Santiago Mayor

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies