X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5zw7

Ecuador protesta ante Bolivia y Venezuela debido a declaraciones sobre Rafael Correa

Publicado: 5 jul 2018 01:54 GMT | Última actualización: 5 jul 2018 15:00 GMT

Los presidentes Evo Morales y Nicolás Maduro denunciaron una "persecución" y "politización de la justicia ecuatoriana", luego de que se dictara orden de prisión preventiva contra Correa.

Ecuador protesta ante Bolivia y Venezuela debido a declaraciones sobre Rafael Correa
Henry Romero / Reuters
Síguenos en Facebook

El Gobierno de Ecuador ha remitido notas de protesta a Venezuela y Bolivia por los pronunciamientos de sus presidentes, Nicolás Maduro y Evo Morales, respectivamente, en los que se referían a la orden de prisión preventiva contra el exmandatario ecuatoriano Rafael Correa.

En un comunicado difundido este miércoles por la Secretaría Nacional de Comunicación ecuatoriana, se indica que el gobierno del presidente Lenín Moreno "rechaza los pronunciamientos" hechos por los jefes de Estado venezolano y boliviano "en torno al proceso jurídico" contra el exmandatario ecuatoriano. El documento aclara que las declaraciones de Morales y Maduro pretendían "desprestigiar la institucionalidad democrática del Ecuador y la independencia de funciones" de esa nación.

Luego de que este martes la jueza de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia ecuatoriana, Daniella Camacho, ordenara prisión preventiva contra Correa por su presunta implicación en el caso del secuestro del exasambleísta Fernando Balda, ocurrido en el 2012, tanto Morales como Maduro criticaron el dictamen, denunciando una "persecución" y "politización de la justicia ecuatoriana".

"Exigimos respeto"

"Exigimos respeto al trabajo que el Poder Judicial está realizando en el Ecuador, pues corresponde a un asunto legal interno del país. Cualquier cuestionamiento a las decisiones judiciales va en contra de los principios del Estado de Derecho que rige en nuestro país", agrega el comunicado, en donde además indica que la Cancillería ecuatoriana ha convocado a los embajadores de Venezuela y Bolivia en Quito, "para que expliquen la postura de sus gobiernos" respecto al proceso judicial contra Correa. Además, ha sido llamado a consultas el embajador ecuatoriano en Bolivia y se ha suspendido el viaje a Venezuela del nuevo embajador ecuatoriano en Caracas.

La orden de prisión preventiva fue dictada después de que el expresidente no se presentara en la sede de la Corte Nacional de Justicia en Quito para declarar por su supuesta implicación en el caso Balda. En lugar de comparecer ante la sede judicial en la capital ecuatoriana como vinculado en la fase indagatoria del proceso, Correa se presentó en el Consulado de Ecuador en Bélgica, donde reside con su familia desde hace un año. Además de la orden de detención, la jueza Daniella Camacho aceptó la petición de la Fiscalía de solicitar a la Interpol su arresto y extradición.

"Vieron que con falsos testimonios podían involucrar al presidente"

"En un Estado de Derecho hay que probar la culpabilidad, no es que hay que probar la inocencia. (Pero) ahora uno tiene que probar la inocencia", lamentó Correa en declaraciones dadas este miércoles a RT. "No es que yo tengo una orden de arresto por la Justicia ecuatoriana. Tengo una orden de arresto por la Injusticia ecuatoriana. Ecuador no es un Estado de derecho", continuó.

Comentando el caso del secuestro de Balda, el expresidente denunció que es una "gran ridiculez que no tiene ninguna perspectiva de éxito a nivel internacional". Balda "estaba huido de la Justicia ecuatoriana" y "se dedicaba a acciones ilegales en Colombia", afirmó Rafael Correa, subrayando que "es claro que se trata de un abuso policial". "Trataron de capturarlo unos policías y vieron que con falsos testimonios podían involucrar al propio presidente de la República", denunció el exmandatario.

Por otra parte, manifestó "tener fe" en que la Interpol rechace la orden de detención "por lo evidentemente político del caso".

"No hay ninguna prueba, ningún indicio contra mí"

Al mismo tiempo, señaló que no existía necesidad de una medida cautelar, ya que estaba colaborando con la Justicia. "Di mis testimonios, siempre estuve a la orden", subrayó. "Saben que resido en Bélgica. El fiscal pide que me presente en el Consulado de Bélgica cada 15 días, pero la jueza […] impone que me presente cada 15 días en Ecuador sabiendo que es imposible", dijo el exmandatario.

"No hay ninguna prueba, ningún indicio contra mí", enfatizó Correa a la vez que tachó la orden de detención de mecanismo "absolutamente ilegal que sería imposible en cualquier país". "Pero el mundo mira hacia otro lado. Si esto hubiera pasando en mi gobierno con un opositor político ya estaría en el Tribunal Internacional de La Haya", recalcó el expresidente.

"Hay que parar la judicialización de la política. ¡Que nos derroten en las urnas, no con sus artimañas!", reivindicó.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies