Actualidad

FOTOS, VIDEOS: Varios muertos por un tiroteo en una sinagoga de Pittsburgh, EE.UU.

Publicado:
El tirador se ha rendido tras abrir fuego dentro de la congregación Tree of Life en esa ciudad de Pensilvania. Se han confirmado 11 fallecidos.

Un hombre fuertemente armado ha perpetrado un tiroteo dentro de una sinagoga en Pittsburgh, Pensilvania (EE.UU.), antes de rendirse ante las autoridades, informa el medio local KDKA.

Se han confirmado 11 fallecidos a causa del ataque en la congregación judía Tree of Life en Squirrel Hill, donde se ha llevado a cabo un fuerte operativo policial.

Se reporta además un número indeterminado de heridos, entre ellos agentes policiales que recibieron disparos durante un enfrentamiento con el sospechoso.

El autor de tiroteo podría enfrentarse a la pena de muerte, según el Departamento de Justicia de EE.UU.

¿Qué se sabe hasta el momento?

  • Al menos 11 personas han perdido la vida, han confirmado las autoridades de Pittsburgh.
  • Al menos cuatro personas han resultado heridas
  • Tres de ellas corresponden a oficiales, cuyo estado actual es desconocido
  • El otro herido corresponde al tirador
  • El sospechoso fue identificado como Robert Bowers, un supremacista blanco de 46 años
  • Durante el ataque el tirador llevaba un fusil de asalto AR-15 y una pistola Glock. También se le encontró un arma adicional atada al tobillo y una pistola en la cintura, indica la Policía
  • El sujeto habría gritado "todos los judíos deben morir" durante el tiroteo
  • La sinagoga habría estado llena al momento del incidente

Los hechos

Fuentes policiales indicaron a KDKA que el sujeto armado entró en el centro religioso durante la mañana de este sábado mientras gritaba: "Todos los judíos deben morir". El sospechoso abrió fuego tanto dentro de las instalaciones como contra los oficiales que respondieron al llamado de emergencia.

Inicialmente se reportó que el hombre estaba en posesión de una ametralladora AK-47, pero los oficiales luego indicaron que creían que en realidad se trataba de un rifle AR-15, así como otras armas de menor calibre, informa NBC. Otros medios informan que también portaba un presunto dispositivo explosivo.

"Alerta: Hay un tirador activo en el área de Wilkins y Shady. Eviten el área", comunicó el Departamento de Seguridad Pública de Pittsburgh a través de Twitter.

Posteriormente trascendió que un equipo SWAT negoció con el tirador, que a su vez se entregó a las autoridades. El sospechoso presentaba heridas a causa de la respuesta de los agentes, que por su parte tuvieron que utilizar sus vehículos como escudos ante la reacción armada del atacante.

Las autoridades han identificado al sospechoso como Robert Bowers, de 46 años, un conocido supremacista blanco en comunidades en la Red de neonazis y extremistas de ultraderecha, de acuerdo con reportes que citan grabaciones policiales de audio.

Algunos medios reportaron supuestos audios de oficiales que atendieron la escena. "El sospechoso habla sobre que todos estos judíos deben morir. Todavía nos estamos comunicando con él", habría dicho un agente. "El sospechoso habla sobre matar judíos. No quiere que ninguno de ellos viva", se cita a otro policía.

Trascendió que en ese momento transcurría un servicio sabatino en diferentes partes de la sinagoga, y se maneja la versión de que en el edificio se encontraban casi cien personas. La Policía afirma haber recibido varias llamadas de personas atrincheradas dentro del templo, y puso en marcha una operación de evacuación.

Por otra parte, se reporta que la Universidad Carnegie Mellon, localizada cerca del centro religioso Tree of Life, ha sido cerrada y que los estudiantes recibieron instrucciones de no salir a los alrededores. 

Los fiscales federales han acusado a Robert Bowers de 29 cargos, incluido el uso de un arma de fuego para cometer un asesinato y crímenes de odio. El acusado podría enfrentarse a la pena de muerte.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se pronunció al respecto del trágico incidente. "Parece que hay varios muertos. Cuidado con el tirador activo. ¡Dios bendiga a todos!", aseveró el mandatario. Asimismo, el presidente de EE.UU. ordenó poner a media asta las banderas del país en la Casa Blanca, terrenos públicos, puestos militares, estaciones navales y barcos hasta el 31 de octubre como señal de "respeto solemne" por las víctimas del tiroteo.

Por su parte, la analista internacional Alejandra Loucau opina que los "principales responsables" del "aumento de los crímenes de odio" en EE.UU. son los políticos, líderes y los medios de comunicación que reproducen esa "ideología".

RT