Actualidad

El ministro ruso de Defensa envía notas al Pentágono sobre Siria y el INF sin obtener respuesta

Publicado:
La ausencia incluso de "una reacción formal" de EE.UU. revela su "renuencia a mantener un diálogo argumentado y profesional" con Moscú sobre temas de seguridad, se lamenta el Ministerio ruso de Defensa.

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, envió esta semana a su homólogo estadounidense, James Mattis, dos notas —una relativa a la situación en Siria y otra al Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés)— sin que haya producido ninguna respuesta en el transcurso de tres días. Así lo declaró el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Ígor Konashénkov, precisando que las misivas fueron entregadas a través del agregado militar de EE.UU. en Rusia.

"Ningún progreso" al este del Éufrates 

El primer mensaje transmite "la profunda preocupación" de Rusia por la situación en el territorio controlado por EE.UU. en Siria, al este del Éufrates, donde no se ha logrado "ningún progreso significativo" ni en el proceso político ni en la restauración "de una vida pacífica y una infraestructura socioeconómica".

Por otro lado, Shoigú señala en su misiva que la coalición internacional lleva seis meses sin poder forzar la derrota de las unidades terroristas del Estado Islámico en la zona de Hajin, donde en los últimos meses al menos 1.500 civiles han muerto a causa de los bombardeos de las fuerzas lideradas por EE.UU.

La nota se centra también en el problema del campamento de refugiados sirio de Rukban, donde más de 50.000 sirios "están literalmente obligados a sobrevivir en condiciones muy difíciles".

El analista internacional Alberto García Watson opina que la presencia estadounidense en el norte de Siria "representa la defensa de unos intereses geoestratégicos en la zona". "Provocar el caos y justificar la presencia por el caos reinante; esta es la política norteamericana", recalca el experto. 

Invitación a un diálogo "abierto y sustantivo"

En la segunda nota el ministro ruso invita a Mattis a discutir las discrepancias existentes entre los dos países en torno al cumplimiento del tratado INF y destaca que la parte rusa está "lista para un diálogo abierto y sustantivo" con el Pentágono sobre "todos los temas relevantes de la agenda conjunta".

"Ni siquiera una reacción formal"

Sin embargo, tres días después de enviar la nota, Moscú no ha recibido "ni siquiera una reacción formal" del departamento militar norteamericano, constató Konashénkov, que dijo ver en ello "la renuencia de EE.UU. a mantener un diálogo argumentado y profesional con Rusia con la vista puesta en la resolución de los problemas pendientes de seguridad regional y global".

  • El pasado 20 de octubre el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció su intención de retirarse del tratado INF, suscrito en 1987 entre EE.UU. y la entonces URSS.
  • El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, anunció el 4 de diciembre que su país no fabricará y no desplegará proyectiles de alcance medio y corto, ni realizará pruebas con ese armamento, durante los próximos 60 días, si bien en ese mismo plazo Rusia deberá "volver a cumplir" con sus obligaciones establecidas en el tratado INF, porque, de lo contrario, Washington abandonará ese acuerdo.
  • El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó en respuesta que la parte estadounidense no ha proporcionado ninguna evidencia de que Rusia viole el tratado. Asimismo, advirtió que si después de retirarse del tratado INF, EE.UU. se arma con misiles de alcance medio y corto, Rusia hará lo mismo. 

RT