X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6h2q

EE.UU. planea expandirse al Ártico ante la creciente presencia de Rusia: esto es lo que le espera

Publicado: 15 ene 2019 11:58 GMT

La Marina de EE.UU. pretende realizar una operación de 'libertad de navegación' y reabrir una base militar en Alaska, pero igualar la influencia rusa en la región puede ser difícil de conseguir.

EE.UU. planea expandirse al Ártico ante la creciente presencia de Rusia: esto es lo que le espera
Imagen ilustrativa.
US Navy / Mass Communication Specialist 3rd Class Connor D. Loessin / Reuters
Síguenos en Facebook

EE.UU. enviará un navío hacia las aguas del Ártico en una de sus usuales operaciones de 'libertad de navegación'. Así lo afirmó Richard V. Spencer, secretario de la Marina de Guerra estadounidense, añadiendo que su país planea también reabrir una base militar en Alaska.

De acuerdo con Spencer, un buque zarpará en los próximos meses en lo que corresponde a la primera operación de este tipo llevada a cabo en la región ártica. "Los estamos desarrollando mientras hablamos", indicó el funcionario en entrevista con The Wall Street Journal en referencia a los nuevos planes estadounidenses.

El secretario reveló que, tras esta operación de 'libertad de navegación', la Marina de EE.UU. tiene planes de estacionar recursos en una base que operó entre 1942 y 1997 en la isla alasqueña de Adak, añadiendo que a esas "increíbles instalaciones" podrían ser enviados buques de superficie y aviones de reconocimiento antisubmarino P-8 Poseidon.

"El concepto es, sí, subir hasta ahí", indicó Spencer, asegurando que el objetivo de esta operación es comprender mejor cómo operar en condiciones extremadamente frías. "Tenemos que llegar ahí y aprender. No hay otra manera de hacerlo", agregó.

No tan rápido

El secretario de la Marina, no obstante, admite que la misión se encuentra "en las primeras etapas" y aún no se ha decidido qué barco se utilizará para ella ni qué puertos visitará. La antigua base de Adak tampoco será reactivada de forma inmediata, pues permanece a la espera de ciertos trámites legales y administrativos.

Adicionalmente, la ruta marítima del Norte, a la que EE. UU. aparentemente planea enviar el buque, recorre costas y aguas territoriales rusas reconocidas internacionalmente, lo que le otorga a Moscú la autoridad para regular el paso de navíos por la zona. En caso de emergencia, Rusia es también la única nación técnicamente capaz de prestar asistencia a los barcos que pasen por la región, lo que dificultaría que la buscada 'libertad de navegación' estadounidense se haga realidad sin contar con ayuda rusa.

Entretanto, Moscú ha actualizado sus reglas de navegación para los buques de guerra de otras naciones que intenten navegar a lo largo de esa ruta. A partir de 2019, ese pasaje requiere el envío previo de una notificación al Ministerio de Defensa ruso, lo que podría provocar que EE.UU. altere sus planes.

Influencia ártica

Un informe realizado por Washington en noviembre defendió que, pese a que "hay un bajo nivel de amenaza militar en el Ártico", existe la necesidad de fortalecer la presencia militar en la zona para "salvaguardar los intereses de EE.UU." ante "áreas de riesgo" como el "creciente tráfico marítimo" y las "inversiones de Rusia en energía, logística e infraestructura".

Sin embargo, el objetivo estadounidense de igualar la influencia rusa en la región ártica podría ser difícil de lograr. Rusia cuenta con estaciones de radar y bases militares permanentes y autónomas, entre las que destaca el complejo conocido como 'Arkticheski Trilistnik' (Trébol Ártico).

Adicionalmente, Moscú maneja una flota de rompehielos compuesta de una treintena de navíos de este tipo propulsados por diésel, cinco rompehielos de propulsión nuclear, y en los próximos años introducirá otros tres de estos buques que se convertirán en los más grandes y poderosos del mundo.

China, otro competidor en el ámbito que también se ha fijado recientemente en el Ártico, ya ha construido su primer rompehielos de producción nacional. Mientras tanto, EE.UU. cuenta con solo un rompehielos de más de 40 años de antigüedad, al que los miembros de su tripulación se refieren como "un balde oxidado".

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies