Actualidad

Muere el bebé de la joven británica a la que el Gobierno negó el derecho a volver por apoyar al Estado Islámico

Publicado:
El ministro del Interior del Reino Unido decidió despojar a Shamima Begum de la ciudadanía británica por su afiliación terrorista, y se negó a ayudarla a regresar al país desde Siria.
Muere el bebé de la joven británica a la que el Gobierno negó el derecho a volver por apoyar al Estado Islámico

El hijo recién nacido de Shamima Begum, de 19 años, que huyó del Reino Unido a Siria a los 15 para unirse a las filas del Estado Islámico (EI) y casarse con un yihadista, ha muerto en un campamento de refugiados sirio y ha sido enterrado este viernes. Esto ocurre tres semanas después de que la joven diera a luz, según ha confirmado el abogado de la familia de Begum, Tasnime Akunjee, citado por The Guardian.

La joven fue encontrada por periodistas este año cuando estaba en el último mes de embarazo y les contó que quería volver al Reino Unido para criar ahí a su bebé en busca de mejores condiciones de vida para él, aunque no se arrepentía de haber huido de casa para unirse al EI. Sus otros dos hijos murieron en Siria.

Las autoridades británicas se negaron a tomar medidas para trasladar a Begum a Londres desde Siria, donde no hay presencia consular británica. El ministro de Seguridad, Ben Wallace, declaró que la joven podría ser ayudada si iba al Consulado británico en Turquía o Irak, pero expresó que no pondrá en riesgo la vida de sus compatriotas por ayudar "a terroristas o exterroristas en un Estado fallido".

El ministro del Interior del Reino Unido, Sajid Javid, notificó a la familia de Begum sobre su decisión de despojar a la joven de la ciudadanía, proceso cuya implementación, según admitió posteriormente, podría complicarse.

La legislación británica permite privar de la ciudadanía en ciertos casos si existen "motivos razonables para creer" que la persona podría convertirse en ciudadano de otro país, pero las autoridades de Bangladés, de donde provienen los padres de Begum pero donde la propia joven no ha estado nunca, anunciaron que no iban a concederle ciudadanía a la esposa del terrorista. El derecho internacional no permite privar a las personas de su ciudadanía única.

La decisión de Javid fue criticada por defensores de los derechos humanos. La ministra del Interior en la sombra, Diane Abbott, culpó a Javid a través de Twitter de comportamiento "vergonzoso", y afirmó que "tiene una responsabilidad moral por el bebé", que era británico.

"Va en contra del derecho internacional convertir a alguien en apátrida, y ahora un niño inocente ha muerto como resultado de la privación de la ciudadanía a una mujer británica. Es cruel e inhumano", declaró Abbott.

Covid19