Actualidad

¿Qué son las tierras raras y por qué son una 'opción nuclear' de China en la guerra comercial con EE.UU.?

Publicado:
Si Pekín prohibiera las exportaciones de materiales de tierras raras, podría paralizar la industria global, advierte un analista.
¿Qué son las tierras raras y por qué son una 'opción nuclear' de China en la guerra comercial con EE.UU.?

La escalada de la guerra comercial entre EE.UU. y China ha generado preocupaciones sobre las armas que cada parte podría usar en el conflicto, incluida la posibilidad de que Pekín decida restringir las exportaciones de tierras raras.

Esa medida económica se considera una de las opciones 'nucleares' de China en su batalla con Washington, debido a que el país asiático es el principal productor de metales de tierras raras y posee las reservas más grandes del mundo.

¿Qué son?

Las tierras raras o metales raros son un conjunto de 17 elementos químicos con características especiales: escandio, itrio y los 15 elementos del grupo de los lantánidos (lantano, cerio, praseodimio, neodimio, prometio, samario, europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio y lutecio). En realidad, no son tan excepcionales, pero son difíciles de encontrar en las concentraciones deseables y difíciles de procesar, ya que a menudo contienen materiales radioactivos naturales, como el uranio y el torio.

¿Para qué se utilizan?

Las tierras raras tienen una importancia vital para una amplia gama de industrias, desde las tecnológicas hasta las del ámbito militar. Los metales y las aleaciones que los contienen se utilizan en muchos dispositivos que utilizamos todos los días, como la memoria de la computadora, las baterías recargables, los teléfonos celulares, los imanes, las luces fluorescentes, etc. En los últimos 20 años ha habido una explosión en la demanda de muchos artículos que requieren metales raros.

Además, el Ejército utiliza elementos de tierras raras en gafas de visión nocturna, armas de precisión, equipos de comunicaciones y de GPS, baterías y otros dispositivos electrónicos de defensa.

¿Cuán importantes son para EE.UU.?

EE.UU. depende de los suministros de tierras raras de China, que representan un 80 % de sus compras globales de estos materiales. Pekín controla aproximadamente entre el 85 y el 95 % de la producción y el suministro de todas las tierras raras. El año pasado, el país asiático produjo alrededor del 78 % del volumen global de estos metales.

Las tierras raras se encuentran entre los pocos artículos chinos que las autoridades estadounidenses han excluido de la lista de artículos sujetos a aranceles, lo que demuestra "su importancia estratégica", resalta en declaraciones a RT el analista político independiente Alessandro Bruno, quien agrega que China también entiende esa importancia.  

El experto recuerda también que el Departamento de Defensa norteamericano "está preocupado por la falta de suministros adecuados de tierras raras en EE.UU., señalando que esto compromete las capacidades de fabricación de armas".

¿Utilizará Pekín su arma "estratégica"?

Las tierras raras son "ciertamente las armas que China puede usar en su arsenal de negociación comercial contra el presidente de EE.UU., Donald Trump", opina el analista.

Según Bruno, si Pekín prohibiera las exportaciones de materiales de tierras raras, podría paralizar la industria global, especialmente las tecnologías emergentes, ya que hay muy pocas opciones para obtener esos metales tecnológicos esenciales de cualquier otro lugar. Con todo, el analista precisa que "China no necesariamente quiere hacer esto, porque plantea un juego largo, y no quiere que Occidente desarrolle alternativas".

  • Las acciones de tierras raras se dispararon durante la mañana de este miércoles después de que medios estatales chinos advirtieran que Pekín podría utilizar las exportaciones de estos materiales vitales para distintas industrias como un arma en su guerra comercial con EE.UU. 
  • El enfrentamiento entre EE.UU. y China se ha agravado en las últimas semanas después de que Washington decidiera incluir en su lista negra comercial a Huawei, el gigante chino de las telecomunicaciones, al que acusa de espiar para Pekín, algo que la compañía niega.

RT