Actualidad

La popularidad de Bolsonaro cae con Brasil al borde de la recesión

Publicado:
Por décimo cuarta semana consecutiva disminuyen las previsiones de crecimiento de la economía brasileña. A pesar de que Jair Bolsonaro hizo de la recuperación del sector uno de los pilares de su campaña, el país entró en retroceso por primera vez desde el 2016.

Las previsiones de crecimiento sobre la economía brasileña descienden por décimo cuarta semana consecutiva, a pesar de que la reactivación era un pilar fundamental en la campaña presidencial de Jair Bolsonaro, cuya popularidad continúa cayendo: la aprobación hacia el político se ubica en el 34 %, mientras que el rechazo asciende hasta el 36 %

El actual mandatario de Brasil, quien ya admitió no entender "nada de economía", le delegó la tarea de frenar la recesión a Paulo Guedes, quien quedó a cargo de ese Ministerio. Aquel funcionario es llamado "superministro", porque su dependencia absorvió a otras carteras, como por ejemplo la de Comercio Exterior. 

Sin embargo, el 'Gigante de Sudamérica' presenta una caída del 0,2 % del Producto Bruto Interno (PBI) en el primer trimestre del año, comparado con los tres meses previos. Entre 2015 y 2016, bajo los mandatos de Dilma Rousseff y Michel Temer, la caída rondó entre el 1 % y 2 %, aproximadamente. Así, los números del 2019 reflejan el primer resultado negativo desde aquel entonces. 

Otros grandes desafíos para el Partido Social Liberal (PSL) son el aumento del desempleo y la deuda estatal, junto a la devaluación de la moneda local y la disminución de exportaciones. La respuesta del Gobierno fue plantear una reforma en el sistema de pensiones, aumentando la edad mínima para acceder a este beneficio: 65 años para los hombres y 62 en las mujeres. Sin embargo, antes debería ser aprobada por el Parlamento local. 

"Falta de confianza"

Para el economista Juan Jensen, "la retracción económica tiene relación con cuestiones externas, sobre todo la crisis en Argentina y las exportaciones para ese país". No obstante, también menciona "el desastre ambiental que tuvo Brasil en la industria extractiva, la retracción de la producción agrícola junto a la reducción de la confianza en consumidores, empresarios e inversores a principio de año".

Desde su punto de vista, la respuesta de Bolsonaro sobre la reforma del sistema previsional, deberá atravesar tensas etapas entre los legisladores nacionales, de quienes depende su aprobación. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT