Actualidad

El islamista del EI que decapitó a una turista escandinava en Marruecos lo hizo porque "los cruzados masacran a los musulmanes en todo el mundo"

Publicado:
El principal sospechoso aseguró que lamenta el crimen, perpetrado en diciembre de 2018, pero se negó a abjurar del Estado Islámico.
El islamista del EI que decapitó a una turista escandinava en Marruecos lo hizo porque "los cruzados masacran a los musulmanes en todo el mundo"

Uno de los principales sospechosos del asesinato de dos turistas escandinavas en diciembre del año pasado en Marruecos confesó haber decapitado a una de las jóvenes. La confesión tuvo lugar durante una audiencia judicial celebrada el pasado 30 de mayo en el tribunal antiterrorista de Salé, cerca de Rabat (Marruecos).

Abdessamad el Joud, de 25 años, durante el juicio reconoció que el asesinato de las mujeres fue un acto premeditado, ya que él y otros tres detenidos estuvieron deambulando por la zona del crimen durante cuatro días antes de elegir a las víctimas.

"Teníamos como objetivo a los turistas, esos cruzados que masacran a los musulmanes en todo el mundo, que destruyen las mezquitas y bombardean a grupos de musulmanes", cita al sospechoso la revista marroquí Telquel.

En cuanto a los detalles del crimen, por el momento no está claro a cuál de las dos jóvenes asesinó El Joud, ya que solo recuerda que decapitó a una de ellas. Pese a asegurar que lamenta haber matado a la chica, se negó a renegar del grupo terrorista Estado Islámico. La otra víctima fue decapitada a manos de un cómplice de El Joud, mientras que el tercer implicado lo filmó y posteriormente difundió las imágenes en las redes.

Antes de cometer el crimen, El Joud y sus compañeros habían aparecido en un video difundido a través de las redes sociales en el que juraban lealtad al Estado Islámico. 

Además, transcendió que Abdessamad el Joud ya había sido juzgado en 2014 por intentar viajar a Siria con el fin de unirse al grupo terrorista. Fue condenado a varios meses de cárcel y tras su liberación empezó a reunirse con sus cómplices y a deliberar las posibilidades de llevar a cabo la yihad en territorio marroquí.

En total, en el caso del asesinato de la danesa Louisa Vesterager Jespersen, de 24 años, y la noruega Maren Ueland, de 28, están procesadas 24 personas: 23 de nacionalidad marroquí y el hispanosuizo Kevin Zoller Guervos, acusado de instruir a varios de los detenidos en el manejo de armas. Los cuerpos sin vida de Jespersen y Ueland fueron hallados el pasado 17 de diciembre cerca de su tienda de campaña en un área aislada cerca del pueblo de Imlil, en el camino al monte Toubkal, el pico más alto del norte de África y un popular destino de senderismo y 'trekking'.

RT