Actualidad

Capturan en México al sacerdote señalado como presunto asesino del estudiante Leonardo Avendaño

Publicado:
Las autoridades pudieron confirmar que el sospechoso fue el último en reunirse con Avendaño gracias a grabaciones de cámaras de vigilancia del día del asesinato.
Imagen ilustrativa

Este miércoles fue detenido en Ciudad de México un sacerdote señalado como el presunto autor del asesinato de Hugo Leonardo Avendaño Chávez, alumno de la Universidad Intercontinental, desaparecido el pasado 11 de junio y hallado muerto al día siguiente.

De acuerdo con el diario El Sol de México, el sacerdote, identificado como Francisco Javier Bautista Dávalos, se desempeña como rector de la parroquia de Cristo Salvador de la capital mexicana. Fue capturado por miembros de la Procuraduría General de Justicia tras varios días de seguimiento para rendir indagatoria ante la Fiscalía de Homicidios.

El propio religioso había sido el encargado de oficiar la misa de despedida de Leonardo en esa iglesia el 14 de junio, cuando sus familiares llevaron el cuerpo del estudiante para darle el último adiós. 

Posibles evidencias

La orden de captura contra Bautista Dávalos fue emitida con base en ciertas evidencias que apuntan a su posible implicación, entre ellas, una llamada que la víctima hizo al sospechoso la noche de su desaparición. Asimismo, las autoridades pudieron confirmar que el sospechoso fue el último en reunirse con Avendaño gracias a grabaciones de cámaras de vigilancia del día del asesinato.

La última vez que Leonardo fue visto salía de su casa sobre las once de la noche en dirección a la parroquia dirigida por el religioso, donde se desempeñaba como diácono. A partir de ese momento, sus familiares perdieron contacto con él.

Según detalla Milenio, ambos se reunieron en la iglesia algunas horas y después salieron. Cada uno abordó su vehículo, pero se dirigieron hacia el mismo rumbo. El análisis de los videos obtenidos señala que los automóviles se perdieron de vista en la colonia Héroes de 1910, de donde solo salió el automóvil del sacerdote, con rumbo al aeropuerto internacional de la Ciudad de México.

Al día siguiente en esa zona, el cuerpo de Leonardo, de 29 años, fue encontrado en su camioneta con señales de asfixia y tortura.

RT